Campesinos demandan en Perú libertad de presos para dialogar

Por Manuel Robles Sosa

Dirigentes de campesinos que bloquean desde hace más de 50 días un camino habilitado inconsultamente en sus tierras para una empresa minera, demandaron la libertad de su principal dirigente como condición para dialogar. Al mismo tiempo, el viceministro de Gobernanza Territorial, Raúl Molina, dijo que sigue buscando alguna autoridad de las regiones surandinas de Cusco […]

Dirigentes de campesinos que bloquean desde hace más de 50 días un camino habilitado inconsultamente en sus tierras para una empresa minera, demandaron la libertad de su principal dirigente como condición para dialogar.

Al mismo tiempo, el viceministro de Gobernanza Territorial, Raúl Molina, dijo que sigue buscando alguna autoridad de las regiones surandinas de Cusco y Apurímac que medie para establecer un diálogo con la comunidad campesina de Fuerabamba.

Los dirigentes Óscar Quiroga y Percy Astete coincidieron en advertir que no dialogarán con el Gobierno hasta que sean liberados el presidente de la comunidad, Gregorio Rojas, y los asesores legales de la comunidad, Jorge y Frank Chávez Sotelo.

Los tres fueron detenidos la semana pasada por criminalidad organizada y extorsión, como interpreta el cierre de vías una controvertida norma aprobada bajo el último Gobierno del neoliberal Alan García (2006-11)

‘¿Cómo vamos a dialogar sin nuestro líder ni nuestros asesores?’, dijo Atete mientras participaba en el bloqueo del ingreso a la transnacional minera MMG Las Bambas, medida que hace días iniciaron para reforzar la protesta expresada en un tramo del camino cuestionado.

Quiroga y Astete, que participan en el bloqueo, comenzado hace seis días, a la entrada principal a la minera Las Bambas, señalaron que MMG usa el camino sin asfaltar para transportar el mineral de cobre que extrae en la zona, a su procesamiento en el puerto de Matarani.

Según dijeron, sus tierras de cultivo y su ganadería son afectadas por el tránsito de esa carga, debido a las fugas de polvo de mineral que propaga el viento y lo ideal sería que el traslado se hiciera por un minero-ducto.

Los campesinos de Fuerabamba consideran un abuso que el Gobierno haya declarado en 2018 el camino como ruta nacional, sin pagar por las tierras ocupadas -lo que Molina se declaró dispuesto a tratar- ni contar con la venia de la comunidad, aunque Molina alega que la medida es legal, y exigen en todo caso una fuerte compensación por el uso de sus tierras.

También aclaran que no son contrarios a la minería y la apoyan, siempre y cuando cumpla con las leyes y con sus obligaciones sociales con el entorno, que MMG asegura haber cumplido con obras para la población.

Por su parte, el exviceministro del Ambiente, José De Echave, dijo que el gobierno reaccionó muy tarde ante un complejo problema social que lleva tiempo en el que el Estado ha acumulado incumplimientos de ofrecimientos a los comuneros y cambios del proyecto minero respecto de lo aprobado por los campesinos.

Mientras persisten preocupaciones por la posibilidad de que el Gobierno busque una solución del conflicto por la fuerza, el conflicto tiende a extenderse, siendo posible un paro general de la región Cusco en solidaridad con los labriegos de Fuerabamba.

Además, el gobernador de la región de Apurímac y los alcaldes de ese territorio, en una reunión con el viceministro Molina, manifestaron también su respaldo a la comunidad en su protesta.

mgt/mrs

plbolivia.bo/index.php?o=rn&id=19956&SEO=campesinos-demandan-en-peru-libertad-de-presos-para-dialogar

COLABORA CON KAOS