Bolivia. Carlos Mesa, candidato a la presidencia, es una amenaza para el país porque pondría a la nación al servicio de EEUU

El exmayor de la Policía David Vargas afirmó este miércoles que el expresidente Carlos Mesa representa una amenaza para el país y que de volver a la Presidencia pondría otra vez a la nación al servicio de los Estados Unidos.

“Carlos Mesa es una amenaza para nuestro país como gobernante. Si hemos avanzado algo en lo que es la soberanía, en la dignidad como bolivianos, él nos va hacer volver a 50, 100 años atrás”, advirtió Vargas en declaraciones a la radio estatal Patria Nueva.

Vargas lideró en 2003 el motín de la Policía en contra del impuestazo que impulsó el presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, su vicepresidente Carlos Mesa y su equipo de ministros.

El ahora docente universitario afirmó que ese impuesto al salario de los trabajadores fue aplicado por una decisión política que nació de la administración de Sánchez de Lozada y que fue conocida por Mesa.

“Ese impuestazo iba a quitar a los policías por lo menos unos 80 o 90 pesos de su salario, esto ahora puede significar nada, pero el año 2003 era el pan de todo un mes, la carne de una semana y los policías de base iban a ser los más afectados porque muchos de ellos, para llegar al mes, tenían que trabajar el día de descanso”, indicó.

La resistencia popular en contra del impuestazo dejó 32 muertos y unos 200 heridos y fue el inicio de la caída del gobierno de Sánchez de Lozada y Mesa que se concretó en octubre de 2003, después de la masacre que dejó más de 67 muertos y 400 heridos.

Vargas sostiene que si no fueran por esos hechos, Mesa, que “fue un títere del gonismo”, no habría asumido la Presidencia del país y hubiera quedado “como un vicepresidente más”.

Y de su gestión como Primer Mandatario, Vargas criticó que haya decidido quemar las pruebas del uso de los gastos reservados para impedir una investigación de Sánchez de Lozada y de él.

También cuestionó que Mesa se haya negado a declarar en contra de Sánchez de Lozada en el juicio civil que se realizó en Estados Unidos por la masacre de octubre de 2003.

Vargas también aludió a la decisión de Mesa de postular a la Presidencia. Dijo que “un policía bien parido y sus familiares nunca votarían, ni pensarían siquiera en considerar la posibilidad de que Carlos Mesa sea nuestro gobernante”.

Afirmó que “ni bien asumiera Carlos Mesa el gobierno, toquemos madera para que eso no ocurra, el primer paso que él daría es entregarse a los norteamericanos, con los pantalones abajo, sin la menor vergüenza”.

Como prueba de ello recordó que hace poco Mesa solicitó que se aplique la Carta Democrática de la Organización de la organización de los Estados Americanos (OEA) en contra del país lo cual “significa una intervención a la soberanía nacional”.

“Si Mesa entra de presidente muchos van a tener que buscar otro país, no sé qué haría, porque es una amenaza cierta para la integridad de muchas familias y la mía en particular”, insistió Vargas.

cambio.bo/?q=node/60769

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS