Cada bando, el MAS y su oposición burguesa, tienen aliados de «izquierda»

(ASC – Noticias).- En la política actual se cree que el MAS es la izquierda y su oposición es francamente de derechas o ultraderecha. Pero no es así. Curiosamente lo que el ciudadano común no conoce es que en los bandos contendientes de la política burguesa de hoy hay muchos que provienen de la izquierda reformista, de la izquierda democratizante o simplemente de la pseudo izquierda, todos ellos al servicio de los intereses del imperialismo y de la pírrica burguesía y oligarquías locales repartidos en bandos de la tradicional versión derechista politiquera o de la masista. Entonces, la pugna entre izquierdistas es componente de la virulenta pugna actual.

Hay que recordar que semejante tipo de pugna no es nueva, ya se dio en el pasado por ejemplo cuando el rompimiento del MIR entre Jaime Paz y Antonio Aranibar, de donde salieron dos bandos (MIR-nueva mayoría y MBL) que se lanzaron cínicamente a competir por lograr los favores de partidos derechistas como fueron la ADN y el MNR, haciendo de celestinas o prostituyendo las ideas a cambio de un espacio de poder. Se puede afirmar que semejante «vocación de poder», de la que tanto se jactaban los miristas, ha sido una cátedra muy bien aprendida por corrientes similares que ahora la ponen en práctica sumándose a los carros donde creen poder sacar más rédito.

Hay izquierdistas en PODEMOS, único cadáver de derecha que trató de sobrevivir a la muerte de los partidos tradicionales, descollando elementos como el ps-unista Borth y el mirista Vásquez Villamor, mezclados con ultraderechistas como Guiteras, Oscar Ortiz y otros.

En el oriente, como parte del movimiento cívico aparece Rubén Costas, de rasgos tan francamente fachos pero que proviene del ala mirista manejada por Hormando Vaca Diez y está rodeado por otros miristas que apoyan un proyecto saqueador alrededor del Secretario de Hacienda de la Prefectura Parada, y también hay emebelistas alrededor de Neco Aguilera apoyado por el hermano de Gloria Ardaya. Por eso, Mauricio Iturri, confeso falangista, escribió a Costas una carta que anotaba «…me he tomado la molestia de averiguar su vida desde Muyurina, y sus inclinaciones socialistas de izquierda, su estrecha relación con el MBL, y todos los izquierdistas entre comillas «moderados» que ahora usted tiene como asesores en la prefectura… Comenzando desde su primera asesora».

El Comité Pro Santa Cruz también captó a Nicolás Rivera, ex PCB que se escindió formando la ASD de Kuajara que cogobernó con Banzer en su último mandato. Rivera ahora es directivo importante del Comité junto a Nayar y Núñez, derechistas connotados.

Por otro lado está Sergio Antelo, que era militante del MBL, pero ahora es el más connotado teórico y líder del Movimiento Nación Camba. Antelo hace rato que abandonó la lucha de clases para enarbolar las tesis de las logias cívicas, que le financian desde las cooperativas, acerca de las diferencias culturales, regionales, raciales e históricas, haciendo de la provocación un arte, enfrentado al MAS y a sus asesores, a los que califica de «fascistas».

También coqueteando con los cívicos y tratando de encabezar la oposición al proburgués MAS, están el ps-unista potosino Joaquino y el socialcocalero Escobar (progenitor de Evo y de las barbaridades que hace y dice) que ha adoptado la antimarxista «complementariedad de opuestos», también el socialregante ex PCB Alejo Veliz que no dudó en acompañar una vez a Manfred y en otra a Costas.

En tanto que como aliados del MAS, partido creado por burócratas campesinos, que tiene carácter conservador y antimarxista y que por accidente ostenta el nombre de «Movimiento al Socialismo», destacan el PCB, el PCML, foquistas como García Linera, ps-unistas como Jerjes Justiniano, y otros rebalses como Colanzi que fue de la UCS y luego de UN.

Por lo dicho se constata que movimientos derechistas, como son el MAS y su oposición burguesa, se vienen alimentando de izquierdistas quebrados, todos unidos en torno a la política sucia y saqueadora, gente que hace rato abandonó el marxismo y se alistó en filas contrarias como defensores del orden dominante, algunos queriendo aparecer como fieles demócratas. Mucho de esto se debió a que la caída de la ex Unión Soviética, traición estalinista, dejó a muchos izquierdistas sin piso asumiendo que el «socialismo real» demostró la falsedad de las premisas marxleninistas cuando en realidad todo eso era estalinismo.

Para la izquierda clásica que se remonta a Marx, Engels, Lenin y Trostsky, la contradicción fundamental en la sociedad actual es la que enfrenta a burgueses y obreros oprimidos, otras contradicciones que subsisten o aparecen son subsidiarias aunque puedan ser reales, lo que vale es la liberación de los oprimidos, no importando la región, lugar o época; se trata de superar los límites regionales, superar la limitada democracia burguesa, orientando a las masas hacia la toma del poder que esa es la verdadera revolución, camino al socialismo comunismo.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS