Cacerolada al alcalde de Iruñea

La protesta reivindicaba el fin de la represión contra las fiestas de Iruñea y culpaba al alcalde, Enrique Maya, de la persecución policial. Con los cinco arrestos del lunes, ya son nueve las personas imputadas por el fracaso de la recuperación del Riau-riau. El grueso de las detenciones han sido practicadas por la Policía española y tienen un componente político.

Más imágenes

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS