Bradley Manning, la ‘garganta profunda’ de Wikileaks, se sienta ante el juez tras un año encerrado

Agencias

 

El soldado estadounidense Bradley Manning , acusado de filtrar miles de documentos secretos a Wikileaks, afronta hoy la primera audiencia ante un juez para determinar si debe ser procesado por un tribunal militar u ordinario. Manning está acusado de entregar a WikiLeaks, la plataforma fundada por Julian Assange, miles de documentos confidenciales sobre las guerras de AfganistánIrak y cables diplomáticos de EEUU.

El soldado, de 23 años (cumple 24 este sábado), puede ser imputado por violar el código militar con un máximo de 22 cargos, algunos de los cuales son castigados con la pena de muerte. La audiencia tendrá lugar en Fort George Meade, cerca de Baltimore, en el estado de Maryland, y estará abierta al público, a excepción de los momentos en que se traten asuntos que contengan información clasificada.

Se espera que el proceso dure una semana con el objetivo de determinar si Manning debe ser juzgado por un tribunal militar o por uno ordinario. Manning fue arrestado hace año y medio tras ser acusado por el pirata informático Adrian Lamo de ser la «garganta profunda» de WikiLeaks, que generó un revuelo mundial al publicar cientos de miles de documentos diplomáticos clasificados de EEUU.

Según la acusación, Manning tuvo acceso a los documentos que supuestamente filtró a WikiLeaks cuando estaba destinado en la Base Operativa Avanzada Hammer, a unos 60 kilómetros al este de Bagdad (Irak), y podía consultar dos redes clasificadas del Gobierno estadounidense. 

Manning pasó cerca de un año en régimen de aislamiento en la prisión de la base militar estadounidense de Qantico (Virginia), hasta que en la primavera de este año se le trasladó a otra cárcel militar en Kansas, donde le retiraron las condiciones de aislamiento.

 

 

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS