Bolivia: Nación Camba intenta ajustar la historia a sus delirios

El movimiento Nación Camba en ocho conferencias “magistrales”, una cada dos semanas, pretende “tumbar mitos” históricos, culturales, sociales y políticos para entronizar el “nacionalismo camba” en los altares del conocimiento político, pero en su primera charla ya resaltaron los tonos fascistas en símbolos y poses.

Primera conferencia de Nación Camba del miércoles 11 de marzo, cual si fuera una de las primeras actuaciones del Führer los camisas pardas alistaron el salón con banderas verde negro para denotar su rebelión contra el centralismo y sin poder ocultar su cara fascista. El simbolismo es importante, banderas que cuelgan del segundo piso.

En este caso el negro representa el terror, la opresión hacia los desposeídos, hacia los contrarios, hacia los que no comulgan con ellos y no la anarquía de ayer, mientras el verde representa el saqueo de las riquezas naturales orientales y no la riqueza boscosa de la amazonia. En la testera estuvieron sentados los cerebros derechistas donde sobresale Sergio Antelo.

En su página de Internet este caudillo fascistizado, antiguo militante del MBL, firma como “comité central” como emulando a los partidos comunistas de ayer; asimismo su denominativo “de liberación”, parecería recordar a los movimientos de liberación nacional contra la opresión imperialista, pero ésta es liberación territorial cruceña del opresor centralismo occidental, para poder saquearlo sin límites.

Los expositores reiteradamente mostraron intencionalmente su oportunismo cínico y caprichoso, que la nación camba es chane con brotes guaraníes y adornos altiplánicos, sin que ninguno de ellos, ni un indígena, pueda reclamar y decir esta boca es mía.

Tratando de contrarrestar a los aimaras y quechuas de occidente reiteradamente muestran que la media luna (Pando, Beni, Santa Cruz junto a Sucre y Tarija) son la Nación Camba, resultando más sinvergüenzas que los mejores falsificadores de occidente como los historiadores Meza Guisbert, Ayala, etc. Si en la oposición al actual gobierno burgués estaría Oruro, no dudarían en decir que los pueblos Uru Uru son parte de la Nación Camba.

Entre bambalinas se movía el personal de la Prefectura enviado por Costas o Dabdoub para apoyar el proyecto racista. Los asistentes parcos aplaudieron tibiamente siguiendo a otros que aplaudieron primero. El arquitecto Claure expone a través de un video buscando diferenciarse de antropólogos e historiadores occidentales que todo lo encasillan en lo incaico.

Otro expositor, el ingeniero Álvaro Jordán, autor de “Kandire”, a su turno muestra que los “cambas” aportaron con todo no solo a Bolivia sino a América, es decir que generaron los héroes que liberaron América, increíble pero cierto el desconocimiento que hasta hoy tienen los malagradecidos americanos a la Santa Cruz cuna de la independencia.

En ocho jornadas Nación Camba tendrá exposiciones y exposiciones para encontrar, reencontrar, reinventar, reescribir y finalmente falsificar la historia tratando de construir un proyecto aislacionista y retrógrado, una comedia donde participan artistas de diferente índole y formación, para hacer funcionar un circo medieval y cavernario, donde los pobres, los humildes, los sin techo, los indios no tiene cabida sino para ser amaestrados.

Así funciona la barbarie que trae esta derecha, lo que pasa por enterrar el cadáver de la putrefacta izquierda reformista que ha dejado florecer este tipo de lumpen oligárquico.

Sin embargo, pese a las peroratas regionalistas hasta más no poder, los grupos burgueses no hallan un norte, ni un programa ni un caudillo o líder real que se proyecte a nivel nacional, están detrás del tarijeño Cossío o de Cárdenas.

Un dueño de medio de comunicación, conocido por loco y fascistoide, en tono ferviente llamó a que todo el pueblo cultive su pensamiento asistiendo a las instalaciones del Museo de Historia dela Universidad pública, cruel sacrilegio que la barbarie esté enseñoreada de ese espacio.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS