Cambio climático. Humo de los incendios de la catástrofe ecológica de Australia volvió a cubrir el cielo en Chile

Publicidad

La Dirección Meteorológica chilena explicó el origen de la bruma en la zona centro sur del país.

Desde el pasado 6 de enero los cielos de Chile se cubrieron de humo proveniente desde los catastróficos incendios forestales de Australia, y este jueves nuevamente la zona centro-sur estuvo brumosa por el mismo motivo, informó la Dirección Meteorológica.

El cambio climático inducido por las emisiones de gases de efecto invernadero está aumentando la extensión de la temporada anual de incendios en Australia y el mundo, que era tradicionalmente el verano.

Los incendios forestales en zonas templadas y boreales también arden más rápido y a mayores temperaturas porque hay más combustible para quemar.

Esto es debido al derretimiento temprano de la nieve y a la desecación de la madera provocados por el calentamiento global.

El bosque arde en Australia, un país en el que no abundan los bosques y uno de los países más vulnerables a los cambios climáticos.

Las condiciones cálidas y secas que han alimentado los incendios no son nada nuevo en Australia, pero esta temporada de incendios ha sido con diferencia la más calamitosa.

Los científicos australianos ya predecían el desastre cuando calculaban los efectos de un cambio climático, ahora convertido en emergencia.

Pretender, como lo hace el gobierno australiano, que no pasa nada porque los fuegos son un fenómeno normal solo prueba que los intereses económicos de los poderosos se imponen a los razonamientos ecológicos.

Mientras Australia arde, su actual Gobierno reafirma el compromiso con el carbón y amenaza con convertir en delito los boicots a empresas destructoras del medio ambiente.

Australia tiene una de las emisiones de dióxido de carbono per cápita más altas del mundo.

Australia utiliza carbón (70%) para generar electricidad.

El resto viene de la quema de otro combustible fósil, el gas natural.

Carece de energía nuclear, emplea muy bajos niveles de energía hidroeléctrica y utiliza muy poca energía solar, eólica y de mareas.

Los incendios de Australia son un suicidio anunciado que ocurre cuando un Gobierno negacionista y una política irresponsable se topan con los efectos del cambio climático.

Años de gobiernos liberal-conservadores financiados por la industria del carbón y carentes de políticas medioambientales han llevado al país a convertirse en uno de los peor situados en lo que a prevención de la emergencia climática se refiere.

En 1997, Australia y Estados Unidos fueron los únicos países que no ratificaron el Protocolo de Kioto.

Australia asistió a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2015 y adoptó el Acuerdo de París.

En las elecciones de 2018, la victoria de los conservadores supuso la llegada al Gobierno de un negacionista climático, Scott Morrison.

Así, el país oceánico se unió a Rusia, Turquía y Brasil como seguidores de la promesa del presidente Trump de retirarse del Acuerdo de París.

La población australiana está mayoritariamente a favor de las políticas medioambientales.

Ante desastres como el de Australia, Donald Trump y quienes lo imitan hacen todo lo que pueden para que se repitan.

El apocalipsis se convierte en la nueva normalidad.

La desoladora paradoja de lo que está ocurriendo es que el negacionismo climático se vuelve más extremo ahora que las perspectivas de una acción decisiva deberían ser mejores que nunca.

Los peligros del cambio climático no son ya profecías distópicas sobre el futuro.

Podemos ver el daño ahora, en tiempo real, aunque no sea más que una pequeña muestra de lo que nos espera.

El desastre ambiental en Australia, que cubre más de 10 millones de hectáreas con incendios feroces, ha costado la vida de más de 30 personas, mil millones de animales, y la eventual extinción de varias especies de mamíferos.

El humo proveniente de Australia viajó 12 mil kilómetros hasta llegar a Chile.

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More