Brasil: bandolerismo político devenido cotidianidad

Para comprender el porqué hemos llegado al grado actual de putrefacción en los actores estatales principales en el gigante sudamericano, considero que un buen punto focal se encuentra en lo que traje a colación hace catorce meses: para ese momento, se conoció que el presidente ilegítimo, Michel Temer, una década atrás facilitó información sobre el escenario de su país al Gobierno de los Estados Unidos de América, según indican unos documentos elaborados en 2006 y recuperados por Wikileaks en Mayo de 2016 (1).

Trascendió que en esos documentos, presuntamente elaborados por el consulado estadounidense en Sao Paulo y remitidos a la Secretaría de Estado de Washington, se recoge el contenido de una serie de conversaciones que tuvieron lugar entre el entonces cónsul general de la Casa Blanca en esa ciudad brasileña y el ilegítimo mencionado, quien se mostraba decepcionado con el entonces Presidente Lula da Silva, criticaba su “visión estrecha” y la excesiva atención que ponía en los programas sociales, “que no promueven el crecimiento ni el desarrollo económico”.

Estos truenos confirmaron que resultó coherente que después de las victorias de los enemigos de las mayorías del Sur del Río Bravo en Argentina, Venezuela y Bolivia, las fuerzas más retrógradas de la nación brasilera aupadas por las Empresas Transnacionales y el dictado de Washington intensificaran sus maniobras para sacar de circulación inmediatamente al Gobierno de Dilma Rousseff y obstaculizar tanto como sea posible el potencial retorno a la presidencia de Brasilia de Lula da Silva en el 2019 (2).

Así, poco debe extrañar la sucesión de acontecimientos reveladores de la dinámica que ha adquirido la delincuencia política en Brasil. Ilustro, brevemente.

En los finales de Mayo último, se alertó a la opinión pública a través de un comunicado emitido por el Instituto Lula acerca de la producción de “otra farsa contra el ex presidente Lula da Silva” gestada en la complicidad entre los fiscales de Lava Jato y los medios Red Globo, Folha de Sao Paulo O Estado de S. Paulo. “Agendas de ex directores de Petrobras, anexadas por los fiscales a la acción sobre el tríplex del Guarujá, fueron manipuladas por la prensa para apuntar una falsa contradicción en el testimonio de Lula al juez Sergio Moro” —consta en ese comunicado (3).

La alerta en cuestión se concretó hace unas horas al trascender que un tribunal de primera instancia dictó sentencia contra Luiz Inácio Lula a nueve años y seis meses de cárcel; que se le acusó por estar presuntamente implicado en la red de corrupción de Petrobras; que la defensa del exmandatario puede apelar esta sentencia ante la Cámara Federal de la cuarta región; y que los movimientos sociales ya han rechazado tal sentencia. También, que a pesar de esta maniobra Lula por lo pronto puede participar en las elecciones presidenciales de 2018 cuyo impedimento procuran los enemigos del grueso de brasileños/as (4).

De inmediato, Dilma Rousseff, la mandataria constitucional de Brasil destituida en 2016, aseguró: “Lula es inocente. Y el pueblo brasileño sabrá democráticamente rescatarlo en 2018” teniendo en cuenta que el expresidente lidera intención de voto con un 30 por ciento sobre sus rivales, según una reciente encuesta del instituto Datafolha. “Sin pruebas, cumplen el guion pautado por sectores de la gran prensa. Hace años, Lula, el presidente más popular en la historia del país y uno de los más importantes estadistas del mundo en el siglo XXI, viene sufriendo una persecución sin cuartel”, denunció en su página web dilma.com.br (5).

Entretanto, al cierre de este Junio el sr. Michel Temer fue acusado de corrupción por el fiscal general de la nación, Rodrigo Janot, porque el ¿dignatario? recibió un soborno de 152.000 dólares a través de un intermediario, un acto con el que “ayudó a comprometer la imagen de la República Federativa de Brasil”. El suceso tuvo lugar varios días después de que una encuesta mostrara que sus niveles de aprobación eran de apenas un 7 por ciento —los más bajos de cualquier presidente en casi 30 años. En consecuencia, el comprobado colaborador con los intereses del Águila Imperial ahora queda sujeto a los ¿buenos oficios? del Congreso (6).

Sin embargo, a juzgar por los vientos que predominan en la vida política de Brasil, es difícil que sobre el “líder” popular recaiga el peso de la Ley. Si no, analice usted el siguiente razonamiento: “La ecuación es simple: para continuar en el gobierno, Michel Temer necesita del respaldo de 172 de los 513 integrantes de la Cámara de Diputados, y si 214 están envueltos en actos de corrupción ¿van a entregar su propia cabeza?” (7).

Por tanto, pienso que donde se ha enseñoreado la Corrupción, Temer puede campear por su respeto, Lula tiene que guapear por sí para su pueblo y nosotros incrementar las denuncias de esta trama con vistas a que bandolerismo político devenido cotidianidad en Brasil más temprano que tarde deje de ser noticia en ese país de Sudamérica.

 

Referencias:
1.- http://www.cubainformacion.tv/index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/68999-brasil-su-pueblo-nuestra-america-y-eeuu.
2.- https://kaosenlared.net/brasil-en-la-progresion-de-la-derecha-vs-latinoamerica-2/.
3.- http://www.telesurtv.net/news/Lula-denuncia-farsa-de-Lava-Jato-en-complicidad-con-los-medios-20170525-0048.html.
4.- http://www.telesurtv.net/news/Expresidente-Lula-condenado-a-9-anos-de-prision-por-corrupcion-20170712-0037.html.
5.- http://www.telesurtv.net/news/Lula-es-inocente-y-el-pueblo-sabra-rescatarlo-en-2018-afirma-Dilma-Rousseff–20170712-0055.html.
6.- https://www.nytimes.com/es/2017/06/27/acusado-de-corrupcion-el-futuro-de-michel-temer-esta-en-manos-del-congreso-de-brasil/.
7.- http://www.cubadebate.cu/especiales/2017/07/10/brasil-debate-denuncia-por-corrupcion-pasiva-presentada-contra-michel-temer/.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS