Carta por el día de las madres de l@s pres@s de La Voz del Ámate

4

10 de Mayo de 2008.

A todas las Madres de La Otra Campaña.
A todas las Madres Zapatistas.
A todas las Madres de las Organizaciones Civiles Nacional e Internacional.
A todas las Madres que trabajan en los medios de comunicación.

Nosotros los presos políticos de “La Voz del Ámate” adherentes a La Otra Campaña del EZLN y Grupo Zapatista, les saludamos a todos y a todas y desde lo más profundo de nuestros corazones, porque celebramos a las madres de Chiapas, México y del Mundo.

Hermanas, es un placer infinito sentir en lo más profundo de nuestro corazón el amor del ser que dio todo por nosotros, la que lucho contra viento y marea, celosa y amorosa, la que en las buenas y malas seguimos siendo sus hijos, por eso gracias madre Díos jamás se equivocó al dejar en este mundo al ser con cuerpo de amor. Gracias por ser mi madre, mi amiga, la que formó en mí el respeto a la vida, jamás dudaré de tus palabras porque sé que con el amor que me hablas llenas todo mi corazón de confianza, dichoso todos aquellos que aún tenemos a nuestra madre, ella jamás duda en vernos ya que en los días de visita a este penal donde estamos privados de nuestra libertad, desde muy temprano esta formada y desesperada por vernos, auque yo sea un adulto, para ella jamás dejaré de ser el niño que lleva en su corazón. Muy a menudo me recuerda de mis travesuras cuando era niño, al ver su rostro veo sus arrugas y la nieve de sus cabellos, la abrazo a mi madrecita pegándola a mi pecho. Le pido a Dios que tarde más a mi lado, ésta semilla de amor que tiene lo más grande y puro en mi corazón.

Para los que ya no la tenemos, siempre en nuestra oraciones pedimos por ella y con esas lagrimas y gestos de sentimientos, prendemos una vela en su nombre, recordando siempre todo y cada uno de los sacrificios que ella tuvo que pasar para darnos la vida.

Por eso a ti gran señora, hoy y siempre vives y estas presente en cada momento feliz o difícil sabemos lo que lloras cuando recuerdas que parte de tu vida está prisionera, amas en la soledad con tristeza, fidelidad y entrega, te amo madre, siempre dejaste de comer para que yo viviera, me arrullaste entre tus hermosos brazos, me cubriste con tu reboso escarlata, nuca me abandonaste pues siempre iba en tu hombro, el lugar donde nacimos es demasiadamente pobre, nunca hubo criticas o beneficios sociales para nuestra madre, nos criamos con la bendición de Dios y los medios naturales, nuestra sobrevivencia jamás permitió hacerte tantos halagos, todo el tiempo era de vivir trabajando en el campo que a veces los 10 de Mayo juntábamos las cosechas para alimentarnos. En nuestras comunidades indígenas a diario celebramos la fortaleza y el amor de nuestra madre que siempre nos enseño como vivir la vida.

Por eso pedimos que en todos los hogares pobres haya algo de comer por todos los días que se celebren a las madres.

Nunca más un día sin nuestras madres

Respetuosamente
La Voz del Ámate
Presos Políticos Adherentes a La Otra Campaña del EZLN