Bolivia: Expulsado fundador del MAS por corrupción

El partido boliviano Movimiento Al Socialismo (MAS), expulsó este miércoles al fundador de este instrumento político y ex presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Santos Ramírez, por su presuntas vinculación en actos de corrupción en la citada estatal petrolera.

"El Tribunal de Honor del MAS decidió expulsar a Santos Ramírez del partido hasta que diga el Ministerio Público u otras instancias lo contrario (sobre sus supuestos actos de corrupción). Entre tanto, no puede representar al MAS", afirmó la ex presidenta de la Asamblea Constituyente e integrante del citado tribunal, Silvia Lazarte.

Por su parte, el presidente de la instancia disciplinaria, Mario Flores, dijo que esta determinación fue asumida por los miembros del Tribunal después de hacer un análisis de las pruebas en contra del ex dirigente fuerte del partido.

"La expulsión de Ramírez es tanto de la dirección nacional del Movimiento Al Socialismo e Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP) como de la militancia de esta organización política", puntualizó Flores.

Además la resolución emitida por el Tribunal de Honor refiriere que el partido político resolvió sacarlo de sus bases "con ignominia", es decir con deshonra, vergüenza.

De acuerdo al documento, el ex presidente de la petrolera, Santos Ramírez, traicionó los principios ideológicos y políticos del Movimiento Al Socialismo. La ex presidenta de la Asamblea Constituyente, Silvia Lazarte, dijo que harán seguimiento del grupo de personas del entorno del expulsado.

El presidente Evo Morales destituyó el pasado 31 de enero Santos Ramírez de su cargo como presidente de YPFB y en su lugar, nombró al que fue ministro de Planificación, Carlos Villegas, con la orden de intervenir y auditar esta empresa estatal.

La determinación presidencial surgió cuatro días después de que Ramírez se viera involucrado en hechos de corrupción luego del asesinato del empresario petrolero Jorge O’Connor D’Arlach, quien llevaba 450 mil dólares presuntamente para pagar por un contrato millonario que se adjudicó de la estatal petrolera valorado en 86 millones de dólares.

En la actualidad, el dirigente expulsado del MAS está detenido en en la cárcel de San Pedro y fue acusado de corrupción pública.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS