Catalunya: La Generalitat podrá realizar Consultas Populares si Madrid (los que mandan) le autorizan

Una de las apuestas de ERC

La Generalitat aprueba un anteproyecto de Ley de Consultas con voluntad de "utilizarla"

BARCELONA, 31 Mar. (EUROPA PRESS) –

La Generalitat aprobó una de las apuestas de ERC para esta legislatura, su anteproyecto de Ley de Consultas Populares por vía referéndum, que ahora iniciará su tramitación parlamentaria."Esta es una ley que la queremos para utilizarla", declaró el conseller de Gobernación y Administraciones Públicas, Jordi Ausàs.

Es un texto "totalmente constitucional", declaró el conseller, puesto que todas las consultas que se planteen en Catalunya, ya sea a nivel municipal o autonómico, necesitarán el visto bueno del Estado para salir adelante.

Ausàs recordó que, cuando se apruebe la ley, podrán convocarse consultas sobre todo tipo de asuntos de competencia de la Generalitat, incluida la financiación autonómica y la autodeterminación de Catalunya.

En cualquier caso, la consulta se hará con el aval del Estado, quien "tiene que tener la última palabra" ya que así lo establece la Constitución, dijo Ausàs, quien añadió que la Ley de Consultas es el texto "más ambicioso" que puede hacerse dentro del marco político legal.

De hecho, en el Estatut se incluyen entre las nuevas competencias de la Generalitat la posibilidad de convocar consultas populares vía referéndum con el aval del Estado, por lo que la nueva ley desarrolla el Estatut en este ámbito, dijo Ausàs, y destacó la "carga política importantísima" que significa querer realizar un referéndum.

VÍAS PARA PROMOVER UNA CONSULTA

El anteproyecto de ley incluye las distintas vías mediante las cuales se puede solicitar a la Generalitat o a un ayuntamiento convocar una consulta.

En el caso de un referéndum autonómico, se puede hacer a propuesta del presidente de la Generalitat, con el voto de una quinta parte de los diputados del Parlament o de dos grupos parlamentarios, mediante la recogida de firmas del 3% de la población, y si lo solicitan el 10% de ayuntamientos de Catalunya que representen a medio millón de habitantes.

Luego, el Parlament debe aprobar la consulta por mayoría absoluta, y finalmente se solicita la autorización de la consulta al Estado.

El Govern, además, debe comparecer ante el pleno del Parlament y pronunciarse sobre su opinión en relación al resultado de la consulta, en el plazo de 180 días desde su realización.

En el ámbito municipal, el promotor de la consulta puede ser el alcalde, la mitad más uno de los concejales, y un porcentaje determinado de vecinos, que varía según la población. En cualquier caso, la convocatoria debe ser aprobada por mayoría absoluta del pleno.
NOTICIAS ANTICAPITALISTAS