Publicado en: 10 diciembre, 2018

Brasil. Una denuncia de corrupción se cierne sobre Jair Bolsonaro

Por HispanTV

El Consejo de Control de Actividades Financieras (COAF) informó de un “movimiento atípico” detectado en cuentas bancarias del presidente electo, Jair Bolsonaro.

Según el documento del COAF, estas irregularidades también se encontraban en las cuentas de su esposa Michelle y su hijo mayor, Flávio, que se desempeña como diputado de Río de Janeiro y a partir de febrero próximo pasará a ser senador.

Conforme a medios brasileños, el COAF detectó depósitos “atípicos” (315 000 dólares) en la cuenta corriente del amigo del presidente electo, Fabrício José de Queiroz, que se desempeñó como asesor de Flávio. El COAF se dio cuenta de que de la cuenta de Queiroz salió un depósito de 6500 dólares con destino a Michelle Bolsonaro.

Bolsonaro rechazó el sábado estas “irregularidades” detectadas en varias cuentas bancarias a su nombre. El presidente electo brasileño explicó a la prensa que le había prestado dinero a Queiroz, “porque mi amigo estaba con un problema financiero. Él acumuló entonces una deuda conmigo por 10 500 dólares. Y me la saldó con 10 cheques de más de 1000 dólares. Una parte de ese dinero fue depositado en la cuenta de Michelle porque yo no tengo tiempo de ir al banco”.

A continuación y ante las especulaciones de una posible corrupción, Bolsonaro dejó en claro que “nadie recibe dinero sucio por cheque; sería un milagro del cielo”, para después confirmar que fue un “error” no haber registrado ese préstamo (al amigo) en la declaración de impuestos a las ganancias, como estipula la legislación brasileña.

“Si cometí un error al no declararlo en el impuesto a las ganancias, responderé por eso ante el organismo competente. Banco mi responsabilidad ante el fisco”, señaló el nuevo jefe de Estado brasileño ante los medios de comunicación en un acto de la Marina en el centro de Río de Janeiro.

El ultraderechista Bolsonaro —una altavoz anticorrupción durante su campaña electoral— asumirá la Presidencia de Brasil en menos de un mes, pues ganó las elecciones presidenciales con el 55,7 % de los votos en la segunda vuelta, frente al 44,3 % de los sufragios del progresista Fernando Haddad.

El electo presidente contaba desde el principio con el respaldo de un grupo de generales retirados que abogan públicamente por la intervención militar si continúa la corrupción, lacra que los partidarios del derechista atribuyen al Partido de los Trabajadores (PT).

La prensa brasileña asegura que los dirigentes de los partidos políticos alineados con Bolsonaro “observan atentamente las primeras reacciones del presidente electo y sus colaboradores” sobre el informe del COAF, pues, para ellos, el caso será una prueba muy importante para evaluar la capacidad del presidente de “sostener su discurso anticorrupción”.

.

www.hispantv.com/noticias/brasil/395617/bolsonaro-irregularidades-cuentas-bancarias-michelle

COLABORA CON KAOS