Brasil. Más de 80% de camas de UCI están ocupadas en los 5 estados con más casos de covid-19

Publicidad

Sistemas de salud de Ceará, Pernambuco y Amazonas están al borde de colapso; São Paulo y Río también preocupan

En medio del crecimiento de víctimas fatales, las condiciones de la red pública de salud de los cinco estados  que concentran el mayor número de casos del coronavirus en Brasil es crítica.

Con altas tasas de ocupación de las camas de Unidad de Cuidado Intensiva (UCI) para covid-19, São Paulo, Río de Janeiro, Ceará, Pernambuco y Amazonas pueden rápidamente llegar al límite máximo de la capacidad de atención.

Eso significa que, en los próximos días, va a depender de la curva de contaminación que pacientes que manifiesten los síntomas más graves de la enfermedad respiratoria pueden no tener el socorro necesario.

Las condiciones del sistema de salud en los estados de Ceará y Pernambuco, que están respectivamente en tercero y cuarto lugar entre los estados con más casos del coronavirus, son las más graves.

Según un informe de la Secretaría de salud de Prnambuco, por ejemplo, la red pública del estado tendría, en total, 888 camas para pacientes con Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SRAG), que incluyen casos sospechosos y confirmados de la covid-19.

La tasa actual de ocupación total es de 93%, y, para las UCI, el índice llega a 99%. La superpoblación ocurre en un momento en que el estado registra 9.881 casos confirmados y 803 defunciones.

Los espacios destinados a las víctimas del nuevo virus fueron abiertos en unidades que ya formaban parte de la red estadual y contratadas en la red privada.

Un hospital privado, localizado en la zona sur de Recife y que se encontraba desactivado desde 2018, fue requerido administrativamente. En total, la estructura contará con 230 camas, siendo 100 de UCI.

Con la alta demanda local, hospitales de campaña construidos en Recife por la alcaldía han fortalecido la atención. Fueron siete unidades construidas para tratar únicamente a pacientes con coronavirus.

En total, son 107 camas, siendo 27 de enfermerías y 80 de unidades de cuidados intensivos (UCI) de estas, 20 ya están equipadas con ventiladores y pueden recibir pacientes.

En Ceará, la tasa de ocupación de camas de UCI para covid-19 gestionadas por el gobierno era de 96% en la región de Fortaleza y 93% en todo el estado, con un total de 11.470 personas infectadas por la covid-19 y 795 muertes, según información divulgada este martes (5).

Fortaleza concentra el mayor número de casos y muertes confirmadas, con 8.509 personas infectadas y 806 defunciones.  La meta del gobierno estadual es abrir 100 camas de UCI en la capital hasta el final de esta semana.

Según Raimundo José Arruda Bastos, ex secretario de Salud de Ceará, “no hay otra solución viable” para combatir la pandemia que no sea el llamado lockdown, bloqueo total de los servicios no esenciales, para frenar la curva de contaminación. La medida ya fue adoptada en municípios en Maranhão y en Pará.

Para él, la principal demanda del estado, además de la ampliación de las camas, es ampliar el número de ventiladores.

Existen personas que están falleciendo en emergencias y a veces hasta en casa por falta de ventiladores. Las próximas dos semanas serán muy difíciles. Si los ventiladores prometidos por el Ministerio de la Salud no llegan para transformar camas de menor complejidad en camas de mayor complejidad, vamos a tener gran dificultad para internar a las personas.

Consultado, el Ministerio de Salud informó que Ceará fue contemplado con 20 ventiladores el fin de semana, totalizando 75 equipos entregados al estado por el gobierno federal durante la crisis. El ministerio afirma que desde el comienzo de la pandemia ya distribuyó 487 ventiladores pulmonares.

En Amazonas, región norte del país, el escenario trágico se repite. Entre lunes y martes, el estado registró el mayor número de casos y muertes por el nuevo coronavirus confirmados en un único día desde el inicio de la pandemia.

De acuerdo con boletín epidemiológico de la Fundación de Vigilância en Salud (FVS-AM) fueron contabilizados más 867 casos y 65 defunciones en apenas 24 horas.

Ahora, el estado totaliza 8.109 casos confirmados de la enfermedad y es el 5º con mayor cantidad de personas contaminadas en todo país. El número de muertes llega a 649.

En 23 de abril, cuando los casos confirmados eran de 2,8 mil, la Secretaría de Estado de Salud de Amazonas (Susam), informó que la tasa de ocupación de camas de UCI llegó a un 96%.

Con exponencial crecimiento de la curva de contaminación, José Bernardes, presidente del Consejo Regional de Medicina de Amazonas (CREMAM), asegura que la capacidad de las UCI por la covid-19 está prácticamente al 100% en el estado.

Aquellos que ingresan en la UCI teóricamente tienen una probabilidad de 50% de sobrevida. Lo que pasa es que muchos de ellos no tienen ni la posibilidad de entrar en la UCI. Eso es lo peor. El individuo muere por no haber sido atendido en cuidados intensivos.

El presidente de CREMAM defiende enfáticamente que la realidad de Amazonas es una tragedia anunciada debido al debilitamiento del sistema de salud en los últimos 8 años. En su opinión, la pandemia agravó la situación fragilizada por la mala gestión de los gobiernos y por la reducción de recursos.

Según él, además de la falta de médicos intensivistas para tratar a los pacientes en este momento, los habitantes de los municipios del interior del estado y en regiones que necesitan de transporte fluvial están completamente desasistidas durante la pandemia.

