Brasil. Creció 212 por ciento deforestación en octubre

Publicidad

La deforestación en la Amazonia brasileña creció 212 por ciento en octubre en comparación con el pasado año, según un informe divulgado por el Instituto del Hombre y el Medio Ambiente (Imazon).

De acuerdo con los datos, en 2018 se perdieron 187 kilómetros cuadrados de bosque y este año esa cifra asciende hasta ahora a 583 kilómetros cuadrados de vegetación devastada.

En el ranking de deforestación por estado, Pará lidera con 59 por ciento, luego aparecen Mato Grosso (14), Rondônia (10), Amazonas (ocho), Acre (seis), Roraima (dos) y Amapá (uno).

El boletín de Imazon indica que, en octubre de este año, los bosques degradados de la llamada Amazonia Legal (incluye a nueve estados brasileños) totalizaban 618 kilómetros cuadrados, mientras que, en el mismo mes de 2018, la degradación forestal detectada era de 125 kilómetros cuadrados.

Imazon clasifica la deforestación como el proceso de realizar talas superficiales, que es la eliminación total de la vegetación forestal. La mayor parte del tiempo, este bosque se convierte en áreas de pastoreo.

Por otro lado, la degradación se caracteriza por la extracción de los árboles, generalmente con el fin de comercializar la madera.

Otros ejemplos de degradación son los incendios forestales, que pueden ser causados por la quema controlada en áreas privadas para la limpieza de pastos, por ejemplo, pero que terminan llegando al bosque y extendiéndose.

Pacajá, un municipio del sureste de Pará, encabeza la lista de ciudades con mayor deforestación, con una superficie de 20 millas cuadradas, por segundo mes consecutivo. Altamira, Portel, Uruará, São Félix do Xingu y Placas, todas también en Pará, aparecen a continuación en la lista.

Estos municipios críticos se encuentran en el área de influencia de Belo Monte. Porto Velho es la única capital presente en el ranking de las 10 ciudades que más destruyeron el bosque.

Recientemente el ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, señaló que la deforestación es causada principalmente por actividades económicas ilegales en la región, como la minería, la tala de árboles y la ocupación de tierras.

Las críticas a las políticas del Gobierno sobre medio ambiente se recrudecieron por la multiplicación de incendios en la Amazonia en agosto, que derivó en una ola de llamados de la comunidad internacional, liderados por Francia.

Por las quemas en el pulmón del planeta también se responsabiliza al presidente Jair Bolsonaro, quien enfrenta cuestionamientos por su política a favor de la agroindustria en la Amazonia y una reacción morosa frente al desastre natural.

mgt/ocs

www.prensa-latina.cu/index.php?o=rn&id=325744&SEO=crecio-212-por-ciento-deforestacion-en-brasil-en-octubre

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More