Cañamero llama a los 350 diputados y diputadas a ponerse de acuerdo para poner fin a los aforamientos

Publicidad

El diputado de Unidos Podemos por Jaén, el sindicalista agrario y jornalero Diego Cañamero, ha llamado a los diputados de todos los partidos políticos a pactar el fin del aforamiento de los parlamentarios, que está recogido en la Constitución.

Cañamero ha registrado en el Congreso una declaración ante notario renunciando a su aforamiento, aunque a renglón seguido ha admitido que ese gesto no tiene efectos prácticos porque un diputado no puede prescindir del fuero que conlleva el cargo de parlamentario de las Cortes Generales.

En rueda de prensa posterior, ha propuesto que los 350 diputados se pongan de acuerdo para cambiar la situación y prescindir del fuero establecido en la Carta Magna. Según ha añadido, su grupo parlamentario defenderá esa idea en la Cámara «con total claridad».

A su juicio, el voto no tiene que «tener privilegios» y los diputados deben hacer política «con los mismos derechos del pueblo» y poder ser juzgados por cualquier tribunal sin «refugiarse» en el Supremo.

Cañamero, compañero de Juan Manuel Sánchez Gordillo en el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), ha aprovechado la comparecencia para anunciar que su primera iniciativa será reformar el Plan de Empleo Rural (PER) para eliminar el requisito de las peonadas que se exige para cobrar el subsidio agrario, pues sostiene que esa percepción es un derecho derivado de la reconversión del campo andaluz y no debe depender de un empresario o de un alcalde.

NOTICIA RELACIONADA:

Cañamero: «Que me investiguen y
si encuentran un solo privilegio a
un familiar yo dimito de todo»

El diputado de Ahora Podemos presenta este viernes ante el registro del Congreso de los Diputados su renuncia ante notario al aforamiento. En esta entrevista responde a las informaciones que le acusan de haber beneficiado a sus familiares durante su etapa como alcalde de El Coronil.

Diego Cañamero (Campillos, Málaga, 1956) tiene ganas de hablar. Muchas. Durante las últimas semanas ha protagonizado tertulias y artículos de prensa que denuncian que benefició a familiares durante su etapa como alcalde de El Coronil. Otras, menos elegantes, lamentan su forma de hablar y esa manera tan andaluza de comerse la ‘r’ en palabras como programa o progreso. «Programa empieza con p de plagio y de Panamá», dispara. Pero Cañamero de lo que quiere hablar -y no para- es de los presuntos privilegios de su familiares. «Más preguntas. Quiero más preguntas. Venga. ¿Qué más dicen de mí?», insiste. De hecho, lo que más lamenta este jornalero sindicalista es que los medios que le critican no le hayan llamado.

«Es que no tienen cojones a llamarme. Estoy dispuesto a ir a 13 TV, a Antena 3, a la 14 a la 15 y a la que sea. Que vengan y me investiguen. Si son capaces de encontrar un único privilegio en mi vida o hacia mis familiares yo dimito de todo. ¿Me entiendes? Dimito de todo«, responde airado. Y acto seguido comienza a enumerar todas y cada una de las promociones de vivienda que impulsó siendo alcalde de El Coronil, las condiciones para acceder a la misma, el modo de adjudicación y si entre los beneficiados había algún familiar. Después enumera las propiedades que posee y cómo las ha comprado. Lo tiene todo archivado en la memoria.

«Hicimos 350 viviendas durante mi etapa. La primera fue de 16 de viviendas cerca de un castillo que hay en el pueblo. La pusimos a renta y la gente paga 15 euros de renta. En esa promoción no había nadie de mi familia. Después hicimos otra promoción de 11 viviendas. La gente pagaba sobre unos 25/30 euros. Tampoco había nadie de mi familia».

El jornalero continúa de esta guisa durante más de 20 minutos. Por el camino enumera desde el sonotone que compró con un préstamo de 3.000 euros y que pagó con mensualidades de 113 euros al mes durante tres años a una promoción de 29 viviendas de autoconstrucción, que contó con el visto bueno de la Junta de Andalucía, y en el que entró su sobrina. Además, explica por qué uno de sus hermanos es el único que vive en los terrenos de la cooperativas Tierra y Libertad en El Bosque (Cádiz) y sigue enumerando promociones públicas de El Coronil. Por ejemplo, una de 28 viviendas en régimen de alquiler en el quesí entraron dos de sus hermanos. «En la puntuación mi hermano estaba el segundo. Tiene tres hijos y vivía en casa de sus suegros y mi hermana estaba divorciada por violencia machista y tiene dos hijos», prosigue.

«Tengo 11 hermanos, 27 sobrinos, 22 hijos de sobrino, 11 cuñadas y cuñados, tres nietas, mi compañera y yo. En total, 77 personas. Ellos quieren decir por todos los medios que había privilegios para ellos. Pero todas esas viviendas se han adjudicado a través de una Comisión en la que estaban todas las fuerzas políticas, los funcionarios del Ayuntamiento y con el visto bueno de la Junta de Andalucía. ¿Cómo se hace entonces?», dice.

«¿Y la casa de su sobrina? Han publicado que la mitad fue financiada por el Ayuntamiento», pregunta el periodista. «Es una vivienda privada que ella paga entre 19 y 20 millones de pesetas y sin hipotecar. Ella la pagó. Tiene sus recibos y eso. Y ahí está el dueño de la casa que sabrá quién le habrá pagado. ¿Cómo se lo va a pagar el Ayuntamiento? ¿Cómo se saca de un Ayuntamiento el dinero para una sobrina?», responde.

Diego Cañamero dice sentirse molesto por que le acusen de privilegios porque su vida se ha basado en una constante lucha contra los mismos. Este mismo viernes presenta en el registro del Congreso de los Diputados su renuncia ante notario del aforamiento.También ha renunciado al seguro de vida que le ofrece la Cámara y a la cotización a la Seguridad Social. Además, anuncia que cobrará solamente 1.300 euros. El resto lo donará a Podemos y a la caja de resistencia del Sindicato Andaluz de Trabajadores. «Quiero seguir pagando mi cartilla agrícola y que la única pensión que me quede sea la de jornalero», incide. No obstante, sabe que esa renuncia ante notario no sirve de nada. Que la ley es la ley.

«Es mi voluntad renunciar al aforamiento, pero me dicen que no puede ser. ¿Por qué? ¿Es que los 350 diputados no podemos cambiar esa ley? ¿Qué trabajo nos cuesta? Si todos estamos de acuerdo en que no debemos tener privilegios, ¿por qué no se cambia? La ley, la Constitución y lo que haga falta. Tengo casi 700 compañeros procesados y no quiero privilegios sobre ellos ni sobre ningún otro ciudadano», explica.

Anuncia también que presentará en el Congreso una iniciativa para que todos los diputados renuncien al aforamiento. «Que todo el mundo se moje», dice. No obstante, su primera propuesta en el Congreso será «una alternativa a lo que es el subsidio agrario de los jornaleros de Andalucía y Extremadura». «Las peonadas son una humillación y una vergüenza para el jornalero. Voy a presentar una alternativa seria y bien articulada. Los jornaleros no pueden depender de la voluntad del empresario para recibir un subsidio. No se trata de un desempleo contributivo, es un subsidio, y no podemos estar mendigando al empresario», explica Cañamero, que dice que este es su «objetivo fundamental e inmediato».

Andalucía se queda sin subgrupo en Unidos Podemos

Su experiencia parlamentaria ha comenzado, sin embargo, con una mala noticia para él. Andalucía no tendrá un espacio propio en el grupo parlamentario de Unidos Podemos como sí tendrán Galicia, Catalunya o el País Valencià. El jornalero no duda en calificar de«error» esta decisión y anuncia que seguirá luchando para que Andalucía tenga un espacio propio. «Tener un subgrupo propio es fundamental. La decisión se puede deber a que no tener una visión claro de lo que significa Andalucía. Tenemos problemas específicos diferentes a los del resto del Estado», defiende con ímpetu.

Cañamero, de hecho, considera -y lucha- que Andalucía debe tener derecho «a su soberanía». «Esta tierra tiene que tener derechos políticos e institucionales». ¿Defiende una Andalucía independiente? «Defiendo que Andalucía tenga derecho a su soberanía», insiste el líder del Sindicato Andaluz de Trabajadores, que espera poder cumplir con el compromiso de permanecer cuatro años en el Congreso. «Siempre me comprometo al 100%. No soy un militante de ratos libres. El compromiso es de cuatro años salvo que me imputen o me echen, que eso nunca se sabe», ríe.

El periodista le pregunta por sus compañeros de Izquierda Unida. Hace unos meses, en una entrevista en este periódico, Cañamero decía que la coalición de izquierdas estaba siendo «un freno para el cambio político». «Es de sabios rectificar. Aquí en Andalucía habían apoyado al PSOE y a un Gobierno de corrupción, de los ERE, del atraso y en contra de la reforma agraria. Había que dar vida a otro proyecto político. Ahora celebro que Garzón haya tomado las riendas de la organización. Es un tío joven y con mucha formación. Soy partidario de la confluencia de todas las fuerzas que apuesten por cambiar el sistema», rectifica.

De lo que no se arrepiente es de las okupaciones de fincas, de los carros llenos de comida que salen del Mercadona, ni de las huelgas de hambre a favor de la libertad de Andrés Bódalo. Y advierte que volvería a hacer todas y cada una de las acciones que ha hecho en los últimos cuarenta años. «El cargo no me va a pesar. Haré todo lo que considere justo. Lo más digno que tiene un ser humano es defender las cosas en las que que cree. Decía Gandhi que no se puede renunciar en lo que se cree: cueste lo que cueste«.

Duros ataques contra el PSOE

Con estos propósitos arranca Cañamero una legislatura en la que sigue planeando el fantasma de las terceras elecciones. No obstante, este diputado considera que finalmente habrá acuerdo y no se llegará a unos nuevos comicios. ¿Cómo se producirá este acuerdo? El jornalero considera que hay dos opciones. Por una parte, que Rajoy renuncie a la presidencia de tal manera que PSOE y Ciudadanos apoyen a un gobierno conservador y, por otro lado, que finalmente los socialistas se abstengan y permitan gobernar a Rajoy. «El PSOE se está comportando como el perro del hortelano. Ni come ni deja comer. Ni ha formado gobierno progresista, ni quiere que gobierne el PP, ni quiere elecciones. ¿Qué coño quiere?», se pregunta.

De hecho, Cañamero se muestra extremadamente crítico con los socialistas. Cree que son ellos los que están detrás de las filtraciones a ABC y a 13 TV para hacerle daño. Además, señala que la auditoría interna que hizo el PSOE, y en la que está basadas la mayor parte de las acusaciones que está recibiendo, no tiene ni fundamento ni credibilidad. «Están rabiosos porque les hemos quitado el diputado por Jaén», dice. El jornalero es especialmente duro con el exalcalde socialista de El Coronil, Jerónimo Guerrero, al que llama «el muchachito».

«Ahora está enchufado por el PSOE en la Diputación como asesor de Hacienda y ha dejado una deuda de 6 millones de euros en el Ayuntamiento, que no puede ni pagar nóminas a trabajadores. ¿De qué va a asesorar este ‘muchachito’? Pero se lo han llevado a la Diputación, que es algo así como la cueva de Ali Baba y los cuarenta ladrones. De los casi 2000 trabajadores de la Diputación alrededor de 550 son enchufados del PSOE. Sólo de este pueblo tiene enchufados a ocho», acusa.

Para Cañamero la estrategia del PSOE Andaluz se basa en difundir mentiras para después pedir explicaciones y centrar sobre él el foco informativo: «Me dice el portavoz que dé explicaciones. Las estoy dando. Las doy en todos los lugares. Ahora que me explique él los 275 imputados en los ERE. Me temo que él sólo dice lo que otros le dicen que tiene que decir».

Cañamero considera que esta alianza del PSOE con los medios conservadores es una alianza natural de «la burguesía, de la casta» porque no pueden soportar que «un jornalero llegue al Congreso». «La burguesía fabrica sus normas para ellos. No pueden soportar que el pueblo sencillo vaya a sus instituciones. Nos ven como intrusos. Nos hemos ‘colao’ en sus casas, sus chalés, sus alfombras. Que si uno con coleta, que si otro va con rastas  y yo con una camisa de 3 euros del mercadillo. ¿Qué pasa? No pueden soportar que el pueblo se represente a sí mismo en el pueblo. Ellos tienen los votos, pero no representan al pueblo», sentencia.

http://www.publico.es/politica/canamero-vengan-y-me-investiguen.html

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More