Cárcel para los asesinos de Brad Will

Cárcel para los asesinos de Brad Will

El día 27 de Octubre la APPO llamó al pueblo a un Paro Cívico Estatal. Los vecinos de diferentes colonias decidieron mantener las barricadas las 24 horas del día. En la ciudad se veía una intensa movilización popular.

Desde las cúpulas perversas del poder se planificó un ataque a la población movilizada con el objetivo de provocar la intervención en el estado de la Policía Federal Preventiva y amedrentar al  gran movimiento popular que en Oaxaca se vive.

Un ataque de grupos paramilitares masacró ese día al pueblo de Oaxaca. Al mismo tiempo se desató un ataque armado a diferentes posiciones de la APPO: Plantón de la Casa de Gobierno en Santa María Coyotepec, Procuraduría General de Justicia del Estado en San Antonio de la Cal y el ataque  a las barricadas que vecinos implementaron en Avenida Ferrocarril esquina con la calle de Calicanto. Esto nos indica que fueron ataques previamente planificados y ejecutados en municipios controlados por el cacicazgo del PRI.

El caso más sonado es el ataque armado por funcionarios de Santa Lucía del Camino que provocó la muerte del periodista independiente de Indymedia, Nueva York, Bradley Roland Will. En la barricada citada, se encontraban resguardando vecinos del lugar, al igual que en cientos de colonias más. El ataque provino de un grupo de alrededor de 40 golpeadores, encabezados por funcionarios del municipio de Santa Lucía del Camino, municipio priísta cuyo edil es Manuel Martínez Feria.

Los hechos atrajeron la atención de varios medios internacionales, nacionales y locales que cubrían en ese lugar la nota y que fueron testigos presenciales de los hechos. Entre ellos se encontraba Bradley que recibió un impacto de arma de fuego que acabo con su vida. En el mismo lugar varios vecinos fueron heridos.

En fotografías y videos se ve claramente que quienes dispararon directamente contra miembros de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca fueron: Abel Santiago Zárate, Orlando Manuel Aguilar Coello, éste último jefe de personal del ayuntamiento de Santa Lucía del Camino y primo del líder de la CROC y actual diputado local priísta, David Aguilar Robles, Juan Carlos Soriano Velasco, alias “El Chapulín”, quien ya se encuentra prófugo, el Comandante municipal de Santa Lucía del Camino, Hilario Hernández , conocido como “Lince” al interior de la policía,  Luis López Velasco y  Juan Carlos Martínez Sumano y el propio director de la policía municipal, Fernando Espinosa Corona.

La ley en Oaxaca ha sido manoseada y siempre nombrada en vano. Aún a pesar de que existen pruebas fehacientes de quienes son los responsables de los ataques armados y asesinos del periodista Bradley Roland Will, ayer nos enteramos que dos de ellos habían sido liberados por desvanecimiento de datos.  La Procuraduría General de Justicia del Estado ha utilizado la ley a su conveniencia y ha manipulado las pruebas y los procedimientos de tal forma que se pueda culpar a las victimas de los ataques como responsables del asesinato de Will. Así, hoy miembros de la APPO y personas que brindaron ayuda humanitaria al periodista están siendo perseguidos injustamente por este lamentable acontecimiento.

No es posible entonces que se hable de la aplicación estricta de la Ley, cuando se han soltado peligrosos delincuentes. Obviamente el Gobierno del Estado se preocupó por quedar en buenos términos con su sicarios  y se aseguró que estos no dijera quién ordenó estos ataques y quien los financió.

La ley en Oaxaca solo ha servido como discurso para encarcelar, perseguir, asesinar, torturar y desparecer a cientos de oaxaqueños cuyo único delito ha sido participar en las movilizaciones pacificas que exigen la salida inmediata del tirano Ulises Ruiz Ortiz.  Hoy en Oaxaca se vive un estado de excepción. Las garantías individuales se han perdido, pues en las últimas semanas la PFP y Policías Ministeriales del Estado han desatado una persecución contra cualquier persona sospechosa de simpatizar con la APPO; detenidos, torturados y después fabricados sus delitos.  

La Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca condena estos hechos y exige castigo a los autores materiales de este asesinato, así como a sus autores intelectuales: Ulises Ruiz Ortiz, Gobernador del Estado de Oaxaca, Heliodoro Díaz Ezcarraga, Secretario General de Gobierno, Lino Celaya Luría, Secretario de Protección Ciudadana y el Presidente de Santa Lucia del Camino, Manuel Martínez Feria.

Justicia para los caídos.
Todo el Poder al Pueblo.

Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca

2 de Diciembre de 2006, Oaxaca de Juárez, Oaxaca, México.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS