[Crónica, fotos y vídeos] Cacerolada ante la sede estatal del PP reivindicando su ilegalización

En un ambiente de gran indignación personas de todas las edades convocadas a través de las redes sociales se han concentrado en la tarde del martes ante la sede estatal del PP de Madrid de la calle Génova.

Fue una cacerolada  sin incidentes, con mucha presencia policial desde el principio, que ha impedido que se formara ninguna manifestación espontánea, aunque no han podido impedir que se acabara cortando Génova por la parte de arriba, junto a Alonso Martínez.

Alicia Armesto y Javier Romero acercaron a la redacción de Kaosenlared el vídeo de la cacerolada

La policía -para sorpresa de muchxs- se ha mostrado contenida, lo que evidenció el obvio supra objetivo de que no se registraran incidentes que pudieran aumentar el escándalo que atraviesa el partido gobernante y que ni siquiera está pudiendo gestionar. Una nueva prueba (si es que fuera necesaria) de que si la policía no agrede ni hostiga, los «incidentes» no existen. Claro… es que no se trata de «incidentes»…

Total que la actuación policial de ayer, es la típica cuando hay escándalos como los de ahora y manifestaciones/concentraciones en reacción popular ante ellos.

Con consignas contra la corrupción como «Ladrones», «Manos arriba, esto es un atraco», las personas concentradas han hecho sonar sus cacerolas, expresando con ello su indignación contra un partido, heredero del franquismo, atravesado hasta sus cimientos por una corrupción que ha llevado a ser investigados, procesados, condenados y/o encarcelados  a más de 800 de sus dirigentes, entre ellos la dirección de varias de las autonomías donde gobierna o ha gobernado (País Valencià, Balears, Murcia, Madrid…).

Mientras la multitud concentrada con  pancartas, banderolas y cacerolas en la acera contraria a la sede del PP, exigía la dimisión de Rajoy, calificaba al partido de mafia y reivindicaba su ilegalización como organización criminal, era vigilada por un fuerte dispositivo policial, que ha mantenido el tráfico abierto en todos los carriles de la calle. Muchos de los vehículos que transitaban por la zona han mostrado también su indignación haciendo sonar sus bocinas o con ocupantes que levantaban el puño.

 

 

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS