¿Cómo opera la partidocracia y cuál es su futuro?

¿Cómo opera la partidocracia y cuál es su futuro?

La lógica de los partidos políticos (en donde tengo a no pocos amigos), es operar en periodos electorales, y cuando no lo hacen, están haciendo actividades sociales, propias del altruismo social, sin un solo elemento de formación política. Durante años consideran que la realidad son ellos, y que el único camino a seguir son las instituciones políticas, en donde hay que hacer méritos, cumpliendo los caprichos de la cúpula electoral que los controla, sin más sentido de organización que las acciones atrasadas de su propia militancia, pensando siempre en los votos que se logran a través de las lealtades mutuas.

Existen otras formas de participación que no parten de los enjuagues de la partidocracia, que están en la simplicidad de las necesidades sociales y en donde no se resuelven las cosas a través del CLIENTELISMO POLITICO, del cual todos los partidos «modernos» de México adolecen aún, ello tiene que ver con el cultivo de los valores sociales que forman identidad social, a partir del apoyo mutuo y la solidaridad en las comunidades sin esperar la manipulación del otro, es en estos valores, es en donde menos invierten las estructuras partidistas, porque su dialogo político se circunscribe a «juntar canicas» para las coyunturas electorales, sin importar de donde vienen y menos cual es el principio a través del cual se forma a los militantes y a la sociedad, de ahí que todo el «altruismo» partidista es DINERO social TIRADO a la BASURA, para construir un enorme rebaño de incondicionales SIN INICIATIVA o una inciativa que es reproducir el ORDEN ESTABLECIDO, sin un gramo de SOLIDARIDAD, es ahí, en este punto, en el apoyo mutuo, donde la partidocracia fracasa.

El huevo de la traición siempre esta presente en la partidocracia, no hay una lealtad basada en el reconocimiento de una militancia mutua en un proyecto social, sino la convicción, de la mayoria de los miembros de un partido, que se esta ahí para asaltar el erario público expresado en el presupuesto de las instituciones, aspecto que en sí mismo es un acto de deslealtad contra el país, ante el permanente desgaste de las instituciones al capricho personal de personajes poilíticos que no tienen ni el talante, ni el talento para desarrollar una vida política que eleve las circunstancias en la que se contruye una plataforma social, basada, insisto, en el CLIENTELISMO, antes que en la formación y en la militancia decidida por una causa social más elevada.

El Futuro de la partidocracia en Sinaloa y en México es la derrota, con elecciones cada vez con menos credibilidad, con votos «duros» cada vez más basados en el estomago y con un descontento social generalizado, en tanto su actitud siga siendo tragarse a las instituciones, sin respetar la participación de los ciudadanos y sobre todo, sin construir ciudadanía y el CLIENTELISMO sea su única «estrategia y táctica de sobrevivencia»

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS