Bolivia. El candidato presidencial Carlos Mesa eliminará los bonos sociales

Publicidad

Carlos Mesa, candidato a la presidencia y vicepresidente de Gonzalo Sánchez de Lozada, anunció ayer que su propuesta económica de gobierno se basa “fundamentalmente” en la eliminación de los bonos sociales.

“En el ámbito económico lo digo ya, el sentido fundamental de nuestra propuesta es: no podemos seguir con un rentismo que está haciéndole un profundo daño al país”, señaló en una entrevista concedida a radio El Deber, de la ciudad de Santa Cruz.

El postulante por el Frente Revolucionario de Izquierda (FRI), que otrora gobernó el país conjuntamente con ADN, hizo un esbozo de sus planteamientos económicos, que repiten el esquema neoliberal, principio rector de los gobiernos anteriores al de Evo Morales.

Además de proponer la eliminación de los bonos sociales, como el Juancito Pinto, que evita la deserción escolar; el Juana Azurduy de Padilla, que busca bajar los índices de mortalidad materna e infantil; la Renta Dignidad, que garantiza una vejez digna; el Bono a la Excelencia, que reconoce a los mejores bachilleres del país, entre otros, el exmandatario planteó centrar la economía en el sector privado, que es otra premisa del neoliberalismo.

“No hay ninguna duda de que la mejor manera de promover la economía en Santa Cruz y el resto de Bolivia es entender que el sector privado pequeño, mediano y grande tiene un papel fundamental”, añadió.

Los bonos sociales, como un mecanismo de redistribución de la riqueza, y la concepción del Estado como promotor de la economía entraron en vigencia con la ejecución en el país del Modelo Económico Social Comunitario Productivo, que impulsa el gobierno de Evo Morales. Según el Ministerio de Economía, este último diseño se diferencia del modelo neoliberal por seis aspectos.

“La sexta diferencia entre el modelo neoliberal y el nuevo modelo consiste en que el Estado es el promotor de la economía, es el actor más importante; simbólicamente, lleva la camiseta número 10 de un equipo de fútbol”, señala el Ministerio de Economía. “El modelo neoliberal partía de una economía centralizada en la iniciativa privada, mientras que el Estado funcionaba como un simple apéndice”.

“Sin embargo, este sector no se diversificó, no generó valor agregado, no generó riqueza al país y, por tanto, el modelo neoliberal en Bolivia hizo aguas mucho antes que en otros países”, rememora esa cartera de Estado.

Respecto de los bonos sociales, Economía apunta: “El quinto elemento de diferencia con el modelo neoliberal es que el Modelo Económico Social Comunitario Productivo busca la generación del excedente y su redistribución en los sectores antes excluidos. Así, el Estado asume también el papel de redistribuidor del excedente”.

“El modelo neoliberal era un modelo concentrador del ingreso en pocas manos y, por lo tanto, excluía a ciertos sectores sociales”, añade.

Radio El Deber transmitió al candidato del FRI la pregunta de una oyente sobre si continuaría con su “política de extender la mano”, a lo que este respondió en “un contexto internacional de baja de los precios de las materias primas”. Sin embargo, Economía señala que “el Estado privatizador es un Estado que cedió y entregó los recursos a las transnacionales”.

Los Bonos:

– Bono Juana Azurduy llega al 18,5% de la población, es decir a 2.064.224 madres gestantes.
– Juancito Pinto se distribuye entre el 19,6% (2.184.436 estudiantes) de los bolivianos.
– Renta Dignidad se paga al 12% (340.766 ancianos mayores de 60 años sean rentistas o no) de los habitantes de la nación.

cambio.bo/?q=node/57251

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More