Caridad e hipocresía: dos pilares indispensables de la ética capitalista

Publicidad

 

La caridad degrada a aquellos que la reciben.
George Sand

Capitalismo: un mundo de caridad e hipocresía

La caridad, como concepto, consiste en dar al que no tiene. Esto hace que, en la cultura dominante cristiana, sea considerada la reina de las virtudes teologales.[1]

En el capitalismo, solo un grupo muy pequeño, ni un 10% de la población es poseedor de todos los bienes de la Tierra; esto hace que el 90% restante consista de personas desposeídas. Según un informe reciente de Oxfam, “las 85 personas más acaudaladas acumulan tanta riqueza como la mitad de la población más pobre del planeta […] Casi la mitad de la riqueza mundial está en manos de sólo el 1% de la población”.[2]Después de haber robado a los que ahora no tienen, los pudientes propietarios tienen y dan, practicando de este modo la caridad. De aquí que, al practicar la limosna, los ricos ladrones se convierten en dadivosos y caritativos, a la vez que degradan a los desposeídos que la reciben.

La hipocresía es hermana gemela de la caridad, pues es el acto de dar al necesitado después de haberle robado sus bienes materiales necesarios para mantener una vida digna, en base a sus propios dones creativos y laboriosos. Mediante la caridad, los propietarios optan por ignorar el latrocinio cometido con las propiedades comunales actuando hipócritamente con manifestaciones de bondad asistencial.

La caridad toma muchas formas, desde la hipocresía que contiene el gesto del esplendoroso rico filántropo, hasta el óbolo del más modesto artesano. Dan al necesitado sin preguntarse porque ellos tienen para dar, mientras que los otros han de recibir porque no tienen. De aquí que, para las personas propietarias, no aparezca, y menos tenga sentido, la idea de la justicia distributiva. La justicia, como valor, no tiene cabida, si acaso es algo cardinal, una preocupación menor o subsidiaria de la caridad. Es decir, en el cristianismo, a la justicia se la considera como una virtud moral o cardinal, de segundo orden en importancia ética.

En el capitalismo, la caridad y la hipocresía son dos pilares básicos para su pervivencia. Permite a los poderosos ocultar la existencia de los mecanismos sistémicos que generan la desigualdad y, más grave, la injusticia social. Practican el juego de las máscaras, de esconder su comportamiento egoísta y ladronzuelo detrás de las mismas. En los epígrafes siguientes, tomando hechos concretos, iremos desgranando situaciones y comportamientos en los que aparecen la caridad, la hipocresía y la injusticia como elementos sistémicos para la continuidad del capitalismo.

Sobre la igualdad / desigualdad en el sistema

  • El blindaje del presidente del BBVA sube a 81 millones de euros. “Francisco González cobraría esta indemnización, compuesta por su plan de pensiones de 61 millones y 20 millones por despido, si le echan del banco antes del 2010. Además de la retribución anual, un año con otro, ronda los 5,5 millones de euros más. Los altos consejeros de este banco, así como los del Santander y otras entidades de esta  índole, perciben cifras similares. Él mismo reconoce que esta cantidad puede ser “éticamente discutible”, pero que lo defiende porque en otras entidades similares pagan lo mismo”.[3]
  • “La policía alemana investiga a 1.000 millonarios por fraude fiscal. “La prensa alemana asegura que se trata de la mayor acción policial de la historia en contra de personas que hasta ahora parecían intocables […] La policía alemana inició una gigantesca redada en contra de más de un millar de millonarios, entre los que hay empresarios, ejecutivos, artistas famosos y deportistas de élite, sospechosos de evadir el pago de impuestos mediante transferencias opacas al fisco de varios miles de millones de euros al extranjero”. [4] “El fraude fiscal enfrenta a Liechtenstein con Alemania. El principado acusa de <<violar su soberanía>> al comprar datos robados. El enfado de la dinastía gobernante estalló después de que el Gobierno alemán confirmará que sus servicios secretos pagaron entre 4 y 5 millones de euros a un informador para hacerse con datos robados sobre contribuyentes alemanes de un banco del pequeño estado alpino […] La primera victima de todo el escándalo de fraude tributario ha sido Klaus Zumwinkel, hasta ayer presidente de Deutsche Post, quien se ha visto obligado a abandonar apresuradamente la empresa de correos”.[5] La cancillera Angela Merkel se reunirá con la patronal para tratar el escándalo y aplicar un sistema que facilite una mayor transparencia así como las reformas legales en los paraísos fiscales que dificulten la evasión de impuestos.
  • “La Agencia Tributaria analiza información sobre ciudadanos españoles incluidos en las listas de cuentas y depósitos bancarios de Liechtenstein usados presuntamente para la evasión y el fraude fiscal. Este organismo informó en un comunicado de que una vez analizada esta información se abrirán, si procede, las correspondientes inspecciones o se remitirán los expedientes a los órganos judiciales en el supuesto de posible comisión de delitos fiscales” […] Un comentarista opina que “esto no es nada, ahora parece que Merry Linch esta pasando por momentos de apuro y curiosamente las economías también. En las décadas de los 80 -90 sus principales clientes eran las Entidades Públicas de las Juntas y Generalitats, el dinero, miles de millones, salía a Bancos clasificados con el AAA de Europa, generalmente Holandeses, Franceses y Alemanes que garantizaban el capital mas un 5%, después este dinero pasaba a un Programa con la Merry Linch (con su filial en Londres) que duraba 42 semanas”.[6]
  • La Agencia Tributaria analiza información sobre ciudadanos españoles incluidos en las listas de cuentas y depósitos bancarios de Liechtenstein usados presuntamente para la evasión y el fraude fiscal. Este organismo informó en un comunicado de que una vez analizada esta información se abrirán, si procede, las correspondientes inspecciones o se remitirán los expedientes a los órganos judiciales en el supuesto de posible comisión de delitos fiscales.

Sobre la filantropía / estafa  ejercidas por fundaciones y personajes célebres

  • George Clooney, frecuente embajador de causas filantrópicas patrocinadas por la ONU, gastó 33.000 euros en San Valentín. El artista “y su novia pasaron la noche de San Valentín en un hotel de Las Vegas, donde no escatimaron en gastos: pagaron 33.000 euros por una suite con piscina, sauna, una cama rotatoria y cascada de agua incluida, entre otros caprichos”,[7] aparte de los otros gastos que permanecen desconocidos.
  • “El “New York Post” ha revelado que, en 2008, la fundación de Bono obtuvo donaciones por valor de unos 15 millones de dólares, de los que solo 184.732 dólares fueron destinados a las obras de caridad. Mientras que destinó 8 millones a cubrir los salarios de sus empleados y gestores. Además, los documentos obtenidos por el “New York Post” muestran que se entregaron cajas con lujosos regalos a medios de comunicación y diversas organizaciones”.[8]
  • “La comisaria europea de competencia, Neelie Kroes, asestó ayer otra nueva sanción descomunal a la empresa Microsoft: 899 millones de euros de multa, la mayor jamás impuesta a una sola compañía en la Unión Europea, lo que eleva ya a casi 1,700 millones de euros la cuantía total de las penas con que la señora Kroes y su antecesor en el cargo han castigado al gigante de la informática […] Entiende la Comisión que Microsoft cobró a sus competidores un precio excesivo sobre la información sobre interoperabilidad que les suministra para que estos puedan hacer compatibles sus productos con el sistema operativo Windows, que copa casi la totalidad del mercado al estar presente en el 95% de los ordenadores personales”.[9] Es decir, la multinacional se aprovecha de su poder monopolístico para robar legalmente al resto de empresas del sector directamente, y a los millones de consumidores indirectamente. Después, la familia Gates, a través de su fundación, de la que recibe grandes rebajas fiscales, pretende lavar su imagen de usurera y, de paso, que los reconozcan socialmente como filántropos con premios como el del Príncipe de Asturias y demás.
  • De hecho, según pregunta Slavoj Zizek, “si las empresas no pudieran deducir impuestos a través de gestos altruistas o de apoyo a la comunidad, ¿continuarían teniendo campañas de altruismo?”.[10]

En el capitalismo, a río revuelto, todo el mundo se siente justificado a robar, defraudar, timar, abusar del prójimo, especialmente los jueces, las fuerzas de seguridad y del orden, funcionarios de prisiones y relacionados con los servicios sociales, etc.

  • Ocho guardias civiles imputados por presuntas torturas. “Un juzgado de San Sebastián ha llamado a declarar a ocho agentes de la Guardia Civil, como imputados, en la causa abierta para investigar las torturas denunciadas por los presuntos miembros de ETA Igor Portu y Martin Sarasola […] Según el informe del Hospital Donosita, Igor Portu presentaba una costilla rota, un derrame pleural, una hemorragia en el ojo izquierdo, así como múltiples hematomas, erosiones y abrasiones en las rodillas y en los tobillos, entre otras lesiones. Sarasola también denunció haber sido torturado en su testimonio ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska, tras permanecer cinco días incomunicado”.[11]
  • Desmantelada una mafia policial que facilitaba papeles a inmigrantes ilegales. La Unidad de Asuntos Internos está tratando de desenmascarar una compleja y completa trama de corrupción policial relacionada con la Brigada Provincial de Extranjería y Documentación de la Policía. Según los investigadores, los detenidos formarían parte de un entramado que se dedicaba a cobrar por facilitar documentación en regla para inmigrantes en situación de irregular, entre otras actuaciones”.
  • “Los colectivos de mujeres acusan a los jueces de boicotear la Ley Integral contra la Violencia de Género […] Tenemos por fin una Ley por la que hemos luchado muchos años. El problema es que en determinados juzgados se está boicoteando […] Y lamentan que sus señorías sigan convirtiendo a la mujeres en victimas de un maltrato institucional”.[12]
  • Hasta el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, “fue ayer muy crítico con la sentencia dictada por el Tribunal Constitucional que consideró prescritos los delitos de estafa y falsedad por los que habían sido condenados a tres años y cuatro meses de cárcel los banqueros Alberto Cortina y Alberto Alcocer por el Tribunal Supremo en el 2003”. En vez de centrarse en las causas del delito se fijo en la forma en como se desarrollo el juicio, de tal manera que “permite a los acusados quedarse con el dinero de la estafa”.[13] Cualquier ladronzuelo que robe una bicicleta recibe más atención y mas condena, lo cual, por tanto, no podemos quejarnos del trato diferenciado que da el judicial a los ciudadanos de una clase y otra.

Sobre algunos personajes que saben vender su hipocresía en forma de progresía

Votar es un derecho, con lo cual cada persona puede hacer con él lo que piense que su compromiso ideológico le orienta. De ahí a que nos quieran vender esta opción como una heroicidad, como el que argumenta que se tapa las narices, o el que apuesta a quien sea el primer candidato que nombre a Bardem, como es el caso del follonero Jordi Évole, se pasa un pelín. Decir que los políticos se dejan la piel en las campañas electorales como si fuese un mérito especial, sin mencionar que muchos currantes se dejan la vida diariamente por accidentes laborales o enfermedades profesionales, y nadie se acuerda de ellos, es una manera de dar jabón a los políticos, y de hacer propaganda para que los abstencionistas tengamos mala conciencia y nos animemos. Son formas subliminales de combatir la abstención presentándose como si fuesen personajes críticos con las elecciones. Su decisión de acudir a ejercer su derecho al sufragio universal entra dentro de sus prioridades que no deben esconder en la forma sutil de reparos a los candidatos que no cumplen pero que hay que hacer como tratándose de un mal menor. Se quedó descansado cuando el que nombró al actor oscarizado fue el candidato del PSOE.

Resumen en forma de nota

Estas reflexiones se escribieron en marzo del 2008. Nos parece que anticipaban muchas de las corrupciones, corruptelas y demás inmoralidades que se han convertido en comportamiento habitual para los tribunales, y lo que es peor, son vistas y aceptadas por el gran público como una forma o estilo de vida completamente <<normal>>, a veces incluso a ser imitado.

Desde entonces, las cosas no han cambiado, excepto que la crisis iniciada el 2008 ha agudizado el paro, la pobreza y la desigualdad, a la vez que el Estado aprovechó varias reformas sociales para desembarazarse de las responsabilidades contraídas con la ciudadanía mediante las políticas públicas de bienestar. Este vacío hizo proliferar la asistencia privada mediante la ampliación de bancos de alimentos (se dice que el Opus Dei controla la mayoría de estas iniciativas) y otros mecanismos similares de ayuda social. La caridad privada está en su auge: las ONGs que la administran frotándose las manos ante el negocio que supone; los ricos, ocultos detrás de sus máscaras hipócritas y caritativas, no la asumen; ha de ser la bondad caritativa de los corazones de las gentes de buena voluntad la que responda en la medida de sus posibilidades. El buenismo es la doctrina <<social>> que hoy triunfa. ¿Qué pasó con aquella izquierda transformadora, anticapitalista?

José Iglesias Fernández

Barcelona, abril del 2008

Recuperado el 8 enero del 2014



[2] Oxfam. Una reducida élite se beneficia de la manipulación de las reglas políticas en detrimento del resto del mundo. En http://www.oxfam.org/en/node/35302

[3] Virginia Zafra en Público. 9 febrero del 2008.

[4] Gonzalo Cáceres en El Periódico de Cataluña. 19 febrero del 2008

[5] Agencias, en El Periódico de Cataluña. 20 febrero del 2008

[6] La Vanguardia. 26 febrero del 2008.

[7] El Periódico de Cataluña. 19 febrero del 2008

[9] El Mundo. 28 febrero del 2008.

[11] Guillermo Malaina en Público. 13 febrero del 2008.

[12] El Mundo. 28 febrero del 2008.

[13] Público. 22 febrero del 2008.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More