Cayo Lara dice que a los especuladores les ha tocado el «gordo» con el Gobierno de Rajoy

nuevatribuna.es

Después de analizar más al detalle la composición del equipo de Rajoy, Cayo Lara ha criticado a quien dirigirá las políticas económicas, cuyo currículum incluye haber sido el presidente de Lehman Brothers para España y Portugal en el momento en que quebró el gigante financiero, según ha recordado.

En su opinión proviene del «núcleo duro» de la especulación financiera y su objetivo es precisamente la defensa de ese sector y no de lo público.

No se ha mostrado nada sorprendido por los perfiles de los trece ministros, ha dicho en una rueda de prensa en la Cámara, porque «la sorpresa» hubiera sido que el neoliberalismo hubiera quedado fuera de este primer gabinete de Rajoy.

De otro de los responsables económicos, Cristóbal Montoro, en Hacienda y Administraciones Públicas, el coordinador de IU ha señalado que parece que tiene la misión de «ajustar» e imponer un «corsé de hierro» a las comunidades autónomas.

A Lara, quien desearía «equivocarse» en la percepción negativa que tiene inicialmente del Ejecutivo, tampoco le gusta la elección de Pedro Morenés para la cartera de Defensa, un hombre con intereses en la industria del armamento -ha asegurado- puesto que ha sido director general para España de la firma de misiles MBDA. Prevé, además, que se estrechen los lazos militares con Estados Unidos.

Del nuevo titular de Interior, Jorge Fernández Díaz, a quien le tocará lidiar con el fin de las armas decretado por ETA, ha señalado que esperaba que nadie pusiera «ninguna china» para lograr el final definitivo de la violencia y la disolución de la banda armada.

Ha afirmado igualmente que esperaba que actúe como responsable de Interior y no como ministro de la gobernación ante la movilización que Lara pronostica que se incrementará de continuar la política de recorte «duro».

Críticas también ha tenido para Alberto Ruiz-Gallardón, ahora ministro de Justicia, sobre todo por «haber faltado a la palabra dada» a los madrileños, que le eligieron hace unos meses para seguir al frente de la Alcaldía.

Otra cosa que le ha afeado ha sido que haya abanderado la austeridad cuando -ha recalcado- ha dejado un ayuntamiento con una deuda de casi 7.000 millones de euros, la más alta de los municipios españoles.

En principio, el número de ministerios del organigrama de Rajoy, trece (dos menos que en el último Ejecutivo socialista), le parece suficiente para desarrollar la tarea de gobierno, y tampoco ha hecho especial hincapié en la ruptura de la paridad (cuatro mujeres) al entender que lo importante son los resultados que se obtengan.

Del mismo modo, tampoco ve un perfil «extraordinariamente radical» en la herencia que ha quedado del primer presidente del PP, José María Aznar (tres fueron ministros y otros tres secretarios de Estado), y sólo ve en De Guindos una línea «más aznarista».

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS