Brasil. Dilma pone en venta gasodutos de Petrobras

Esta semana se dio a conocer una más de las medidas de venta (desinversión) de Petrobras, con la presentación del estudio de una empresa que señala la posibilidad de privatización del 80% de sus gasoductos. El gobierno del PT viene presentando las privatizaciones y la entrega de la empresa estatal al imperialismo como salida para contener deudas y gastos de la empresa.

Según el diario Folha de S. Paulo, hay posibilidad de que el 80% de la subsidiaria Transportadora Asociada de Gas (TAG) sea vendida a inversores. También sería blanco la Gaspetro, distribuidora de gas canalizado.

Las medidas de privatización de Petrobras cobraron fuerza a partir del proyecto de José Serra, del opositor PSDB, que como ya había sido expuesto en el site wikileaks, tiene interés en facilitar que la explotación de las riquezas provenientes del área de explotación marina conocida como pre-sal sean hechas por grandes empresas norteamericanas. Los “tucanos”, como se los conoce a los partidarios del PSDB, siempre fueron agentes de la privatización de las riquezas nacionales al gran lucro de empresas y lobbies imperialistas y el proyecto de Serra apunta en ese sentido.

Sin embargo, también los petistas, con Dilma al frente, incluyeron los paquetes de concesiones en la lista de medidas indispensables para los “ajustes” del gobierno. En ese sentido, la amenaza de privatización sobrevuela un porcentual significativo de la empresa, como en el caso de las concesiones de TAG y Gaspetro, que tienden a liquidar el área de gas de la estatal.

Aun que en el modelo el “control” siga siendo estatal, este es solo formal porque está desvinculado de las inversiones y resultados de esas inversiones, todos destinados a la controladora que gane la concesión.

La privatización de TAG y Gaspetro también podría dar impulso a la concesión de otras subsidiarias como Transpetro ya que, según trabajadores de la empresa, hay rumores de venta también en esa área.

Como hemos señalado en La Izquierda Diario, las medidas de privatización favorecen los monopolios imperialistas y traen consecuencias muy malas para las condiciones de trabajo y para el mantenimiento de los puestos de trabajo. Despidos podrían afectar a centenares de miles de trabajadores, comenzando por los más precarizados, tercerizados.

Sepa más sobre la campaña por una Petrobras 100% estatal bajo gestión democrática de los trabajadores.

 

http://www.laizquierdadiario.com/Dilma-pone-en-venta-gasodutos-de-Petrobras

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS