Bolivia: El 17 de mayo murió un revolucionario ejemplar

Publicidad

Texto publicado por el POR el 17 de mayo de 2009
Guillermo Lora Escobar que nació en la localidad de Uncía en 1921 ha fallecido hoy, &nbsp 17 de mayo de 2009, a la edad de 88 años. Un hombre que desde joven se propuso hacerse revolucionario profesional, tarea cumplida a lo largo de su vida. Indudablemente su biografía es paralela a la historia del Partido Obrero Revolucionario, al que dedicó su vida, que con su muerte pierde a su principal cuadro y también lo pierde el movimiento troskysta internacional.

A diferencia de muchos que lo creen, no fue fundador del Partido Obrero Revolucionario, sino un militante de gran calidad teórica y práctica, que se destacó por haber logrado el entronque del partido revolucionario con la clase obrera minera lo que quedó plasmado en la célebre Tesis de Pulacayo en 1946. La noticia de la aparición de un notable partido troskysta en Bolivia recorrió el mundo y La Cuarta Internacional, de Michel Pablo, envió desde Francia a Bolivia sus emisarios, atraída por la fama de este partido tan atrevido, que en un país atrasado y casi desconocido lanzó la idea de realizar la revolución socialista, tal el extremo que la Tesis de Pulacayo proponía y que escandalizó a la rosca minera feudal que publicó la tesis para denunciar su radicalismo.

Como parte de la implantación de la tesis, Lora participó en la formación del Bloque Minero Parlamentario en el sexenio rosquero junto a Juan Lechín, Lucio Mendivil, Adán Rojas, y otros inaugurando un estilo beligerante de participación parlamentaria que finalmente le valió su expulsión del Parlamento y el exilio.

Tras la revolución del 52, en una época donde la influencia del MNR era incontrastable y su popularidad enorme, Lora se destacó por haber señalado que el MNR no era revolucionario y haber pronosticado que terminaría «de rodillas frente al imperialismo» , diferenciándose así de otras corrientes que proponían la colaboración crítica con la revolución emenerrista. Fue una época difícil para el POR porque las masas siguieron al MNR creyendo que encarnaba las banderas de la Tesis de Pulacayo o banderas de abril, dejando al POR al borde del camino.

Como otra de las aportaciones de la Tesis de Pulacayo se formó la COB el 17 de abril de 1952 y en su primer Congreso de 1954 participó Guillermo Lora, curiosamente como delegado de Santa Cruz, donde fue elegido por un movimiento obrero influido por el trotskysmo y pese a la resistencia del comando emenerrista.

En 1953, tras el aquietamiento momentáneo del radicalismo obrero, Lora y el POR formaron militantes campesinos que enfrentaron al MNR en los valles cochabambinos desarrollando la guerra campesina para saciar su sed de tierra, fue la época donde la sañuda persecución emenerrista liquidó a esa vanguardia y con sus dádivas y la reforma agraria frenó la toma revolucionaria de tierras por los campesinos. Lora concluyó que el MNR no dio nada a los campesinos sino que ellos, con sus manos, se dieron la tierra, y que el MNR más bien deformó ese proceso protegiendo las grandes haciendas e inaugurando el minifundio.

Fundó el periódico «Lucha Obrera» que se convirtió en el periódico del POR hasta su escisión en 1956, cuando fundó su nuevo periódico «Masas» que hasta la fecha se difunde como vocero oficial de su partido.

Probablemente el momento más amargo para Lora en su lucha política, fue cuando en 1965 el régimen de Barrientos victimó a su propio hermano César Lora e hizo desaparecer a otro líder minero Isaac Camacho, ambos convertidos hoy en una leyenda para el movimiento minero.

En 1970, fue la figura ideológica más importante y lúcida del movimiento que llevó a la constitución de la Asamblea Popular y el POR terminó siendo la única organización política que reivindica este proceso como un peldaño más del avance hacia la revolución.

En 1983, junto a otros dirigentes troskystas inauguró la Universidad Popular «César Lora» desde donde orientó la actividad revolucionaria de las masas y de los cuadros sindicales revolucionarios.

Protestó contra el abandono de la ruta revolucionaria por la izquierda boliviana que se tornó democratizante, se opuso a la UDP por ello y combatió sañudamente a los dirigentes sindicales influidos por el estalinismo y el reformismo que ante la llegada del neoliberalismo bajaron los brazos y aceptaron el 21060. Los gobiernos neoliberales y el propio gobierno de Sánchez de Lozada lo persiguió acusándolo de ser el principal enemigo de su gobierno.

Lora guió al POR varias décadas polemizando con corrientes internacionales a las que criticó por haber abandonado el troskysmo, por su reformismo y su desprecio a la realización del programa revolucionario para cada país, enfatizando en la necesidad de estudiar la experiencia del POR para llevar adelante la revolución mundial.

Lora se ha destacado por haber traducido al papel toda su actividad política, haber hecho investigaciones valiosas, todo en su intento por reconocer la realidad boliviana y transformarse en un verdadero militante bolchevique, en un marxista. De ahí que lega una obra valiosa. Entre sus Obras Completas que llegan a 67 tomos se destaca su obra cumbre «Historia del movimiento obrero boliviano» de obligada consulta para el análisis de la historia del movimiento obrero, destacan otros títulos como la Revolución Boliviana, La Contrarrevolucionaria Perestroika, Diccionario Político Histórico y Cultural, Contribución a la Historia Política de Bolivia y otros.

Ni la enfermedad que lo aquejaba le obligó a dejar su pluma certera en el análisis político en su deseo de contribuir a la transformación social, pues sólo hace dos semanas dejó de escribir.

Su vida y obra son un ejemplo a seguir para las generaciones que le sobreviven en Bolivia y Latinoamérica, que tendrán en él la referencia obligada del revolucionario profesional. Guillermo Lora pasa a formar parte del panteón de los forjadores de la revolución con una talla que lo ubica junto a Marx, Engels, Lenin, Trotsky y otros marxistas.

Comité Regional del POR-Santa Cruz

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More