Busca y captura (cast/cat)

Por Ermengol Gassiot Ballbè

Alguien hoy puede pensar que ahora me ha tocado también a mí. Pero no es cierto del todo. Las órdenes de busca y captura contra otras compañeras y compañeros del caso 27 i més también eran contra mí, y contra todas y todos nosotros.

Por Ermengol Gassiot


Ya hace tiempo que la dignidad rebelde vive en un estado permanente de busca y captura. Desde los encarcelamientos de las huelgas generales, a las rejas contra la música, contra quién defiende la tierra y los barrios como lugar para vivir y no para especular, …. contra tantas y tantos y tantas razones que no caben en un post que quiere ser breve.

Alguien hoy puede pensar que ahora me ha tocado también a mí. Pero no es cierto del todo. Las órdenes de busca y captura contra otras compañeras y compañeros del caso 27 i més también eran contra mí, y contra todas y todos nosotros. La persecución política contra sindicalistas (recuerdo todavía la prisión de tantas por la huelga general del 29M del 2012, entre ellas la compañera Laura) también nos encarcelaba un poco a todos y todas. El derecho penal del enemigo, cada vez más normalizado y que encarcela a cantantes de rap e independentistas, también nos ataca a nosotros. Del mismo modo que la persecución del anarquismo con las operaciones policiales debidamente televisadas Piñata y Pandora nos hacían, a todas y todos, más vulnerables ante los abusos del Estado.

La dignidad rebelde vive en busca y captura desde hace tiempo. Pero nosotros rechazamos normalizarlo. Sigamos indignándonos. Sigamos notando como se nos pone la piel de gallina a cada nuevo caso. Porque estamos vivos. Vivos y vivas. Y ante cada envite de este estado que cada vez se destapa más como lo que es, nosotros nos fortalecemos respondiendo, con dignidad y la cara muy alta. Ya hace tiempo que hemos superado los tiempos de seguir como eslabones los caminos de la represión. Ahora, nosotros, nos afirmamos siendo nosotros, desobedeciendo y siendo, precisamente, un yo plural.

 


 

Cerca i captura

Ja fa temps que la dignitat rebel viu en un estat permanent de cerca i captura. Des dels empresonaments de les vagues generals, a les reixes contra la música, contra qui defensa la terra i els barris com a lloc per viure i no per especular-hi, …. contra tantes i tants i tantes raons que no caben en un post que vol ser breu.

Algú avui pot pensar que ara m’ha tocat també a mi. Però no és ben bé cert. Les ordres de cerca i captura contra altres companyes i companys del cas 27 i més també eren contra mi, i contra totes i tots nosaltres. La persecució política contra sindicalistes (recordo encara la presó de tantes per la vaga general del 29M del 2012, entre elles la companya Laura) també ens empresonava una mica a tots i totes. El dret penal de l’enemic, cada vegada més normalitzat i que empresona cantants de rap i independentistes, també ens ataca a nosaltres. De la mateixa manera que la persecució de l’anarquisme amb les operacions policials degudament televisades Pinyata i Pandora ens feien, a totes i tots, més vulnerables davant els abusos de l’Estat.

La dignitat rebel viu en cerca i captura des de fa temps. Però nosaltres rebutgem normalitzar-ho. Seguim indignant-nos. Seguim notant com se’ns posa la pell de gallina a cada nou cas. Perquè estem vius. Vius i vives. I davant de cada envit d’aquest estat que cada vegada es destapa més com el que és, nosaltres ens enfortim responent, amb dignitat i la cara ben alta. Ja fa temps que hem superat els temps de seguir com baules els camins de la repressió. Ara, nosaltres, ens afirmem sent nosaltres, desobeint i sent, precisament, un jo plural.

 

Enllaç amb l’article

 

 

-->
COLABORA CON KAOS