Buenos Aires: Macri contra las mujeres

Una de las políticas de género más recientes del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires fue anunciada esta semana. Se trata del desmantelamiento de la línea 0800-66-MUJER, línea que depende de la Dirección General de la Mujer y cuya directora y responsable es la macrista Guadalupe Tagliaferri (qué sabio, el corrector de word cambia el adjetivo `macrista´ a `machista´…)

El 0800-66-MUJER&nbsp nació para escuchar y orientar a mujeres víctimas de violencia sexual y hasta estos días atiende llamadas relativas a la violencia y delitos sexuales, el maltrato y abuso sexual infantojuvenil y los derechos de salud de las mujeres, y deriva a la consultante a los servicios sociales, legales y terapéuticos que brinda en forma gratuita la ciudad.

Pero la semana pasada, la señora directora anunció, casi sin repercusión pública, la reducción del equipo que trabaja en la línea y su traspaso a la central de llamadas de información general de la ciudad, la línea 147, que&nbsp recibe denuncias sobre impuestos, recolección de residuos, infracciones de tránsitos y licencias de conducir, entre otras cuestiones.

Los argumentos que brindó son los mismos que podría haber anunciado la responsable del departamento de alguna empresa comercial: se trata de una `restructuración´ de `áreas´ que tendría como objetivo `facilitar´ el acceso de los `consumidores´ a los `servicios´ que brinda la `empresa´.

La jerga no impide entender lo que realmente se busca con esta medida: obstaculizar el acceso a la justicia eliminando uno de los pocos espacios que brinda información de trinchera para mujeres, niños y niñas víctimas de violencia sexual. Y ésto en una ciudad donde las violaciones, las golpizas y los abusos sexuales se desnaturalizan y denuncian cada día un poco más.
La línea 0800-66-MUJER todavía hoy continúa en actividad, y quizás estemos a
tiempo de movilizar fuerzas para evitar esta movida.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS