Bolivia: Originarios denunciarán violación del Gobierno a los derechos de la Pachamama

La Paz, 29 Oct (Erbol).- El Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (CONAMAQ) anunció hoy que recurrirá a todas las instancias, incluido el Tribunal de Justicia Climática, del que Bolivia es miembro, para denunciar la violación de los derechos de los pueblos originarios de la provincia Pacajes del departamento de La Paz, que no fueron consultados para la puesta en marcha del proyecto minero Corocoro.

El Jiliri Apu Mallku, Sergio Hinojosa, manifestó que la organización que agrupa a todos los ayllus del país se opone al proyecto hidrometalúrgico del centro minero de Corocoro, porque atenta contra el medio ambiente y porque además los pueblos de la región no fueron consultados.

“Nosotros como CONAMAQ, solo queremos que se cumpla el derecho a la consulta a los pueblos originarios”, enfatizó Hinojosa en declaraciones a la Agencia de Noticias Indígenas de la Red Erbol.

En tanto, Adrian Villegas, técnico del Ministerio de Medioambiente y Agua que asesora al CONAMAQ, dijo que este proyecto afecta a los pueblos cercanos al proyecto cuprífero, porque contamina los ríos de la región, lo que es respaldado por el Foro Boliviano de Medio Ambiente y Desarrollo (FOBOMADE), que afirmó que las aguas que salen de la planta hidrometalúrgica retorna a las comunidades aledañas.

Villegas anunció que el CONAMAQ, velando los intereses del Jach’a Suyu Pakajaqi, acudirá a todas las instancias nacionales e internacionales para hacer prevalecer los derechos de los pueblos originario campesino indígenas contemplados en la Constitución Política del Estado.

No descartó que el caso sea presentado ante el Tribunal de Justicia Climática a fin de que el gobierno boliviano frene las operaciones de la planta procesadora de láminas de cobre mientras se hace la consulta a los pueblos originarios de Pacajes y se hacen estudios para determinar el impacto ambiental de la actividad minera en la zona.

Por su parte, el vicepresidente de la Confederación de Pueblos de Bolivia (CIDOB), Pedro Nuni, dijo que de comprobarse el hecho el gobierno de Evo Morales estaría violado los derechos consagrados en el texto constitucional.

“Nosotros respondemos a los pueblos indígenas del oriente, de la amazonia y del Chaco boliviano, pero nos solidarizamos con nuestros hermanos del CONAMAQ y hacemos nuestro el problema que están atravesando debido a los efectos que puede ocasionar esta planta”, sostuvo.

Anticipó que se hará conocer al Presidente de la República, que visitará la ciudad de Trinidad, sobre el descontento de los pueblos indígenas en relación al proyecto minero de Corocoro.

“Hay que cumplir la ley es una obligación y el Estado tiene que reconocer los derechos de los pueblos originario campesino indígena”, remarcó.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS