Bolivia. Evo lamenta resurgimiento de ideología de supremacía racista

Por Cambio

A través de su cuenta en Twitter, el presidente Evo Morales lamentó ayer el resurgimiento de la ideología de supremacía racista, a partir de comentarios como los del diputado brasileño Rodrigo Amorim en contra de los pueblos indígenas y Bolivia. “Lamentamos resurgimiento de ideología de supremacía racista (KKK), como réplica de xenofobia de gobierno de […]

A través de su cuenta en Twitter, el presidente Evo Morales lamentó ayer el resurgimiento de la ideología de supremacía racista, a partir de comentarios como los del diputado brasileño Rodrigo Amorim en contra de los pueblos indígenas y Bolivia.

“Lamentamos resurgimiento de ideología de supremacía racista (KKK), como réplica de xenofobia de gobierno de #EEUU. Ante intolerancia y discriminación, los pueblos indígenas promovemos respeto e integración. Tenemos los mismos derechos porque somos hij@s de la misma Madre Tierra”, escribió el Jefe de Estado.

Hace unos días, Amorim —el diputado estadual más votado de Río de Janeiro y de las filas del presidente Jair Bolsonaro—, en su afán de defender el plan de expulsar a indígenas de un edificio construido en cercanías del estadio Maracaná, aludió al país y señaló que “a quien le gusten los indios, que se vaya a Bolivia”.

“Esa basura urbana llamada Aldea Maracaná es un absurdo. Y es luego en uno de los tramos más importantes desde el punto de vista logístico, en un área que conecta la Zona Norte a la Zona Sur, bien del lado del Maracaná. El espacio podría servir como estacionamiento, compras, área de ocio o equipamiento accesorio del propio estadio del Maracaná. Como carioca, me causa indignación ver aquello de la manera que está hoy. A quien le gusta el indio, que vaya a Bolivia, que, además de ser comunista, sigue presidida por un indio”, dijo, según la agencia O Globo.

La disputa por ese terreno de 14,3 mil metros cuadrados, donde en 1842 se edificó una casa colonial y en años posteriores funcionaron importantes sedes de los pueblos indígenas brasileños como el primer Museo del Indio, resurgió en la antesala de la Copa Mundial de Fútbol 2014, pues el Gobierno de Río se propuso derrumbar la construcción y levantar un estacionamiento de autos en el lugar.

Sin embargo, los pueblos indígenas, que se establecieron desde 2004 en el edificio y que en 2006 crearon la Aldea Maracaná, frenaron esos planes y demandaron la creación de la primera Universidad Indígena de Brasil en esa zona, con el fin de enseñar sus costumbres, sus lenguas, tradiciones y también recibir a indígenas de otras parte del mundo.

Al igual que el Jefe de Estado, legisladores y algunos políticos respondieron a las palabras del diputado brasileño.

“Yo siempre estuve y estaré orgullosa de mi sangre indígena, de nuestras lenguas ancestrales y de las polleras que cuelgan de mi árbol genealógico. Rodrigo Amorim, como cualquier ignorante, cree que es un insulto y por el contrario, es nuestra fuerza. #RepudioAlRacismo”, escribió la diputada del MAS-IPSP Valeria Silva en su cuenta de Twitter.

Por el mismo medio, el exmandatario y candidato a la presidencia por la alianza Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, señaló: “Indignante declaración de diputado brasileño ofende a Bolivia y no expresa hermandad de nuestros pueblos. Diferencias ideológicas entre gobiernos no justifican tal afirmación. Lo indígena es parte esencial de nuestras identidades y nuestra fortaleza como nación”.

cambio.bo/?q=node/58544

COLABORA CON KAOS