Publicado en: 11 diciembre, 2018

Cada guatemalteco al nacer deberá Q8,830.20 

Por Urias Gamarro

La deuda pública significa que los guatemaltecos al nacer tienen ya hipotecado un saldo que pagar.

Además, se necesitarán dos años de recaudación para saldar el monto de la deuda que deja el plan de gastos aprobado para el 2019, que subirá 9.8%.Cada guatemalteco al nacer deberá Q8,830.20.

El monto de la deuda pública crecerá 9.8% en el 2019 respecto del vigente, luego de la aprobación del presupuesto por los diputados del Congreso.

La deuda que suma la interna más la externa alcanzaría los Q156 mil 109 millones, mayor a los Q142 mil 109 millones que el Ministerio de Finanzas (Minfin) reportó como saldo al 31 de agosto pasado.

Los congresistas aprobaron el pasado martes, como nueva deuda bonificada, Q14 mil 207 millones, la cual se sumará al monto acumulado. Eso significa que, para financiar el plan de gastos, el Estado emitirá bonos del tesoro para captar fondos, y a cambio pagará intereses a los tenedores.

Deuda per cápita

Al realizar un comparativo y para saldar el pago de la deuda pública, cada guatemalteco y aquellos por nacer tendrían que aportar Q8 mil 830 para liquidar ese saldo. Este año, el indicador se situó en Q8 mil 213 y se incrementó en Q617.

La relación se hace con el número de la población, que para el próximo año se proyecta en 17.6 millones de habitantes. Otro ejemplo es que se necesitarán dos años de recaudación para poder saldar el monto de la deuda.

Conservador

Sergio Recinos, presidente del Banco de Guatemala y Junta Monetaria, expuso que hay suficiente liquidez en la economía y no se percibe para el próximo año que la colocación de bonos por Q14 mil millones, pudiera inducir algún efecto de desplazamiento, del crédito al sector privado.

Recomendó que parte de esos títulos, puedan realizarse en eurobonos (colaciones en el extranjero).

El funcionario explicó que en los últimos tres años el déficit fiscal estuvo por debajo de lo que el Fondo Monetario Internacional estimó, de que desde el punto de vista de sostenibilidad de las finanzas públicas y de la deuda de país, son razonables.

Comentó que el 2014, el déficit fiscal —gastos programados por el Estado que superan los ingresos— fue de 1.9%, pero en 2015. 2016 y 2017, fue de 1.4%, 1.1% y 1.3%, respectivamente y lo que muestra es que se generó espacio temporal para tener un déficit mayor. Para este año, se proyecta un déficit de 1.6% y para 2019 en 2.5%.

“El déficit esta emparejado al financiamiento y es factible”, precisó Recinos en conferencia de prensa.

Con el endeudamiento la relación deuda/PIB se ubicará en 24.5%, que es un nivel se encuentra en los últimos años y son sostenibles a la deuda pública y se confirma que Guatemala es uno de los países más conservadores en la colocación de deuda y posicionados en esa variable.

Riesgos

David Casasola del Centro de Investigaciones Nacionales (Cien), afirmó que, el endeudamiento tiene que estar dirigido más a inversión, que, a funcionamiento, y desde 1996, todos los presupuestos están deficitarios, que han recurrido a la deuda para poder financiarse.

En algún momento el país no tendrá la capacidad pagar más deuda de la que se tiene y no necesariamente el indicador de deuda es con el PIB donde se sale mejor en la región, pero que hay que relacionarlo con los ingresos fiscales, precisó y es ahí donde se tiene que percibir los desafíos.

Ricardo Barrientos analista del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), expresó que el endeudamiento no es malo, solo sí, existe una calidad del gasto y una “honestidad” para la inversión pública.

El consultor fiscal, Juan Carlos Paredes, afirmó que lo ideal es que se contrate deuda para mejorar condiciones de país, como educación, salud e infraestructura, si no que se está utilizando para pagar gastos de funcionamiento.

Proyección se mantiene

El crecimiento de la economía para este año rondará el 3%, impulsado en parte por una mayor ejecución del Gobierno, que en los últimos seis meses fue del 8% mensual.

El Fondo Monetario Internacional sitúa un crecimiento más optimista para el siguiente año en 3.3%, pero según lo ha diagnosticado, insuficiente para resolver los problemas medulares del país.

Por aparte, el Ministerio de Finanzas asignó Q697 millones para el pago de las deficiencias netas al Banguat para el 2019, lo que es la mitad de lo requerido.

.

https://www.prensalibre.com/economia/cada-guatemalteco-al-nacer-debera-q883020?

 

COLABORA CON KAOS