Brasil. Movimientos sociales realizan acto contra genocidio de la población negra y pobre

Movimientos sociales de la ciudad de San Pablo (sudeste de Brasil) realizaron esta mañana, en la Plaza de la Sé, un acto contra el genocidio de la población pobre, negra y periférica, seguido por la entrega de pauta de reivindicaciones a autoridades. La manifestación culminó con la ocupación de la Secretaría de Justicia.

De acuerdo con Douglas Belchior, de la Unión de Núcleos de Educación Popular para Negras/os y Clase Trabajadora (Uneafro) y del «Comité contra el genocidio de la población pobre, negra y periférica”, entidad que organizó la manifestación, la intención fue hacer un alerta sobre la grave situación que se instaló en el estado.

«El acto reunió a más de 300 personas y se produjo para llamar la atención sobre el genocidio que está siendo permitido por el gobierno de Geraldo Alckmin y ejecutado mediante su policía. Actualmente, a los medios de comunicación sólo les llama la atención las muertes de policías, pero las principales víctimas son civiles y principalmente jóvenes negros y pobres habitantes de las periferias”, denunció.

Aprovechando la oportunidad de la asunción del nuevo Secretario de Seguridad del Estado, Fernando Grella Vieira, que ocurrió hoy, los/las manifestantes ocuparon la Secretaría de Justicia reivindicando poder ser escuchados y lo consiguieron.

Douglas dijo que la pauta de reivindicaciones fue recibida y que en pocos días los miembros del movimiento de combate al genocidio de la juventud negra tendrán un encuentro con el nuevo secretario de seguridad. Además, una audiencia pública está agendada para el próximo día 6. Los movimientos reivindican la presencia del gobernador.

La pauta de reivindicaciones entregada en la Secretaría de Justicia contenía demandas populares y denuncia del genocidio que está ocurriendo en las periferias. El Comité contra el genocidio denuncia que cerca de 230 jóvenes negros y pobres habitantes de la periferia fueron muertos a manos de Policías Militares y grupos de exterminio en los últimos días.

Entre las principales reivindicaciones contenidas en el documento se encuentran una audiencia pública inmediata con el gobernador Geraldo Alckmin y con el Ministro de Justicia José Eduardo Cardozo; el relevamiento de las identidades, Boletines de Casos, Certificados de Óbitos y Causa de Muerte de todas las víctimas civiles asesinadas por balas en el Estado de San Pablo durante este año 2012; el fin de la Rota (Rondas Ostensivas Tobias Aguiar) en San Pablo; modificación del Secretario de Seguridad Pública y del Comando de la Policía, además de un cambio radical en toda la Política de Seguridad Pública del estado.

También quieren la abolición inmediata de los «autos de resistencia y resistencia seguida de muerte”; una Comisión Parlamentaria de Investigación de las Policías y de los Grupos de Exterminio; desmilitarización de las Policías; control popular, externo e independiente de toda la actividad policial mediante Juzgados especiales, Corregedurías y Defensoría del Pueblo con efectivo control popular; derecho a la memoria, a la verdad y a la justicia para todas las víctimas y sus familiares en el estado de San Pablo de, por lo menos, todos los delitos ocurridos desde mayo de 2006 a la fecha; además de la responsabilización de Geraldo Alckmin por delito de responsabilidad y lesa humanidad por la actual masacre y casación de su mandato.

Ola de violencia

Desde septiembre, la población del estado de San Pablo viene enfrentando un difícil momento a causa de la violencia que no cesa. Además de la rutina de muertes, todos los días hombres, mujeres y niños están siendo obligados a convivir con medidas como el toque de queda, que aunque es negado por las autoridades es una realidad.

No hay un número oficial sobre la cantidad de muertes hasta el momento, ya que las cifras cambian rápidamente. Cada noche, de cinco a diez personas son victimadas fatalmente. Sólo entre policías civiles y militares más de 90 fueron asesinados.

«El estado está escondiendo los números oficiales, mostrando la cantidad de policías asesinados y escondiendo el número de civiles muertos. El gobierno sabe muy bien que estos delitos no están siendo practicados por el crimen organizado, sino por milicias”, denunció el activista Douglas Belchior.

Traducción: Daniel Barrantes – barrantes.daniel@gmail.com


http://www.adital.com.br/?n=cgwn

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS