Bolivia. Red de poder se benefició con la enajenación de empresas públicas

Por Gonzalo Pérez Bejar, Cambio

La Comisión Especial Mixta de Investigación de la Privatización y Capitalización identificó a 55 personas vinculadas con la red de poder que se benefició con la enajenación de las empresas del Estado.

“A lo largo de los 20 años de gobiernos neoliberales, las redes de poder conformaron alianzas y vínculos con individuos que ejercían el poder político, con personas que tenían relación a nivel empresarial y también por parentesco”, afirmó la diputada Romina Pérez (MAS-IPSP), integrante de la comisión, durante la lectura de la tercera parte del informe conclusivo.

De acuerdo con la legisladora, esta red de poder se creó para obtener beneficios personales, tomando ventaja de la enajenación de las empresas públicas.

Para identificar los vínculos de las 55 personas, la comisión utilizó un software elaborado por la Agencia de Gobierno Electrónico y Tecnologías de Información y Comunicación (Agetic).

Esa aplicación posibilitó identificar las conexiones de las personas, tanto familiares como empresariales.

Según el informe que brindó la diputada Pérez, esta red estaba compuesta por tres subredes articuladas en torno a diferentes partidos políticos.

La primera red tiene como actor principal al expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada (1993-1997 y 2002-2003), que fue accionista mayoritario de la Compañía Minera del Sur (Comsur).

La segunda está vinculada al sector empresarial y la articuló Samuel Doria Medina, exministro de Planeamiento y Coordinación (1991-1993) y actual jefe de Unidad Nacional (UN).

La tercera red estuvo articulada por el empresario de medios de comunicación Raúl Garáfulic Gutiérrez (+), que en su momento fue embajador de Bolivia en España y luego apareció como socio de la AFP Previsión.

“Estos tres actores son individuos que han participado en la enajenación como autoridades desde lo público y como beneficiarios del proceso de enajenación en el sector privado”, sostuvo la legisladora.

Todas las personas identificadas en la investigación de la comisión legislativa tuvieron militancia en algún partido político, sea el MNR, ADN o MIR. Además fueron servidores públicos y en algunos casos pertenecieron a las empresas que se adjudicaron los bienes estatales enajenados durante la privatización y capitalización.

“También conocimos que autoridades de un gobierno pasaban a ser empleados de las empresas capitalizadas y cuando terminaban sus servicios volvían a la administración pública como si nada”, afirmó.

Al final del debate, en horas de la tarde, el pleno de la Asamblea Legislativa Plurinacional aprobó  el informe conclusivo de la Comisión Especial Mixta de Investigación de la Privatización y Capitalización. El documento será remitido al Ministerio Público, a la Procuraduría General del Estado, a la Contraloría General del Estado y al Ministerio de Justicia y Transparencia Institucional para su conocimiento y consideración en el marco de sus atribuciones constitucionales.

Montaño: Privatizadores no volverán a gobernar el país

La presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño, aseguró ayer que los responsables de la privatización y capitalización de las empresas del país no volverán a gobernar Bolivia, porque hoy el pueblo despertó y sabe que tiene un futuro gracias a la recuperación de los recursos naturales.

“La lección está clara: los privatizadores nunca más van a regalar nuestro Estado, esa es la lección y eso les vamos a enseñar a nuestros hijos, a nuestros nietos y a las 20 generaciones que vengan por delante, porque nunca más vamos a tener una guerra del gas o del agua para poder ser soberanos y para ser una patria que tenga futuro. Hoy Bolivia es una patria que tiene futuro”, enfatizó.

Montaño dijo que nunca más la derecha quitará la “soberanía y el orgullo de ser bolivianos, porque cuando se privatizaron las empresas estratégicas del país, los bolivianos estábamos con la cabeza agachada porque éramos un país empobrecido por las ambiciones de políticos que vendieron el país por unas cuantas migajas”.

“Por migajas se vendieron los jefes de muchos de los que están sentados en la Asamblea Legislativa, lo que caía de la mesa de las transnacionales era lo que se metían al bolsillo, y nos regalaron como patria, regalaron el futuro de nuestras generaciones”, lamentó.

Señaló que fueron seis las generaciones de bolivianos que sufrieron por “la mugre de la privatización y la capitalización”.

La presidenta de Diputados sostuvo que con los más de 22.000 millones de dólares que perdió el país con los procesos de privatización y capitalización, Bolivia en este momento podría ser una potencia económica en la región.

Señaló que el expresidente Jaime Paz Zamora reconoció que privatizar no fue bueno para el país, pero a pesar de eso desarrolló los procesos cuando gobernó el país. “Justificó su accionar asegurando que en su gestión sólo se privatizaron las empresas departamentales”.

.

cambio.bo/?q=node/59261

COLABORA CON KAOS