Bolivia. Hogar Niño Jesús es frío, con colchones sucios y sin pediatra

Publicidad

«¡Cómo es posible que haya esto!”, se admira la diputada del oficialismo y presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Sonia Brito (MAS), mientras levanta un colchón que tenía una  gran mancha de sangre cuando inspeccionaba la sala de niños de 12 a 18 meses del Hogar Niño Jesús, administrado por el Servicio Departamental de Gestión Social (Sedeges) dependiente de la Gobernación de La Paz.

La educadora de turno respondió. «Es que las wawas se hurgan su nariz y por eso les sale sangre. Hasta se desvisten y amanecen sin pañal”, justificó.

.

En la foto: La diputada Sonia Brito (MAS) muestra un colchón sucio.

.

Ayer, la comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados y asambleístas departamentales  inspeccionaron ese centro de acogida que alberga a 74 niños de cero a seis años.

En el mismo ambiente, al lado del colchón con sangre, está  otra  cuna con el colchón húmedo.

«Seguro el bebé se orinó”, afirmó Brito tras indagar los motivos por los que ese colchón no fue cambiado pese a su estado.

imagenLa educadora, volvió a justificar. «No tenemos insumos, hemos solicitado que nos doten de material, pero dicen que no hay dinero”.  Por lo que Brito remarcó que tales carencias  «quizá escapa de las manos de las educadoras, pues son las gobernaciones las que tienen que hacerse  cargo de los centros de acogida”.
Además de esa sala, la comisión inspeccionó el consultorio médico, donde se encontró suciedad, polvo y basura. Aunque según la asambleísta departamental, Elizabeth Morales, este hogar debía contar con un  pediatra, tal como se solicitó en 2014  tras la muerte del niño Alexander en ese hogar que entonces llevaba el nombre de Virgen de Fátima. «Sin embargo, sólo se tiene a un médico general”.
imagenEn la sala de enfermería encontraron, basura, sueros y hasta ají verde en los cajones donde se guardan los pañales.
 La legisladora también comprobó que en el lugar hay un fármaco vencido en  2015.  Minutos después, la encargada de farmacia  indicó que el medicamento vencía en 2018.
 Ahí también hallaron mamaderas sucias. «Ya no las usamos”, aseguró una trabajadora.
En el establecimiento también observaron el menú de los niños. «Cómo es posible que niños de hasta los seis años coman un guiso. Tiene ají, es picante”, dijo la diputada Mercedes Márquez.
La administradora, Martha Quisberth, explicó que el hogar tiene 74 niños, aunque desde el caso del bebé Alexander se determinó que sólo hayan 70 como máximo. «Es más hay una lista de espera de otros 15 niños”.
  En el hogar hay 20 educadoras de las cuales la mitad hace turno cada 24 horas. Aparte de ellas hay otros 14 funcionarios.
 No proporcionaron  un registro del personal. «No se sabe si las educadoras son profesionales o no”, denunció Brito.
Estas inspecciones se ampliarán al resto del país.  Los legisladores harán un informe detallando qué falencias hallaron.
Niña de 4 meses se desmaya por llorar
Hace unos días, una niña del Hogar Niño Jesús, de cuatro meses fue llevada al hospital debido a que se desmayó de tanto llorar.
«La niña tuvo el diagnóstico del espasmo de sollozo, es decir que la niña lloró. Ella despertó irritable y por más que la cambiaron de posición siguió llorando.  Sucede que por el llanto se tapa las vías aéreas y ocurre el desmayo”, afirmó la médico general del Centro de Acogida, Pamela Tirado. La niña actualmente está en su cuna.
 Tirado explicó que por lo general los casos se presentan en la noche o en la mañana.
Respecto a los medicamentos aseguró que están abastecidos. Hay dos tipos de medicamentos: los primeros entregados por el Sedeges, son  esenciales, como los antibióticos. Luego está la provisión de muestras médicas.
Verónica Zapana S.  / La Paz

miércoles, 05 de julio de 2017

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More