Capitalismo cubano en su estado puro y monopólico 2

Ante todo, debemos entender que estamos en presencia de una Economía diferente y totalmente aislada de la Economía “Socialista” Estatizada, en pesos cubanos, que se presenta a todos como la Economía Cubana.

Esta otra es una economía CAPITALISTA al 100%, QUE NO ES CONTROLADA POR LAS INSTITUCIONES DEL ESTADO y por tanto NO responde a los intereses, políticas y filosofía del Estado “Socialista”; y mucho menos al Pacto Social existente..

Es la ECONOMÍA que la Oligarquía utiliza para enriquecerse a espaldas de las instituciones estatales y el Pueblo; utilizando, sin siquiera pagar, las instalaciones y recursos del Estado; sin pagar impuestos y explotando por igual a los ciudadanos obligados a comprar en sus tiendas como Clientes cautivos y a los migrantes que envían las remesas.

Sigámosle la pista al dinero:

Sin importar la forma en que se envíen las remesas y se recauden las divisas reales; envío de dinero por Internet, efectivo recaudado por Agentes “libres”, Empresas Legales especializadas en envío de dinero, ventas en línea de productos y “regalos” para entregar en Cuba, recargas de celulares, cobros con tarjetas de crédito o débito, o lo que sea, TODAS las divisas reales, recaudadas por esta «economía», se depositan en cuentas de diversos bancos, en el extranjero, a nombre de testaferros y empresas fachada, todo controlado, contable y operativamente, desde una Cuenta Maestra, que es administrada por un grupo muy reducido de personas.

Ese dinero se colocan en diversos Portafolios de Inversión; que van del sector inmobiliario a las inversiones de riesgo, incluyendo inversión bancaria a tasa fija y variable, especulación con divisas, inversión y especulación en las bolsas de valores, etc.

Se dispone de diversos operadores financieros que manejan el dinero (lo hacen “producir”) pero TODO se controla desde un puesto de mando unificado.

La Regla de Oro es; NO tocar el Capital y solo utilizar parte de las utilidades que genera el Portafolio de Inversiones.

Hablamos de DECENAS de MILES de MILLONES de DÓLARES, acumulados por años, que Controla un pequeñísimo grupo de personas, que no dan cuentas a NADIE.

Es importante hablar del dinero en sí, involucrado en esta Economía Capitalista:

Existen dos tipos; la divisa real y el peso cubano convertible que NO es una divisa real, aunque nos lo vendan como tal.

La divisa real va al extranjero y se reproduce vía el portafolio de inversiones, como ya vimos, una parte de sus utilidades sirven para cubrir totalmente los costos de las mercancías, insumos y gastos generales en el extranjero de las Corporaciones; el resto o se reinvierte en el portafolio de inversión, o se utiliza de forma discrecional para lo que se estime conveniente en su momento.

El peso cubano convertible (NO confundir con el otro peso cubano), que mueve la Economía en “divisas” de la Isla, nunca sale de esta. Tiene las siguientes características:

– Es impreso por el Estado cubano, por lo que su disponibilidad es ilimitada.

– Como el juego es cerrado, la cantidad circulante puede ser controlada.

La tasa de cambio se establece arbitrariamente, por lo que no representa el valor real de ninguna economía.

En un juego cerrado, sin competencia, esto le permite ser una moneda sin riesgo, con la que se puede crear y administrar una economía “especial”, totalmente manipulable y muy estable; la Economía Interna en moneda “convertible”.

En un inicio las Corporaciones fueron formadas con CAPITAL ESTATAL. A partir de ahí su operación pasó a ser CAPITALISTA autónoma, aunque rinden cuentas a un mando central.

Las Divisas reales que obtienen estas Corporaciones, ya sea de sus propias operaciones en territorio Nacional o el Extranjero o de la asociación con inversionistas extranjeros, son enviadas a la CAJA CENTRAL, de ahí pasan a la Cuenta Maestra, distribuyéndose entre los diversos operadores financieros, sumándose de esa forma a las remesas y demás ingresos, e integrándose al proceso explicado arriba.

OJO: No debemos confundir esto con el dinero del Estado, las cuentas del Estado cubano, ni sus operaciones en divisas; estas son otras cuentas, otras operaciones, otra economía al margen.

Los Pesos convertibles siguen dentro del País, no sirven para nada en el extranjero.

Cuando una Corporación necesita divisas reales, las solicita a la Caja Central quien se las entrega, previa autorización.

