Publicado en: 8 diciembre, 2018

Bolivia. Ultraderecha pretende darle un golpe artero a la democracia

Por Cambio

El paro cívico convocado por activistas vinculados a la derecha boliviana demostró que están en afanes golpistas contra la democracia y —como parte de su estrategia— atacan al Tribunal Supremo Electoral (TSE) para evitar que se realicen las elecciones primarias y generales de 2019, denunciaron los presidentes de Diputados y Senadores, Gabriela Montaño y Milton […]

El paro cívico convocado por activistas vinculados a la derecha boliviana demostró que están en afanes golpistas contra la democracia y —como parte de su estrategia— atacan al Tribunal Supremo Electoral (TSE) para evitar que se realicen las elecciones primarias y generales de 2019, denunciaron los presidentes de Diputados y Senadores, Gabriela Montaño y Milton Barón, respectivamente.

“Pedir la renuncia de los vocales del TSE es atentar en contra de la institucionalidad democrática de nuestro país, buscar la anulación de la resolución administrativa de habilitación de todos los binomios y querer que todos los vocales del TSE renuncien, es tratar de decapitar la institucionalidad democrática en nuestro país, es tratar de darle un golpe artero a la democracia”, alertó Barón.

El asambleísta señaló que estas movilizaciones pretenden desbaratar las elecciones primarias y las generales que están previstas para 2019.

Los representantes de comités cívicos de ocho departamentos se reunieron ayer en Cochabamba y dieron un plazo de 72 horas al TSE para que anule la resolución que habilita los ocho binomios para las primarias, entre ellos la candidatura del presidente Evo Morales y Álvaro García Linera.

La resolución advierte con radicalizar sus medidas de presión mediante huelgas de hambre, marchas, y exige —de forma inmediata— la renuncia de todos los miembros del Tribunal Supremo Electoral.

Sin embargo, ninguno de estos activistas se refirió a la muerte de Suleydi Estiváriz ocurrida en Riberalta, causada por la violencia generada por grupos de choque cívicos, que el jueves trataron de obligar a la población a cumplir el paro cívico mediante amenazas y violencia.

La presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño, aseguró que defenderán la institucionalidad democrática del país porque “creemos en la posibilidad de que sea el pueblo el que elija a sus gobernantes”.

La legisladora afirmó que la resolución de la ultraderecha demuestra su carácter antidemocrático al tratar de  desbaratar el cronograma electoral definido para 2019.

cambio.bo/?q=node/57006

COLABORA CON KAOS