Carta al pueblo de Coripe

Por Jaume Barberà

El franquismo ya acabó, mejor dicho, asesinó en 1940, a un presidente legítimo. Ustedes lo están emulando. Ustedes son víctima de los tejemanejes de las oligarquías centralista y borbónica que haciendo mangas y capirotes con las leyes, privatizan el sol, evitan que sean cultivadas la tierras andaluzas, protegen sus privilegios y chanchullos y persiguen a todo el que se atreva a disentir o pensar de diferente forma.

Señores de Coripe:

El Retiro Obrero Obligatorio y la jornada de ocho horas, conseguidos ahora hace cien años, fueron un logro catalán. Cataluña ha sido motor del progreso económico y social de España. Cientos de miles de andaluces tuvieron que emigrar a Cataluña, dado que en su tierra no tenían ningún tipo de salida. Cataluña es tierra de paz, es tierra de acogida, es tierra de dignidad, la que les falta a ustedes cuando representan este tipo de actos. A ustedes les están inoculando la enfermedad del odio. A ustedes les están enfermando. Que sea el AMPA quien decida que hay que acabar, aunque sea metafóricamente, con un presidente legítimo, votado por todo un pueblo, indica el grado de infección que ustedes tienen en sus adentros. El franquismo ya acabó, mejor dicho, asesinó en 1940, a un presidente legítimo. Ustedes lo están emulando. Ustedes son víctima de los tejemanejes de las oligarquías centralista y borbónica que haciendo mangas y capirotes con las leyes, privatizan el sol, evitan que sean cultivadas la tierras andaluzas, protegen sus privilegios y chanchullos y persiguen a todo el que se atreva a disentir o pensar de diferente forma. Ustedes son víctima de las mentiras y desinformaciones de los medios de la meseta que con su “a por ellos” o con su ilegítimo 155, persiguen a todo un pueblo pacífico cuyo único pecado ha sido resistirse a las arbitrariedades de un poder mal establecido y luchar por su supervivencia.

No hace falta que les diga, a ellos y a ustedes, que tienen mi más absoluto desprecio.

Para terminar les diré que estos mismos medios que tienen tanta influencia en la contaminación de sus cerebros, están usando el mismo sistema de Radio Ruanda que, desgraciadamente, acabó con un execrable y abominable genocidio. Allá ustedes.

 

Enlace con la carta

 

 

 

 

 

COLABORA CON KAOS