Bolivia: El discurso del presidente. Lo bueno, lo malo, lo dudoso

Publicidad

Nuestra organización (antes Comité Laboral), sin pertenecer a las estructuras orgánicas del M.A.S., ni menos constituir un apéndice de ese instrumento político, apoyamos las acciones que significaron avances de cambios revolucionarios, y criticamos a su vez las conductas claudicantes.
&nbsp
A estas alturas del proceso, evaluar los discursos del Presidente comparándolos con la practica gubernamental, nos deja en un limbo de dudas&nbsp El revolucionario discurso del 25 de mayo en El Villar Chuquisaqueño no coincide con las prácticas gubernamentales del MAS.
&nbsp
LO BUENO
En todo momento aplaudimos las medidas patrióticas y las que benefician a los sectores populares de&nbsp la nación, mas aun organizamos seminarios y conferencias popularizándolas.
Si bien criticamos el D.S. No 28701 de “nacionalización” por que no recuperaba la propiedad de&nbsp las empresas hidrocarburíferas, fue sin embargo una medida importante que incrementó las obligaciones tributarias de las empresas&nbsp operadoras de los recursos hidrocarburíferos posibilitando el pago con sostenibilidad de los bonos “Juancito Pinto”, “Renta Dignidad” y el&nbsp “Juana&nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp Azurduy de Padilla”,&nbsp medidas que permanecerán como decisiones de contenido humano del gobierno, (aun sabiendo que el Banco Mundial financia parte del costo)
&nbsp
Apoyamos y agradecemos la efectiva lucha contra&nbsp el analfabetismo y la atención médica gratuita cumplida por la cooperación de las naciones hermanas de Venezuela y Cuba, son signos de hermandad y preocupación por el bienestar del pueblo boliviano, gestos que dan vigencia real a la solidaridad revolucionaria con nuestro, pueblo.
&nbsp
El D.S. No 138 que determina la confiscación de bienes de los implicados con el terrorismo y el separatismo es señal de que el gobierno parece enfrentar al poder económico y judicial del neoliberalismo en su propio terreno, con sus propias armas y reglas jurídicas que son factores de poder de la oligarquía, siempre y cuando el gobierno no vacile retractándose o negociando en diálogos claudicantes. Si es firme esta decisión merece el apoyo de todos los bolivianos patriotas, en especial de los sectores populares y la izquierda revolucionaria por que es una medida de autodefensa nacional.
&nbsp
LO MALO
Haber negociado con el senado derechista el texto de la NCPE aprobada por la Asamblea Constituyente. Decepcionando en especial a los pueblos y naciones originarias que luego de una marcha heroica de miles de kilómetros.&nbsp Verificaron que en la plaza Murillo&nbsp el gobierno había consagrado el latifundio al no afectar las miles de hectáreas de tierras obtenidas al amparo de las dictaduras y gobiernos neoliberales.
&nbsp
No haber profundizado este proceso de cambios con el siguiente paso de nacionalización de las empresas extranjeras en el momento en que se verificaron incumplimientos en las nuevas inversiones comprometidas.
&nbsp
En política internacional, no se aprovecho la imagen del presidente para fortalecer las políticas de exportaciones, actuando a la inversa, redujeron nuestro mercado exportador, desequilibrio que no solo pone en riesgo la sostenibilidad de los bonos asistenciales, sino que desdice a la afirmación de que Bolivia esta preparada para resistir los efectos de la crisis económica mundial del sistema capitalista.
&nbsp
No haber priorizado las inversiones en la industrialización de nuestras materias primas, apostando al igual que los neoliberales solo a la exportación sin valor agregado.
&nbsp
LO DUDOSO
Si las promesas de liquidar el latifundio no fueron honradas; si las llamadas nacionalizaciones no fueron tales, si los diálogos a ruego fueron un dique al avance revolucionario del&nbsp proceso, si que da lugar a&nbsp serias dudas el contenido revolucionario del discurso presidencial del 25 de mayo en Chuquisaca.
&nbsp
Los sucesos históricos confirman que al transcurrir los tiempos desde que surgió el capitalismo, las únicas revoluciones que triunfaron y pueden triunfar son aquellas que tienen contenido de clase: Las clases explotadas contra las clases explotadoras para liberarse, y los explotadores contra los explotados para mantener sus privilegios, y en esa guerra las treguas pactadas con el enemigo son reformas de poco aliento, por que se trata de una guerra de intereses diametralmente opuestas que solo se definen entre vencedores y vencidos, así de simple.
&nbsp
Los que pregonan revolución anticapitalista, quitándole a este proceso el contenido clasista están castrándolo, y restringen el campo revolucionario para favorecer al fortalecimiento del campo contrarrevolucionario. Están debilitando el eslabón del cambio.
&nbsp
La Paz mayo del 2009
&nbsp
POR LA DIRECCION COLEGIADA&nbsp DE ALTERNATIVA LABORAL&nbsp SOCIALISTA
[email protected]&nbsp
Alcides Monasterios Castro,&nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp José Tirado Cruz, Raúl Rodas Velarde, Juan Peña, Franklin Troche, Isaac Valle Troncoso.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More