Casi 1.800 temporeros agrícolas conviven en asentamientos chabolistas en la provincia de Huelva

Por Kaos Estado Español

Municipios como Palos de la Frontera, Moguer, Lepe o Lucena del Puerto son los que cuentan con un mayor número de personas que residen en estos campamentos que, en la mayoría de los casos, se mantienen a lo largo de todo el año, si bien, sus habitantes descienden de forma considerable al llegar el verano.

Según los últimos datos disponibles casi 1.800 temporeros agrícolas conviven en la actualidad en asentamientos chabolistas repartidos por toda la provincia onubense, un número que se ha duplicado desde el mes de enero.  Como en años anteriores, el pico más alto se registra en este mes de marzo y, según las previsiones, se mantendrá hasta el mes de junio.

Una dura realidad social en la que la figura del voluntariado de las ONG’s es vital, por cuanto ofrece una colaboración inestimable hacia estas personas, prestándoles ayuda para cubrir sus necesidades básicas y asesoramiento de todo tipo.

Es lo que sucede, por ejemplo, con el caso de Cruz Roja, que mantiene una asistencia enmarcada en el Proyecto de Atención a Personas Vulnerables en Asentamientos. Un plan que tiene como antecedentes las respuestas facilitadas por esta organización a los colectivos de inmigrantes, solicitantes de asilo, personas con protección internacional y otros colectivos en situación de vulnerabilidad.

Su objetivo es mejorar su calidad de vida con diferentes actuaciones, desde la cobertura de las carencias más básicas, como la alimentación, el abrigo y la higiene, hasta actuaciones dirigidas a disminuir el grado de vulnerabilidad y deterioro de estas personas.

Una labor anónima y callada que se ha convertido en una mano tendida hacia este colectivo, que atiende a la población que vive en los asentamientos.

Efectivamente, Cruz Roja Huelva lleva a cabo un proyecto de atención a inmigrantes que se encuentran en situación alegal en la provincia onubense, sobre todo, en aquellos municipios en los que hay explotaciones agrícolas dedicadas a la fresa.

Este programa se lleva a cabo desde el año 2006, manteniéndose hasta la actualidad. Se calcula que, en este tiempo, han sido atendidas 7.000 personas, eso sí, teniendo en cuenta que muchas no están aquí de forma permanente, sino que se van cambiando de lugar de residencia en España según la época del año, con el objetivo de ir buscando diferentes provincias donde poder trabajar.

Fuente: Agencias

-->
COLABORA CON KAOS