Imágenes de los cementerios en la capital del estado, Manaus, fueron divulgadas mundialmente después de la adopción de fosas colectivas para enterrar víctimas de la covid, concentra 4.804 casos del estado. El sistema funerario local también está en colapso, con las existencias de ataúdes casi agotadas.

Un análisis hecho por el portal G1, constató que el número de muertes en Manaus se disparó desde el inicio de la pandemia del nuevo coronavirus hasta el día 25 de abril y está 108% por encima de la media histórica.

El estudio hecho por el epidemiólogo Paulo Lotufo, de la Universidad de São Paulo (USP), con base en datos capturados del Portal de Transparencia del Registro Civil, revela la subestimación de las estadísticas oficiales.

Monitoreando los índices entre los días 21 y 28 de abril, la cantidad de muertes por síndromes respiratorias y causas indeterminadas en Amazonas señala que el número de personas que murió por covid-19 puede ser siete veces mayor del que el difundido oficialmente.

Epicentro

En São Paulo, estado con mayor número de casos, son 34.053 personas infectadas y 2.851 muertes registradas. De acuerdo con información de la secretaría de Salud del estado, la tasa de ocupación de las camas de UCI reservados para atención a la covid-19 era de 86,9% en la Grande São Paulo este martes (5). A nivel municipal, la tasa de ocupación general de las UCI era de 87%.

En entrevista al Brasil de Fato al comienzo de la semana, el médico infectólogo Marcos Boulos, afirmó que el sistema debe llegar al límite pronto.

El viernes pasado (1), el alcalde Bruno Covas sancionó una ley que establece un conjunto de medidas de protección de la salud pública y de asistencia social de combate al coronavirus. Entre las medidas está la autorización para requerir al Sistema Único de Salud (SUS) municipal camas hospitalarias de la red privada.

La medida ya fue adoptada por Camilo Santana, gobernador de Ceará, que puso dos hospitales de la red de salud privada para atender exclusivamente a pacientes de la covid-19.

La situación de Río de Janeiro, segundo estado con más casos, también es delicada. Al comienzo de la semana, por ejemplo, el 98% de las camas de UCI para tratamiento de las víctimas del coronavirus estaban ocupadas.

En la capital, no había más camas en las unidades municipales, mientras 399 pacientes con síntomas o confirmados aguardaban espacio para transferencia.

Son 12.391 casos confirmados y 1.123 defunciones por coronavirus en todo el estado. La tasa de ocupación en camas de UCI es de 84% este miércoles (6).

En la evaluación de Alexandre Telles, presidente del Sindicato de Médicos de Río Janeiro (SiINDMED/RJ), el sistema de salud ya entró en colapso.

La red pública no tiene más capacidad para recibir a las personas. Vivimos un atraso en la entrega de los hospitales de campaña prometidos por el gobierno del estado. El hospital de campaña abierto en Leblon tiene pocas camas, el del Maracaná ni siquiera fue abierto. Mientras el poder público está aletargado, con dificultad para abrir esas unidades, las personas están muriendo.

El hospital de campaña Lagoa-Barra, en Leblon, citado por el entrevistado, fue inaugurado en 25 de abril con 30 camas, siendo 10 de UCI y 20 de enfermería.

En nota enviada a Brasil de Fato, la Secretaría de Salud afirmó que actualmente la unidad ofrece 100 camas y que, en pleno funcionamiento, contará con el doble de la capacidad. La inauguración del hospital de campaña del Maracaná está prevista para esta semana.

Médico de Familia y Comunidad, Telles también alerta que hay una grave vacancia de profesionales en las unidades de salud como un todo, pero principalmente en la red de atención primaria, que atiende los casos leves, además de la superpoblación de las Unidades de Emergencia (UE).

Según él, la UE de Ilha del Governador, por ejemplo, a pesar de la capacidad para atender 20 personas, tiene 70 pacientes internados.

La falta de contratación y realización de concursos por el gobierno federal para unidades de salud de su gerencia en Río de Janeiro, como el Hospital Federal de Bonsucesso, Hospital Federal de Ipanema, Hospital Federal de Andaraí, da Lagoa y Hospital Federal Cardoso Fontes, entre otros, también son citadas por el médico como un factor que ha agravado la crisis sanitaria en el estado.

Justamente por falta de recursos humanos, conforme afirma el presidente del SINDMED, que en esos hospitales no están disponibles camas de UCI.

“Es derecho del ciudadano tener acceso al SUS y ese acceso ha sido negado por la falta de camas y por la demora del poder público en activar camas sin uso. Tenemos más de mil camas sin uso en la red federal de RJ. Es una falta de compromiso y falta de sensibilidad”, denuncia Telles.

Consultado por el reportaje, el Ministerio de Salud informó apenas que “ya está en marcha el proceso de renovación de los profesionales de salud para atención de los hospitales e institutos federales de Río de Janeiro”.

El presidente del Sindicato de Médicos de Río Janeiro (SINDMED/RJ) denuncia además la falta de equipos de protección individual para los profesionales de salud y la contratación de emergencia en la modalidad. “En caso de que se infecten, no tendrán ningún derecho laboral. Los profesionales que están en la primera línea están desamparados en este momento”.

Edición: Leandro Melito

Traducción: Pilar Troya

www.brasildefato.com.br/2020/05/07/mas-de-80-de-camas-de-uci-estan-ocupadas-en-los-5-estados-con-mas-casos-de-covid-19

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More