– Los productos, servicios y gastos de estas Corporaciones en el extranjero, se pagan con las divisas reales que les entrega la Caja Central, previa autorización y con un techo determinado. Como ya vimos, ese dinero sale de las utilidades del Portafolio de Inversiones.

Los productos e insumos que adquieren las Corporaciones, en el extranjero, se compran a precios de mayoreo, libres de impuestos, de calidad y origen “dudoso”, por decir lo menos.  NO pagan impuestos de ningún tipo, ni de importación ni al ser compradas en su origen; tampoco pagan sus correspondientes costos de operación portuaria o aeroportuaria y generalmente tampoco pagan costos de transportación pues se realiza en barcos y aviones estatales o rentados por empresas del Estado y sus costos los absorbe el Estado, mezclado con los costos generales.

– Los precios de venta de los artículos se establecen en las TRD sin ningún criterio contable o comercial; simplemente esa mercancía se compra en lotes, se pagan con divisas reales y se venden en pesos convertibles cubanos, simples papelitos y no hay forma de conocer su costo unitario real.

Lo único que se le dice a los contadores es; este embarque costó tanto y les dan una cifra ficticia, en pesos convertibles, equivalente al costo en dólares del lote, declarado por el intermediario (que ya está inflado para sacar su utilidad), multiplicado por la tasa de cambio oficial, que también es ficticia.

En el caso de las marcas internacionales o las empresas y extranjeros que tienen tiendas o negocios en Cuba, siempre en asociación con Corporaciones cubanas, sufren el mismo destino; las divisas reales que recaudan tienen que ser entregadas a la Caja Central y en el extranjero se les deposita su parte en divisas reales que salen de las utilidades del Portafolio de Inversiones.

El Gran Invento de esta Economía Capitalista y Tropical ha sido el Peso Convertible Cubano, la pieza clave para convertir divisas reales en papelitos y esquilmar a todos.

REPARTO DE UTILIDADES:

– Los que controlan la Cuenta Maestra; la Oligarquía Suprema, dispone de las utilidades del Portafolio de Inversiones como les da su gana, además del capital de la Cuenta Maestra, NO fiscalizado ni controlado por NADIE, de DECENAS de miles de millones de dólares, ACUMULADOS POR AÑOS, tanto en efectivo, en diversas cuentas bancarias, como en inversiones de todo tipo, incluyendo inmuebles, propiedades y lo que se quieran imaginar.

– Los que “administran” las Corporaciones; Generales, Históricos, sus hijos y familiares, La Oligarquía Superior, recibe divisas reales, ya sea por comisiones de los contratos de compra y adquisición de productos y servicios en el extranjero, manejos de cuentas, utilidades en inversiones diversas, etc. o su TAJADA autorizada desde “arriba” acorde a sus “resultados empresariales”, además de sus respectivos ingresos en Pesos Convertibles para sus necesidades en la Isla.

– Los “especialistas” y ejecutivos medios que compran productos, insumos, administran propiedades y servicios en el extranjero o trabajan en el extranjero; La Oligarquía Media, reciben ingresos en divisas reales producto de Comisiones, autorizadas o no, viáticos, etc. y sus respectivos ingresos en Pesos Convertibles, para sus necesidades en Cuba.

Recordar que todas esas divisas reales salen de las utilidades del Portafolio de Inversiones; el Capital de la Oligarquía Suprema siempre se incrementa con los ingresos frescos en divisa real y parte de las utilidades del Portafolio de Inversiones que se recapitaliza.

– Los trabajadores de las Corporaciones, que no salen del País, reciben sus salarios en pesos convertibles cubanos y le rascan un extra en el proceso de comercialización, ya sea inflando los precios al consumidor, declarando mermas inexistentes, amañados con el mercado negro o robando descaradamente… con utilidades tan desorbitantes y cambiando divisas reales por papelitos, el “sistema” aguanta lo que le metan

Y todos FELICES…

Ahora, solo imaginen que se terminen de implementar las medidas de la famosa “actualización del modelo” y se instalen al 100% las zonas especiales, los puertos, las maquiladoras, los desarrollos turísticos e inmobiliarios para millonarios, las marinas para yates de lujo, los campos de golf…

¡¡¡¡¡¡ TODO CONTROLADO POR ESAS CORPORACIONES EN UNA ECONOMÍA CAPITALISTA, BAJO EL RÉGIMEN DE LA NUEVA LEY DEL TRABAJO…!!!!

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS