Bolivia. Se consuma el golpe fascista: Las FFAA exigen renuncia de Evo

El comandante y general en jefe de las Fuerzas Armadas del Estado Plurinacional de Bolivia, Williams Kaliman Romero, en nombre de las instituciones militares que dice representar, «sugirió» la renuncia del Presidente Evo Morales Ayma, este domingo 10 de noviembre, a media tarde.

El virtual golpe de Estado oligárquico y fascista contra el pueblo y sus máximos dirigentes legítimamente elegidos el pasado 20 de octubre, viene a coronar la ejecución programada, planificada y premeditada del recurso de la violencia militar que suelen emplear los intereses de Washington, la extrema derecha y la minoría oligarca, cuando un gobierno de América Latina pretende beneficiar a las mayorías sociales y lucha por su independencia.

La crisis social y política comenzó a escalar al día siguiente de las últimas elecciones generales acaecidas el reciente 20 de octubre, en las que resultó victorioso la dupla Evo Morales y Álvaro García del Movimiento al Socialismo. Ya la oposición racista y supremacista había amenazado antes de las elecciones que, de ganar Morales, desconocerían el resultado de las votaciones.

Así, empleando la violencia desatada y a pago, la clase dominante soportada por la Casa Blanca, cometió y comete una serie de acciones contra autoridades del partido de Gobierno, MAS, secuestrando a sus familiares, quemando las dependencias estatales, torturando y violando los derechos humanos del Ejecutivo, personeros del Legislativo y atacando a la población indígena, pobre y trabajadora desarmada.

Pese a que Evo Morales llamó hasta último momento a la oposición a crear una mesa de diálogo para lograr la paz inmediata, mientras anunciaba nuevas elecciones generales, también con un nuevo Tribunal Calificador de Elecciones, los fascistas sólo perseguían un objetivo: destruir el Gobierno y las políticas progresistas de las fuerzas populares, indígenas, y plurinacionales, sintetizadas en la prestigiosa figura internacional de Evo.

Sólo el sábado 9 de noviembre, las FFAA afirmaron que su comportamiento se ceñiría a las leyes y la democracia. Pero, al igual que en otros momentos trágicos de la historia contemporánea de Latinoamérica, por razones que pueden suponerse, pero que pronto se conocerán, el monopolio de la coacción militar del Estado dio un vuelco de 180 grados en sus dichos y, arteramente, le quitó el apoyo tanto a la Constitución, como a la democracia y al Gobierno. El video abajo reproducido da cuenta del instante preciso en que los militares se acriminaron contra los valores sagrados del progreso y la democracia de los pueblos.

Nota en desarrollo.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS