Bolivia no será el próximo Afganistán

 

El 28 de octubre 2013 el periódico “The Wall Street Jornal” publicó un artículo de Mary Anastasia O ‘Grady titulado ¿Será Bolivia el próximo Afganistán?.   Basta con darle una mirada al artículo para entender la razón por la cual no se puede tomar en serio a esta señora. Sustenta sus acusaciones con frases como: podría estar ocurriendo en Bolivia, informes que llegan desde el terreno insinúan, hay informes no confirmados, Irán podría estar utilizando, una fuente que no quiso ser identificada, supuestamente, según mi fuente, un testigo indicó, un boliviano que conozco señala haber visto, y circulan rumores.  Lo ridículo es que con esa calidad de “información” esta señora tiene la torpeza de concluir que “El país andino es un centro para el crimen organizado y un refugio para los terroristas.” Tanta carencia de seriedad no merece siquiera ser respondida, pero Bolivia sí lo merece y por eso haré por lo menos algunas aclaraciones sobre lo escrito por esta señora.    

1 “En los años transcurridos después de una brutal ocupación soviética que duró 10 años, Afganistán se transformó en un caldo de cultivo en el que se incubó una cultura del crimen organizado, la radicalización de la política y el fundamentalismo religioso, un lugar propicio para que Osama bin Laden instalara sus operaciones.”  Le faltó completar la historia, diciendo que en ese caldo de cultivo participó Estados Unidos, con una intervención de la CIA para armar a grupos islamistas, y después con una brutal ocupación que lleva ya 12 años, que el narcotráfico se ha multiplicado exponencialmente, y el terrorismo también, al igual que la corrupción.  

2 “Evo Morales, que también preside la confederación de productores de coca, y el vicepresidente Álvaro García Linera, un exmilitante del Ejército Guerrillero Túpac Katari, empezaron a construir un narco-Estado represivo cuando llegaron al poder en 2006.” El proyecto de fijar en la mente colectiva a Bolivia, Venezuela, y Ecuador como el eje del mal latinoamericano, y como narco-estados,  es un viejo proyecto de la ultra derecha republicana, el Pentágono, la CIA, las otras agencias de “seguridad”, los “grupos de pensamiento“  de la extrema derecha y las organizaciones títeres como el Instituto Interamericano para la Democracia, que publicó los libritos de Douglas Farah, difamando a los mencionados tres gobiernos antiimperialistas antes mencionados.  Este proyecto está en marcha desde hace mucho tiempo, y yo lo denuncié el 19 de Octubre 2010 reportando desde el Capitolio, en el artículo que titulé (Informe de “Peligro en Los Andes”) . El Wall Street Jornal, con este artículo, simplemente se acopló al Miami Herald y Univisión como plataforma de lanzamiento de la extrema derecha para difundir su veneno. Gran favor que le hacen a la humanidad, sacarse de una vez la máscara de “periodismo”.     

3 “Con la oposición acorralada, Morales ha convertido a Bolivia en un centro internacional del crimen organizado y en un refugio para los terroristas. La Administración  de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA) fue expulsada.”  La constante sugerencia de que Evo Morales ha destruido a su oposición utilizando a la justicia,  se refiere a la histórica prosecución del crimen que emana del poder, el cual era impune durante los gobiernos de derecha que saquearon el país, y que siendo dueños de la justicia, protegieron legalmente su criminalidad.  La mención de que la DEA fue expulsada de Bolivia en el contexto de que el narcotráfico supuestamente empeoró, insinúa que esa institución es una autoridad en la lucha contra el narcotráfico. Una mentira que hoy por hoy, sólo un niño podría creer.

La Guerra contra las Drogas inventada por Richard Nixon, el villano de la política estadounidense, fue utilizada políticamente desde los años setenta para encubrir a narcotraficantes de derecha,  y con ese dinero financiar  a las guerrillas contrarrevolucionarias.  Para poder justificar que la DEA nada hacía contra el narcotráfico, durante los años ochenta Estados Unidos penalizó la hoja de coca, con lo cual criminalizó al indígena boliviano por su legendaria resistencia al imperialismo.  Militarizó el Chapare y desató una guerra contra el indígena cuya resistencia captó la simpatía nacional e internacional. La DEA, por lo tanto, fue expulsada de Bolivia por corrupta, por funcionar como parapeto de la CIA, por los crímenes que cometió al ametrallar injustamente a hombres mujeres y niños indígenas que nada tenían que ver con el narcotráfico, por el simple hecho de oponerse la fumigación aérea de cultivos con químicos tóxicos.   La DEA, simplemente no es ninguna autoridad en la lucha contra el narcotráfico. Si lo que hizo en Bolivia hubiese sido en aplicación de sus funciones policiales, ya hubiese militarizado también Estados Unidos, donde existe el mayor narcotráfico del planeta, y la prensa corporativa no menciona esa criminalidad impune.  

4 “El diario boliviano La Razón informó que el posible cónsul boliviano en Líbano fue detenido por las autoridades bolivianas por presuntamente tratar de pasar de contrabando 392 kilos de cocaína a Ghana.” Esta señora decidió inventarse la palabra “posible”, para sustituir la información original de La Razón, en sentido de que el libanés católico, casado con boliviana y militante del MAS, que se encuentra preso en Bolivia por narcotráfico, había sido sugerido para cónsul pero que su nombre había sido rechazado por la cancillería. Se le olvidó reconocer también que lo apresó la fuerza Boliviana contra al narcotráfico que funciona mejor que la DEA.       

5 “Gracias a una demanda estable de cocaína, el dinero en efectivo abunda en la economía boliviana”. No sé qué sabrá esta señora de políticas monetarias y manejo de circulante en las economías precarias de países reprimidos por el abuso y el saqueo. Parece ignorar que ante la exclusión que le imponía al pueblo boliviano el modelo de capitalismo neoliberal, grandes sectores populares recurrieron a la economía informal que les permitió sobrevivir por mucho tiempo. El manejo de circulante en efectivo fue el último recurso defensivo del pobre contra un sistema económico opresor que no tenía espació para él. Sin embargo, superada la larga emergencia, e incluidos esos sectores en la actividad económica de un modelo más justo, el Gobierno del Presidente Evo Morales ha promovido severas regulaciones al manejo de efectivo, y es el único país del mundo que tiene un ministerio anti-corrupción. Por eso, el Grupo de Acción Financiera Internacional, GAFI, sacó a Bolivia de su lista oscura de países con legislación inadecuada para la lucha contra el lavado de dinero. Las Naciones Unidas, ha destacado el trabajo de Bolivia no sólo por su lucha contra el lavado de dinero sino también por su lucha contra el narcotráfico.

En realidad esta señora O ‘Grady parece sorprenderse de que Bolivia durante el gobierno de Evo Morales haya experimentado un sorprendente apogeo económico. Quizá no le conviene que el mundo sepa la verdad: que Bolivia nunca fue pobre sino empobrecida por el saqueo de las potencias de turno. Que cuando Morales llegó al poder el país recibía de las transnacionales petroleras que explotaban su gas natural sólo 360 millones de dólares anuales, y que, después de nacionalizarlo, en el año 2013 esa cifra superará los 5.000 millones, lo cual significa un incremento de un mil trescientos ochenta y ocho por ciento. Ese Dinero se invierte en infraestructura, en subvenciones a nivel nacional como el de los carburantes, y en programas sociales que incluyen ayuda en efectivo como los bonos de maternidad, para la vejez, y para la niñez.

6 “La conexión con Teherán no es ningún secreto. Irán es un miembro sin derecho a voto de la Alianza Bolivariana de las Américas, ALBA. Los miembros con derecho a voto son Cuba, Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Venezuela”.  Se le olvidó que también son miembros con derecho a voto Antigua, Barbuda, Dominica, y San Vicente y las Granadinas.  Que Santa Lucía y Surinam son miembros invitados especiales, que a Haití se le extendió la condición especial de miembro permanente y que Honduras fue miembro pleno, hasta que se dio el golpe de estado defendido por EEUU en 2009. Aparte de sus errores en la información, O ‘Grady se equivoca también en el análisis, porque sugiere que hay algo malo en esa relación con Irán, lo cual utiliza como fundamento para la acusación de que Bolivia promueve el terrorismo. La lógica aplicada es la siguiente. Irán protege a los palestinos, Israel y Estados Unidos consideran a los palestinos como terroristas, lo cual hace a Irán terrorista, Bolivia tiene relaciones diplomáticas con Irán, entonces Bolivia es terrorista. El uso tan aberrante de la lógica por parte del complejo imperialista de Estados Unidos, al que sirve esta señora, es un peligro para toda la humanidad, porque que ahora ese gobierno espía al mundo entero, y tiene información suficiente para armar todas las teorías conspirativas que quisiera, no importa lo inverosímiles que sean.

La realidad es que Bolivia no será el siguiente Afganistán por una serie de razones que esta señora no puede siquiera empezar a entender. Primero, porque su nueva constitución ya no le permite tener bases militares norteamericanas. Segundo, porque ya no tiene implantada en su territorio a USAID para infectarla con los virus troyanos del descontento, la desestabilización, el financiamiento a la derecha, y a los movimientos subversivos. Tercero, porque los militares bolivianos ahora sirven a su país y no a la embajada estadounidense. Cuarto, Bolivia ha aprendido a no depender económicamente de Estados Unidos. Quinto, Bolivia ya derrotó el separatismo que Estados Unidos usa tradicionalmente para dividir a los países que le interesan y después invadirlo en defensa del pueblo rebelde que pide ayuda.  Sexto, desde el año 1950, cuando Estados Unidos lanzó su campaña internacional para controlar a los países del tercer mundo por medio de la asistencia técnica y económica del presidente Harry Truman, hasta el año 2003, cuando el pueblo boliviano salió a las calles a protestar pacíficamente contra el último gobierno neoliberal títere de Washington, Bolivia ya vivió los 53 años de humillación que le costó encontrar la fórmula perfecta para resistir al imperialismo en democracia. Bolivia es ahora un símbolo mundial de descolonización, y ese es el odio que le tienen las élites de extrema derecha que controlan el poder en Estados Unidos.

Tengo plena seguridad que la comunidad internacional sabrá discernir la verdad de la mentira en el artículo de la señora  O ‘Grady , porque no hacerlo sería una ofensa a la mediana inteligencia.

www.juancarloszambrana.com

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS