Boletín de Luchas Obreras (10 de Junio de 2015)

ÍNDICE:

  • PRISA RADIO: «UNA EMPRESA SIN ALMA»
  • LA FEDERACIÓN DE SINDICATOS DE PERIODISTAS (FESP) RECHAZA EL TRATO VEJATORIO EN RTVCM
  • LA ONCE PRESIONA A SUS VENDEDORES PARA QUE CUMPLAN CON UN MÍNIMO DE VENTAS BAJO AMENAZA DE DESPIDO
  • UNA EMPRESA DE SEGURIDAD DEL METRO DE MADRID PLANTEA UN ERE PARA 109 TRABAJADORES
  • ARRANCA LA HUELGA DE CONTROLADORES
  • BARCELONA EN COMÚ REDUCE A LA MITAD EL CONTRATO DEL AYUNTAMIENTO CON TELEFÓNICA
  • MOVISTAR HUELGA TOTAL (COMUNICADO DE CGT CATALUÑA)
  • DOS AÑOS DESPUÉS, LOS EMPLEADOS DE LIBERBANK MÁS CERCA DE RECUPERAR EL DINERO DEL ERE
  • HUELGA EN ESTABLIMENTS VIENA DE MONTMELÓ LOS DÍAS 12, 13, 14, 17 Y 18 DE JUNIO POR EL DESPIDO DE 3 TRABAJADORES COINCIDIENDO CON GP MOTO 2015
  • ENCIERRO DE LOS TRABAJADORES DE UNA PLANTA LIGADA A FLORENTINO PÉREZ
  • LA MAYORÍA DE LOS AFECTADOS DEL ERE DE 2013 DE LA BASE DE MORÓN OPTA POR LA INDEMNIZACIÓN
  • ADOLFO DOMÍNGUEZ: LOS SINDICATOS ASUMEN LOS 144 DESPIDOS Y SE CENTRAN EN LAS CONDICIONES
  • EL JUZGADO DECLARA IMPROCEDENTES Y NULOS CINCO DESPIDOS DE ARCA
  • EL NEGRO BALANCE DE LAS GRANDES MARCAS DESDE 2001: 8.600 DESPEDIDOS Y 41 PLANTAS CERRADAS
  • GRAN PREOCUPACIÓN EN LAS 14 TIENDAS DE BODYBELL EN CASTILLA-LA MANCHA

—————————————————————————————————————————–

PRISA RADIO: «UNA EMPRESA SIN ALMA»

Ante dos nuevos despidos en la Cadena SER, el Comité le señala que la empresa «pierde su identidad, su credibilidad y se convierte en algo hueco, sin nada que ofrecer.»

Continúa el goteo de despidos en las emisoras de la Cadena Ser. Los dos últimos han sido los del periodista Juan Solo, un histórico de Ser Guadalajara donde trabajaba desde hace 25 años, y José Ángel Candel, de Ser Albacete.

El Comité de Empresa de Prisa Radio ha indicado que la plantilla siente «solidaridad, indignación, rabia y, por qué no decirlo, impotencia» al comprobar día a día «cómo se van apagando las voces de compañeros que lo han dado todo por esta profesión y por esta casa».

«Una empresa sin alma pierde su identidad, su credibilidad y se convierte en algo hueco, sin nada que ofrecer. Y en este caso,  nuestra radio se debe a millones de oyentes que creen en unos valores, que por desgracia ya no representamos, que se identifican con unos principios que ya no reflejamos», añade el Comité de Empresa.

El Grupo Prisa Radio ha despedido en el último año a un centenar de trabajadores, la mayor parte de ellos con muchos años de antigüedad en la empresa y periodistas de reconocido prestigio, en un goteo continuo para no tener que presentar un Expediente de Regulación de Empleo.

La compañía ha llevado a cabo estos despidos pese a que, en marzo de 2014, la plantilla aceptó una rebaja salarial de entre el 3% y el 6.5%, la renuncia a cobrar el incremento del IPC de varios años que habían ganado por sentencia y la congelación de la antigüedad y otros incrementos previstos en el convenio colectivo.

LA FEDERACIÓN DE SINDICATOS DE PERIODISTAS (FESP) RECHAZA EL TRATO VEJATORIO EN RTVCM

La Federación considera lamentable que la dirección no haya puesto remedio a una situación denunciada reiteradamente por el Comité de Empresa desde hace tiempo.

La agencia Servimedia ha difundido que la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) ha mostrado “su rechazo al «trato vejatorio» que ha descubierto la Inspección de Trabajo que ha dado la directora de Informativos de Castilla-La Mancha Televisión Victoria Vigón, a trabajadores de esta cadena.

La FeSP considera que los trabajadores, «con independencia de su categoría laboral o profesional, deben ser tratados con el debido respeto por los jefes, y lo mismo en sentido contrario».

«Si se considera que un trabajador ha cometido una infracción laboral, en el Estatuto de los Trabajadores y en los convenios colectivos están reguladas las sanciones que se pueden imponer. Lo que resulta totalmente intolerable es que un directivo dé un trato indigno e insulte a otros trabajadores», señala la federación.

Para el secretario de Organización de la FeSP, Dardo Gómez, es lamentable que la dirección de CMT «no haya puesto remedio a esta situación, pese a que viene siendo denunciada reiteradamente por el Comité de Empresa desde hace tiempo».

Esta federación defiende «la necesidad de radios y televisiones públicas, bien gestionadas, transparentes, que no estén al servicio del gobierno de turno, con la plantilla adecuada a sus necesidades y sin marginar a profesionales por sus afinidades ideológicas, una mala práctica cuyos resultados nefastos ya se han visto en varias emisoras autonómicas».

LA ONCE PRESIONA A SUS VENDEDORES PARA QUE CUMPLAN CON UN MÍNIMO DE VENTAS BAJO AMENAZA DE DESPIDO

Ana Requena Aguilar- Diario

Representantes sindicales y trabajadores han confirmado que la ONCE está sometiendo a una gran presión a sus vendedores y denuncian que sus prácticas tienen poco que ver con el fin social que la institución vende al exterior.

Cientos de trabajadores reciben cartas en las que la ONCE les responsabiliza de la caída de ventas y les advierte de posibles expedientes sancionadores.

Los sindicatos denuncian que la institución asocia pocas ventas con bajo rendimiento y les presiona de forma muy alejada a sus presuntos fines sociales.

Varios expedientes de la Inspección de Trabajo han constatado que la ONCE promueve que sus empleados trabajen fines de semana y festivos en contra del convenio.

Manuel (nombre ficticio), vendedor de cupones de la ONCE en Madrid, recibió hace unas semanas una carta: “Hemos analizado las cifras medias de venta alcanzadas por usted en los últimos meses, y hemos constatado que se encuentran muy por debajo del mínimo obligatorio pactado en el convenio colectivo”. Su empresa, la ONCE, le recuerda que su deber es “cumplir de forma ágil y diligente” sus tareas y, de paso, que la disminución “continuada y voluntaria” de su rendimiento es considerada una falta grave que conlleva medidas disciplinarias. Podía ser, incluso, el paso previo al despido.

Este trabajador no ha sido el único al que ha llegado la misiva. En los últimos meses, cientos de vendedores de la ONCE han recibido esta carta tipo, una situación de la que eldiario.es ha tenido constancia a través una denuncia en el buzón seguro

La carta es el primer paso del proceso, explica el secretario general de la sección sindical de CCOO en la delegación territorial de ventas de la ONCE, Miguel Ángel Lázaro: “Jurídicamente no tiene valor, es más una amenaza velada”. La misiva hace referencia a un concepto incluido en el Estatuto de los Trabajadores y recogido en el convenio de la ONCE, firmado por UGT y CCOO: la bajada del rendimiento voluntario y pactado. Los sindicatos denuncian que la ONCE usa ese precepto genérico para amedrentar a los trabajadores.

“Relacionan ese concepto con la bajada de las ventas. Lo que decimos es que la ONCE no puede culpar al vendedor de que no le compren. Si vendes menos no es porque tengas bajo rendimiento. Si demuestran que se produce porque estás incumpliendo tu horario o que desatiendes tu puesto o tratas mal a tus clientes, entonces no hay nada que decir. Pero se abren expedientes solo porque bajan tus ventas”, asegura Lázaro.

La denuncia va más allá: trabajadores y sindicatos se quejan de que la ONCE exija a sus trabajadores estos criterios mientras abre la venta de sus productos a establecimientos que nada tienen que ver con sus fines sociales ni con el empleo de personas discapacitadas, como gasolineras, estancos o bares.

El secretario general de CGT ONCE en Valencia, Jordi Carbonell, subraya que la baja rentabilidad es uno de los principales problemas de la institución en este momento. “En absoluto depende únicamente del vendedor, influyen muchos factores. El punto de venta, por ejemplo, te lo asignan ellos. Las ventas de la ONCE van a menos desde 2001, sus productos no son atractivos, la gente elige otras opciones”, explica.

UNA EMPRESA DE SEGURIDAD DEL METRO DE MADRID PLANTEA UN ERE PARA 109 TRABAJADORES

Madrid (EFE)

La empresa Seguridad Integral Canaria ha planteado un expediente de regulación de empleo que afecta a 109 personas del servicio de vigilancia del Metro de Madrid y que se justifica por las «exigencias del pliego de condiciones de su contrato con Metro de Madrid», según han informado CCOO y UGT.

Los sindicatos aseguran en sendos comunicados que la empresa adjudicataria del servicio de vigilancia de parte de las líneas 2, 5, 6, 10 y Metro Sur ha presentado un ERE para su plantilla, una medida que ya intentó impulsar el pasado verano y que finalmente no llevó a cabo.

En esta ocasión el periodo de consultas del proceso concluirá el próximo día 16 de junio, según informa CCOO.

Actualmente la empresa dispone de 1.314 trabajadores en la Comunidad de Madrid, de los cuales 568 prestan sus servicios en el suburbano madrileño.

El ERE se argumenta por las exigencias del pliego de condiciones de Metro de Madrid, que «contempla unos mínimos en la prestación del servicio de vigilancia con una reducción del 40% de los vigilantes respecto a 2010», según informa CCOO.

UGT ha anunciado su oposición a los despidos «en la vía legal» y mediante movilizaciones y critica que es un ERE que «camina en la misma dirección de otros expedientes de regulación de empleo presentados por empresas adjudicatarias con la intención final de reducir en el entorno del 30% los efectivos de seguridad en el Metro de Madrid».

Ambos sindicatos responsabilizan a Metro de Madrid de esta situación por «la reducción de costes a cualquier precio», según CCOO, lo que, según añade UGT, provoca que las empresas concesionarias liciten de forma temeraria y a sabiendas de que no van a poder cumplir las condiciones si no es mediante despidos y bajada de salarios.

ARRANCA LA HUELGA DE CONTROLADORES

Comienzan la protesta de los controladores aéreos en apoyo de los compañeros sancionados por el caos que obligó a cerrar en el espacio aéreo en 2010. P. RUBIO

Si tienes que coger un avión el lunes ten en cuenta que es la primera de las cuatro jornadas de paros que han convocado los controladores aéreos y que puedes verte afectado. Protestan por las sanciones que Enaire ha puesto a 61 controladores del centro de control de Barcelona por la huelga que llevó al cierre del espacio aéreo del país en 2010.

Enaire prevé un total de 5.330 operaciones, de las cuales 680 corresponden a las dos horas de paro de la franja de la mañana (de 10.00 a 12.00 horas). En la jornada de la tarde, de 18.00 a 20.00 horas, están previstos 591 movimientos. Por tanto, más de 1.200 vuelos podrían verse afectados por estos parones. El resto de paros tendrán lugar el miércoles 10 de junio, el viernes 12, y finalmente, el domingo 14.

Las protestas están promovidas por el sindicato mayoritario USCA, la Unión Sindical de Controladores Aéreos, que considera que la sanción impuesta por Enaire no está justificada, ya que las diligencias judiciales llevadas a cabo en 20 juzgados de toda España «han concluido de forma contundente que no existió desobediencia ni abandono por parte de los controladores en los acontecimientos juzgados».

Además, los controladores exigen también que se readmita al controlador del ACC de Santiago de Compostela, Marco Antonio Enríquez, que fue despedido por Aena por los sucesos de 2010.

Servicios mínimos

Para evitar el mayor impacto posible, el ministerio de Fomento ha fijado unos servicios mínimos del 70% para el paro de los controladores. Según explicó, «tienen como objetivo compatibilizar el interés general de los ciudadanos y, en particular, sus necesidades de movilidad, con el derecho de huelga de este colectivo».

Los controladores no están de acuerdo con el porcentaje fijado y pedían que se establecieran los mismos servicios mínimos que se establecieron para las huelgas generales de 2010 y 2012.

BARCELONA EN COMÚ REDUCE A LA MITAD EL CONTRATO DEL AYUNTAMIENTO CON TELEFÓNICA

Según ha explicado la formación, se comprometen a revisar el acuerdo para “hacer cumplir los derechos laborales de los trabajadores”.

En el marco de la mesa de traspaso de funciones establecida por el equipo saliente de Xavier Trias y la formación de Ada Colau, Barcelona En Comú ha decidido revisar cuatro expedientes que consideran “temas clave para la ciudad”.

Uno de ellos es el referente al contrato del Ayuntamiento con Telefónica que, explican, caduca en los próximos días y “no renovarlo implicaría una parada del servicio”.

Por ello, han decidido reducir la duración prevista de 12 meses a 6, para, una vez constituido el nuevo consistorio, revisar el acuerdo con la multinacional para “hacer cumplir los derechos laborales de los trabajadores”.

Barcelona En Comú es una de las formaciones políticas que ha firmado el “Compromiso de las Escaleras”, aprobado también por el Parlament e impulsado a partir de la huelga que llevan a cabo desde hace dos meses empleados de las contratas de Movistar.

El documento reclama 40 horas semanales de trabajo y dos días de descanso para todos los trabajadores, y los partidos firmantes se comprometen a trabajar por hacer cumplir estas condiciones, si es necesario dejando de contratar desde la Administración con las empresas que las incumplan.

MOVISTAR HUELGA TOTAL (COMUNICADO DE CGT CATALUÑA)

http://teleafonica.blogspot.com.es/p/cajas-de-resistencia.html

Comunicado de la Secretaría de Acción Social y la Secretaría de Acción Sindical del Comité Confederal de CGT Cataluña

La huelga de Movistar ha tenido muchos puntos que la hacen interesante. Podríamos detenernos en la unidad de acción entre miles de falsos autónomos y trabajadoras y trabajadores de subcontratas, la sorprendente forma de organización inicial (basada en, literalmente, miles de personas aisladas pero interactuando en grupos de Whatsapp para fluir información al momento) o en cómo los sindicatos del régimen fueron desbordados por las plantillas.

Podríamos hablar también de las quejas de la compañía por supuestos sabotajes o los cientos de miles de averías que se han ido acumulando, causando muchos problemas a clientes o empresas.

Aquí preferimos, sin embargo, poner el foco en el concepto de ‘huelga total’ como antítesis de las huelgas exclusivamente laborales y cerradas en sí mismas; huelgas contenidas dentro de los muros de las empresas y donde el caso paradigmático de las cuales fueron el 8 meses de Panrico. Huelgas con determinación, pero con el freno de mano puesto.

Todo el mundo ha podido comprobar que hemos estado ante una huelga activa, con las plantillas en la calle y con mayor presencia a medida que pasan los días. El apoyo social se ha ido extendiendo progresivamente, añadiendo presión de forma coordinada con las huelguistas hasta hacerse sigue los últimos 10 días de Mayo. Se ha dado la paradoja de que justo cuando el seguimiento era más bajo, más presionada estaba la multinacional.

Los otros territorios del Estado han mirado lo que pasaba en Cataluña primero con una cierta envidia sana, después como la punta de lanza que se jugaban sus posibilidades.

¿Por qué la huelga en Cataluña ha sido más fuerte?

Dejaremos de lado los factores de cohesión y gestión interna de la huelga. Sí se podría resaltar el inteligente uso de las fuerzas existentes para hacer frente al lógico desgaste: se abandonan objetivos dispersos y se concentraban los piquetes, tareas y recursos existentes en puntos concretos para golpear con fuerza.

Pero lo que hizo diferente esta huelga en Cataluña fue la socialización del conflicto. Hacemos una mirada atrás y pensamos en alguna de las huelgas que podemos retener en la memoria, probablemente todas tenían una característica común: la extensión de la participación y movilización en sectores populares.

Cumpliendo los acuerdos congresuales, desde la CGT iniciamos contactos con algunos movimientos sociales el primer día de huelga estatal, junto con huelguistas, y unos días después en el local del sindicato donde una considerable presencia de organizaciones asumieron la relevancia de esta huelga y la necesidad de verter esfuerzos

Los actos solidarios para recoger fondos para la caja de resistencia se multiplicaron, llegando en algunos momentos a ser decenas cada semana. El dinero nunca es suficiente pero permite mantener en lucha el máximo posible de casos sin recursos. Se activó una línea de crédito de 120.000 € desde Coop57 para adelantar lo que se recaudaría con posterioridad.

Las charlas explicando el conflicto cumplían también el objetivo de hacer penetrar su conocimiento por la sociedad, sensibilizando y preparando el terreno para unirse luego a la reivindicación. Movistar ha hecho una potente campaña de invisibilización de la huelga mediante el férreo control de los ‘medios libres’ en poder de capitalistas. Este frente se ha combatido con actos locales y acciones coordinadas en redes sociales.

Se hace una primera manifestación en Barcelona el pasado 20 de Abril. Desde entonces podríamos decir que casi todo acto en la calle tenía un apartado o mención a la lucha de Movistar. Se han realizado actos coordinados de empleos y concentraciones en tiendas de Movistar de forma cada vez más frecuente a un gran número de lugares. Las últimas dos semanas la compañía sabía que en cualquier ciudad podría haber una acción en cualquier momento. El hostigamiento llegaba por todos los puntos posibles.

Los empleos del Mobile World Centre

Los movimientos sociales participaron de la lucha laboral y los huelguistas aprendieron métodos de los movimientos sociales. La primera ocupación de la tienda de Movistar en la Plaza Cataluña de Barcelona, el MWC, se hizo de forma coordinada entre solidarias y huelguistas, logrando un hito en el camino pues por primera vez la multinacional mostró signos de debilidad. Se negoció la salida si se creaba una mesa de negociación con Telefónica y así se hizo. Desafortunadamente, se trataba de una trampa pues una vez fuera la empresa volvió a la postura inflexible. Este engaño enervó los ánimos e hizo incrementar la solidaridad ante la injusticia cometida.

La aproximación de partidos políticos en este conflicto desde mediados de mayo se puede interpretar como un síntoma de la relevancia social que estaba generando.

Siguiendo el lema «Un Desalojo, otra okupación», huelguistas y solidarios hicieron lo que parecía casi imposible: superar las medidas de seguridad incrementadas del MWC y entrar por segunda vez para apretar allí donde a Movistar le hizo daño dos semanas atrás. Y se consiguió el sábado 23 de Mayo, día de reflexión de las elecciones municipales.

La semana que siguió a continuación significó el estallido de la solidaridad en la ciudad y resto de Cataluña, parecía que se hubiera creado un 15-M laboral: Actividades cada día, movimiento continuo de personas solidarias, logística asumida por organizaciones de apoyo a la huelga y, ahora sí, imposible de tapar por la multinacional a los medios de comunicación de masas, nuevas acciones a tiendas del territorio.

Las pérdidas diarias sólo en la tienda principal sumaban € 75.000 diarios aparte del incalculable daño a su imagen de marca. El viernes se hace una nueva manifestación solidaria mientras cientos de personas esperaban en la tienda para dificultar un posible desalojo.

La salida de la tienda ocupada, y ciertos hechos de los días posteriores, hicieron saltar la alerta ante una posible institucionalización de la huelga, lo que hubiera significado su muerte y el fin de las aspiraciones de los y las huelguistas. Desde la CGT rechazamos cualquier intento de uso partidista o desactivador, recordando el papel mitigador que siempre ha tenido la socialdemocracia en las luchas laborales.

Sin querer entrar en la forma de resolución del conflicto, hay que tomar nota de muchos aspectos de esta huelga: Es imposible unir colectivos precarios atomizados y combatir poderosas máquinas de trinchar derechos laborales? CCOO y UGT siempre tienen la clave de conflictos allí donde son mayoritarios?

Estas preguntas se respondieron y funcionar a nivel estatal relativamente bien. Ahora bien, hay que poner el acento en lo que hizo más potente la lucha en Cataluña respecto a otros territorios: socializar la solidaridad en conflictos laborales de forma activa.

La huelga se encuentra en un punto donde la multinacional, presionada por la fuerte lucha laboral y social, finalmente negocia con el comité de huelga. No es casual que uno de los principales puntos de debate en la mesa ha sido cómo evitar que el papel de CCOO y UGT no quedara desacreditado, aún más, con una mejora fruto de la lucha. Ya no engañan a nadie, no importa cómo lo intenten.

La dignidad de los trabajadores de Movistar sumada al compromiso del tejido social catalán es la clave que nos permitirá tomar la iniciativa en próximos conflictos. Y ganarles.

DOS AÑOS DESPUÉS, LOS EMPLEADOS DE LIBERBANK MÁS CERCA DE RECUPERAR EL DINERO DEL ERE

El Supremo fija para el 9 de julio el fallo sobre el recurso presentado por Liberbank contra el ERE anulado por la Audiencia Nacional.

Tras más de dos años de espera, los trabajadores de Liberbank podrían estar cerca de recuperar la parte del sueldo que el banco les recortó durante casi seis meses.

En concreto, el Tribunal Supremo ha decidido fijar para el próximo 9 de julio la fecha de votación y fallo sobre el recurso planteado por el banco contra la sentencia de la Audiencia Nacional que anulaba el expediente de regulación de empleo (ERE) de 2013.

Una decisión desfavorable podría suponer a la entidad surgida de la fusión de Cajastur (CCM), Caja Cantabria y Caja Extremadura tener que devolver hasta 67 millones de euros a sus empleados.

El 14 de noviembre de 2013, y estimando parcialmente la demanda presentada por CSI y STC-CIC, a la que se unieron CSICA, CSIF y APECASYC, la Audiencia Nacional decidió anular tanto el expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) acordado por Liberbank con UGT y CCOO el 25 de junio de ese mismo año, como el ERTE unilateral que había anunciado unas semanas antes el banco.

La Audiencia Nacional entendió que hubo “vulneración de la libertad sindical”, y condenó al banco a “reponer a los trabajadores en las condiciones anteriores a la aplicación de las medidas”.

Según los cálculos de los sindicatos que llevaron este ajuste laboral a los tribunales, el banco debería devolver a los empleados unos 67 millones de euros por las cantidades económicas detraídas. El propio banco cifró en unos 12.000 euros de media por cada empleado el coste de esta anulación.

No obstante, el banco decidió presentar un Recurso de Casación ante el Tribunal Supremo, que fue admitido a trámite en junio de 2014.

Los sindicatos demandantes se encuentran convencidos de que el Alto Tribunal también les dará la razón, al igual que la Audiencia Nacional, lo que obligaría ya a Liberbank a devolver a los empleados las cantidades retraídas, sin embargo el caso se ha demorado más de lo que habría gustado a los empleados, ya que en apenas diez días se cumplen dos años desde que se impuso el recorte.

Tras la anulación del ERE de verano, la dirección de Liberbank y los sindicatos UGT, CCOO y CSIF alcanzaron a finales de diciembre un nuevo acuerdo para aplicar un  ERE que supone una reducción de jornada y sueldo de la plantilla hasta el 30 de junio de 2017.

HUELGA EN ESTABLIMENTS VIENA DE MONTMELÓ LOS DÍAS 12, 13, 14, 17 Y 18 DE JUNIO POR EL DESPIDO DE 3 TRABAJADORES COINCIDIENDO CON GP MOTO 2015

Sección Sindical CGT Viena Montmeló

El Viena de Montmeló va a la huelga, coincidiendo con la Moto GP 2015

Por la inmediata reincorporación de los compañeros, despedidos por reivindicar derechos laborales

El fin de semana, día del Gran Premio de MotoGP 2015, inicia una huelga en el establecimiento Viena de Montmeló, por la reincorporación de nuestros compañeros Didac, José Ramón y Antonio, y por el apoyo a las reivindicaciones que ellos llevan adelante , reivindicaciones a las que la empresa no dio respuesta sino que incluso procedió al despido de quien legítimamente reclaman mejoras laborales colectivas.

Los compañeros están reclamando lo siguiente:

– Reestructuración de niveles: en el sistema de 6 niveles que tiene el convenio colectivo, que se pasen a nivel 4 a compañeras y compañeros que por antigüedad y mérito ya deberían haber cambiado del nivel 6.

– Incremento prima norma («sartén de beneficios»): que el fondo común diario a repartir entre trabajadores y trabajadoras, de un ridículo 1%, pase al 10%, algo razonable teniendo en cuenta los beneficios astronómicos que obtiene la empresa.

– Cambiar el día de paga: del 3 de cada mes, el último día laborable del mes, para afrontar las obligaciones económicas familiares de trabajadores con normalidad. En alguna ocasión, con un fin de semana largo por el medio, se llegó a cobrar un día 7.

– Movilidad estratégica: la empresa intenta desestructurar los grupos de trabajadores con afinidad de grupo, consolidada aún más en la lucha por sus legítimos derechos laborales. Lo hace por un lado despidiendo a los compañeros más activos, y por otro aplicando la «movilidad estratégica», repartiendo el resto entre diferentes establecimientos.

– Retorno de las antiguas tablas salariales: cuando la intención era unificar diferentes tablas salariales, la empresa aprovechó la oportunidad para unificar a la baja, obteniendo como resultado más beneficios a costa de los trabajadores y aumentado los grados de explotación.

Como siempre, las empresas manifiestan que fomentan «el trabajo en equipo», pero así que estos equipos adquieren conciencia y reclaman sus legítimos derechos laborales, entonces es otro cantar. Nuestros compañeros han conformado la sección sindical y han llevado adelante una lucha de reclamaciones en un sector con un empresariado acostumbrado a la explotación laboral, obtener beneficios extraordinarios a costa fundamentalmente de los trabajadores y trabajadoras, con horarios fluctuantes y el límite de la legalidad.

La empresa afirma en su web que para ofrecer un buen servicio hay que «nuestro personal se encuentre a gusto trabajando en Viena». Pues no lo están consiguiendo, porque la conciliación de la vida laboral y familiar ha llegado a extremos de exigencia para los trabajadores y trabajadoras del Viena, porque no se puede estar «a gusto» cuando se están pisando nuestros derechos y se hace oídos sordos a nuestros legítimos reclamos, y sobre todo y en primer lugar, no se puede estar a gusto cuando la respuesta de la empresa a los reclamos es la represión antisindical, despidiendo a los compañeros que plantean una legítima lucha reivindicativa.

La lucha de los compañeros y compañeras del Viena Montmeló es un ejemplo del camino a seguir, porque su reclamo de mejoras laborales debería extenderse al resto de establecimientos Viena, porque la explotación es la misma, y la respuesta a esta explotación es la solidaridad, la mejor arma que tenemos como clase trabajadora para defender nuestros derechos.

En la prepotencia empresarial del Viena, respondemos con una huelga que coincide con la celebración en Montmeló de la MotoGP 2015, evento internacional con gran afluencia de público, los días 12, 13 y 14 de junio.

Vamos a la huelga por la readmisión inmediata de nuestros compañeros Didac, José Ramón y Antonio, despedidos por luchar!

Vamos a la huelga por el reconocimiento de nuestras legítimas reivindicaciones y nuestros derechos laborales!

ENCIERRO DE LOS TRABAJADORES DE UNA PLANTA LIGADA A FLORENTINO PÉREZ

Los operarios exigen que la fábrica de Alumbres vuelva a funcionar tras dos expedientes de regulación temporal

La Guardia Civil echó a los operarios tras cinco horas encerrados

Los trabajadores de una planta de Alumbres dedicada al reciclaje de aceite usado se encerraron durante cinco horas en el interior de su fábrica para exigir que ésta vuelva a ponerse en marcha tras dos expedientes de regulación de empleo temporal (ERTE).

La empresa, denominada Sertego, es filial de la compañía Urbaser que, a su vez, pertenece a la constructora ACS, cuyo mayor accionista a día de hoy es Florentino Pérez, presidente del Real Madrid.

En total hay una veintena de empleados afectados por este ERTE que se inició antes del verano del año 2013. Según la compañía, el motivo de los cierres puntuales de la factoría se debe a falta de materia prima para su puesta en funcionamiento. Sertego tiene otras tres plantas en España funcionando con normalidad, situadas en Huelva, Madrid y Logroño.

Dos años con el cuerpo muerto

Uno de los operadores de planta afectados por esta situación afirmó tras el encierro que «Sertego nos dice que la factoría no es rentable porque sale más caro traer el aceite usado que importan desde Portugal o Francia hasta Cartagena que al resto de plantas». Mientras, el asalariado lamenta que «llevamos dos años con el cuerpo muerto en casa sin nada que hacer y solo nos han llamado para que trabajemos un par de meses, de febrero hasta mitad de abril».

Durante el tiempo que los operarios están sin trabajo la empresa les da una ayuda mensual que ronda los 200 euros, cifra que aumentaría ligeramente con la última propuesta de Sertego que han rechazado los empleados.

Además, cobran adicionalmente cada mes el correspondiente paro que se les acabará en agosto. Sin embargo, según el delegado sindical Juan Marín, «preferimos el despido y que nos paguen lo que corresponda -entre 10.000 y 20.000 euros- a la situación que vivimos y, así, cuando la empresa decida volver a abrir que nos llame para trabajar».

Marín también critica que «los motivos que Sertego expone para hacer el ERTE son únicamente por cuestiones logísticas, cuando la realidad es que se produce por temas económicos». Sobre ello, desde Sertego indican que «no se puede hacer esa operación ya que al ser trabajos cualificados es difícil encontrar a trabajadores preparados».

Por su parte, el responsable de área de la empresa Sertego, Santiago Carejero, anuncia que «tenemos un compromiso con los trabajadores de Cartagena y, de hecho, ya hemos recolocado a dos de ellos en otras plantas de la compañía».

Asimismo, Carejero explica que «los ERTE que nos han costado más dinero que hacer un ERE y liquidar la fábrica». Igualmente destaca que «no queremos que la gente pierda sus puestos de trabajo porque consideramos que la factoría puede ser rentable de aquí a un tiempo».

LA MAYORÍA DE LOS AFECTADOS DEL ERE DE 2013 DE LA BASE DE MORÓN OPTA POR LA INDEMNIZACIÓN

Después de que el Tribunal Supremo (TS) desestimase el recurso de casación promovido por el comité de empresa de los servicios civiles de la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla), contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que declara «no ajustado a derecho» el expediente de regulación de empleo (ERE) consumado en 2013 por Vinnell-Brown & Root Spain (VBR), entonces gestora de estos servicios, los 66 despedidos están citados para firmar sus «demandas individuales», lo que en la «mayoría de los casos» se traducirá en el cobro de la indemnización por despido improcedente.

En concreto, y según han informado a Europa Press fuentes del comité de empresa, los 66 trabajadores despedidos mediante el ERE consumado en 2013 por VBR están citados a las 09,00 horas de este martes en la sede provincial de UGT.

Una vez agotado el proceso relativo a la impugnación colectiva del ERE, los afectados deben firmar sus «demandas individuales», ya sea para continuar con las acciones legales o para liquidarlas mediante el cobro de la correspondiente indemnización por despido improcedente, pues no olvidemos que el ERE ha sido declarado no ajustado a derecho.

Fuentes del comité, en ese sentido, han explicado que «la mayoría» de los afectados ha decidido optar por el cobro de la indemnización.

La empresa estadounidense VBR acometió tres expedientes de regulación de empleo entre 2010 y 2014, consumando un total de 240 despidos entre los trabajadores españoles de la base.

Por lo que se refiere al ERE de 2013, un año en el que Estados Unidos decidió ampliar su presencia militar en la base de Morón con el despliegue de 500 infantes de marina y ocho aeronaves, VBR consumó el despido de 66 trabajadores con indemnizaciones de 20 días por año de servicio, el mínimo estipulado por la vigente regulación laboral.

UN ERE «NO AJUSTADO A DERECHO»

Los trabajadores afectados y el comité de empresa, presidido por UGT, impugnaron este despido colectivo, el segundo de los tres vividos en la base, y el TSJA, en una sentencia recogida por Europa Press, estimó parcialmente la demanda colectiva de los trabajadores despedidos y declaró «no ajustada a derecho la decisión extintiva».

La sentencia del TSJA da cuenta de que en mayo de 2013, la base acogió el despliegue «temporal» de 500 infantes de marina y ocho aeronaves, mientras en julio de aquel año las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos indicaron a VBR, como sociedad adjudicataria de la gestión de los servicios civiles de estas instalaciones, «su propósito de no dotar partida de gasto alguno para los 70 contratos calificados como de ‘retención’ a partir del 30 de septiembre de 2013, en el contexto de un dimensionamiento adecuado de la carga de trabajo a realizar», lo que finalmente se tradujo en los citados 66 despidos.

La sentencia señala en paralelo un informe que refleja la ausencia de «cambios que supongan disminución apreciable de la actividad a desarrollar en la comparativa entre las condiciones de contratación de 2009 y la actualidad, apreciándose por el contrario un incremento de tareas en determinados departamentos, como los de dirección y administración, transportes o control de material».

Al respecto, el tribunal señala que si bien la empresa alegaba para los despidos «la modificación de las condiciones de la prestación contractual», el citado informe «deniega básicamente la concurrencia de las causas productivas aducidas por la empresa».

El fallo, no obstante, descarta una vulneración de derechos fundamentales porque si bien los demandantes alegaban que la empresa había «preferido» consumar los despidos sobre empleados españoles en lugar de la plantilla estadounidense, el tribunal señala la «evidente desproporción favorable a los trabajadores españoles en relación al número total de empleados» de la base, considerando que no ha sido acreditada ninguna «conducta discriminatoria».

EL SUPREMO DESESTIMA EL RECURSO

Frente a esta sentencia del TSJA, que declara los despidos no ajustados a derecho pero no los anula, lo que deriva en que los afectados reciban mayores indemnizaciones por despido pero no recuperen sus puestos de empleo, el comité de empresa elevó al Tribunal Supremo (TS) un recurso de casación en el que solicita la nulidad del ERE en base a 13 motivos. Pero el Supremo ha descartado que la sentencia del TSJA haya incurrido en su sentencia inicial en un «error en la apreciación de la prueba», negando además que medie una «infracción de las normas del ordenamiento jurídico».

Principalmente, el Supremo descarta la vulneración alegada por los trabajadores en cuanto al principio de «no discriminación por razón de nacionalidad» que recoge la Constitución Española, dado que «no se ha acreditado (según el Supremo) que la empresa tenga la obligación de guardar proporcionalidad sobre el porcentaje de nacionales de uno u otro estado a despedir», toda vez que «además tampoco está acreditada la proporción que se alega».

En cuanto a la ausencia de «buena fe» negociadora durante el periodo de consultas que alegaban los trabajadores, el Supremo también descarta este extremo, señalando los «contenidos de las sucesivas decisiones» y avalando la sentencia del TSJA en la idea de que «la actuación empresarial pasó por la defensa de sus criterios, lo que no convierte inicialmente sus posturas en contrarias a la buena fe negociadora». Así, el Supremo desestima los 13 motivos alegados en el recurso de casación, descarta anular el ERE y avala la sentencia del TSJA que declara no ajustados a derecho los 66 despidos.

ADOLFO DOMÍNGUEZ: LOS SINDICATOS ASUMEN LOS 144 DESPIDOS Y SE CENTRAN EN LAS CONDICIONES

La negociación del expediente de regulación de empleo (ERE) de Adolfo Domínguez encara su recta final. A falta de tan solo una reunión de la mesa negociadora, los sindicatos han empezado a dar por hecho el despido de los 144 trabajadores de los centros de trabajo de San Cibrao das Viñas (Orense).

El objetivo ahora por parte sindical será la mejora de las condiciones, según han explicado representantes de los trabajadores a Modaes.es.

“El ERE responde a una reestructuración global de la manera de hacer las cosas y eliminar costes”, han apuntado estas mismas fuentes sindicales. “No tenía ningún sentido fabricar en Tailandia y hacer el control de calidad en Orense, ni tampoco lo tenía que los arreglos de una prenda vendida en Barcelona tuvieran que hacerse en Orense”, señalan.

Con esta operación, Adolfo Domínguez quiere trazar una estructura parecida a la de otros grupos de distribución similares y realizar el control de calidad y los acabados en origen. Por otro lado, la poca producción que la compañía realizaba todavía en la localidad orensana tenía como destino España, donde la empresa ha sufrido un fuerte descenso de las ventas.

El ERE planteado por Adolfo Domínguez se concentra en la unidad productiva. El 76% de los despidos afectan a las áreas de planchado, almacén, calidad, arreglos y prototipaje, que emplean a un total de 234 trabajadores. De éstos, el expediente impactará sobre 109 empleados. El resto de los trabajadores afectados por el ERE son del área administrativa.

Tras la última reunión de la mesa negociadora, los representantes sindicales organizaron las primeras manifestaciones de protesta contra el ERE en el centro de Orense. Los trabajadores pidieron la retirada del ERE y exigieron que no haya despidos, ni colectivos ni individuales, durante al menos seis años.

Por otro lado, la plantilla propuso llegar a acuerdos para un plan de prejubilaciones y bajas voluntarias, con 35 días de indemnización por año trabajado sin límite mensual. Las condiciones que ofrece la dirección de Adolfo Domínguez para los 144 despidos son de 25 días por año trabajado, con un  máximo de catorce mensualidades.

Adolfo Domínguez, que ha fichado al bufete de abogados Sagardoy para negociar el ERE, lleva años inmersa en un plan de reestructuración de su negocio para regresar a números negros. La compañía ha reducido su plantilla, ha recortado costes y ha echado el cierre a los puntos de venta no rentables.

Con una plantilla media de 1.518 trabajadores en 2014, la empresa finalizó el pasado ejercicio con unas pérdidas netas de 11,04 millones de euros, lo que supuso un incremento del 7,5% respecto al año anterior.  En 2014 (ejercicio cerrado el pasado 28 de febrero), Adolfo Domínguez alcanzó unas ventas de 121,54 millones de euros, con una reducción del 8,2% respecto a los 132,47 millones de euros de 2013.

EL JUZGADO DECLARA IMPROCEDENTES Y NULOS CINCO DESPIDOS DE ARCA

Europa Press – Alcalá de Guadaíra

El PP asegura que las reclamaciones de los trabajadores pasan por «el pago de fuertes indemnizaciones o readmisiones en la plantilla municipal» y que habrá más fallos desfavorables al Consistorio gobernado por Gutiérrez Limones.

Un juzgado ha declarado improcedentes y nulos cinco despidos ejecutados por el gobierno socialista de Antonio Gutiérrez Limones en la empresa municipal de gestión de la recaudación, ARCA.

En este sentido, el PP de Alcalá de Guadaíra ha lamentado las pésimas decisiones tomadas durante estos años por Gutiérrez Limones ya que, según dicen, «siempre nos acaban costando el dinero a todos los alcalareños». Las resoluciones de improcedencia y nulidad de los despidos que Gutiérrez Limones llevó a cabo cuando en 2014 «desmanteló el servicio de recaudación municipal», están empezando a llegar al Ayuntamiento.

Según el PP, las reclamaciones de los trabajadores de ARCA y que el juez les ha otorgado, pasan por «el pago de fuertes indemnizaciones o readmisiones en la plantilla municipal o en la empresa CGI subcontratada por el Ayuntamiento para la recaudación».

De momento, dicen que son cinco las resoluciones entre improcedencias y nulidades de despido las que han llegado desde el juzgado. Sin embargo, añaden, «fueron un total de 20 trabajadores los que fueron despedidos por la obstinación del entonces alcalde, Antonio Gutiérrez Limones».

Desde el PP sostienen que el resto de resoluciones «vendrán con casi toda seguridad en la misma línea». Es decir, «importantes sumas económicas a indemnizar, pudiendo llegar a alcanzar cerca de 1,5 millones de euros, a pagar de las arcas públicas por la negligencia del ejecutivo socialista».

El Partido Popular de Alcalá de Guadaíra ha recordado que «antes de que el Equipo de Gobierno desmantelara el servicio de recaudación y despidiera a los trabajadores», ofreció una solución que pasaba por «el consenso de todos los grupos de la oposición para municipalizar ARCA y gestionar la recaudación de forma eficiente».

En la misma línea subrayan que su propuesta se hizo «contando siempre con el personal que hasta la fecha había realizado el servicio, tanto por su experiencia y conocimiento como por el número suficiente de personal para el correcto funcionamiento del servicio de recaudación municipal».

«El personal proveniente de CGI sería adscrito a plaza pública de empleo cuya convocatoria sería ofertada progresivamente por medio de concurso oposición y, así, dar opción a todo aquel que pudiera estar interesado en optar a las plazas de empleo público municipal», subraya la presidenta del PP alcalareño, María del Carmen Rodríguez Hornillo.

Según los ‘populares’, su propuesta era «el paso apropiado de cara a que el Ayuntamiento asumiera plenamente el servicio de recaudación, pero sin que su funcionamiento llegara a verse afectado».

En este sentido, Rodríguez Hornillo ha afirmado que tanto para este caso en concreto «como para muchos de los problemas creados por la gestión de Gutiérrez Limones», «tenemos soluciones y tenemos proyectos, es fundamental empezar a trabajar porque hay mucho que arreglar».

EL NEGRO BALANCE DE LAS GRANDES MARCAS DESDE 2001: 8.600 DESPEDIDOS Y 41 PLANTAS CERRADAS

Grandes multinacionales extranjeras (Unilever, Nestlé, Danone, Mondélez) pero también empresas fabricantes españoles ‘de toda la vida’ (Puleva, Chupa-Chups, Leche Pascual) dieron marcha atrás en España durante los últimos 15 años, con despidos y cierres de fábricas.

Protestas contra el cierre de la fábrica de Huesitos en Zaragoza, propiedad de Mondélez

http://estatico.vozpopuli.com/imagenes/Noticias/7126E802-046C-ABA3-7854-18970A72E17C.jpg/resizeMod/1000/0/El-negro-balance-de-las-grandes-marcas-desde-2001–8-600-despedidos-y-41-plantas-cerradas.jpg

Las grandes marcas de producción alimentaria y droguería efectuaron un recorte de empleo sonoro entre 2001 y 2015, mucho antes incluso de que empezara la crisis económica y argumentando siempre criterios de eficiencia y mayor productividad.

Según datos recopilados por los sindicatos y a los que ha tenido acceso Vozpópuli, en los últimos tres lustros, estas grandes compañías despidieron a 8.653 personas, cerrando 41 plantas de producción en España. Se trata de datos en bruto, ya que el balance total no sería tan amplio. Por ejemplo, en 2014 hubo creación de empleo en el sector según el último informe de la Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB).

La palma en el cierre de plantas se la lleva Unilever, que en España comercializa 24 marcas, tan conocidas como Tulipán, Rexona, Frigo, AXE o Ligeresa. La multinacional angloholandesa despidió a 2.400 trabajadores desde 2001 hasta 2007, pasando de un plantilla de 4.000 a una plantilla de 1.600 en 2009.

Además, según los datos recopilados más del 70% de su producción se realiza ahora fuera de España. Entre 2001 y 2007 cerró 7 fábricas y en 2012 clausuró también su factoría de Aranjuez (Madrid), especializada en marcas como Skip y Mimosín.

Curiosamente, a la vez que la compañía anunciaba 20.000 despidos en todo el mundo en 2007 se embolsaba 2.280 millones netos sólo en un semestre.

GRAN PREOCUPACIÓN EN LAS 14 TIENDAS DE BODYBELL EN CASTILLA-LA MANCHA

Los sindicatos rechazan, por ahora, las condiciones que ofrece la empresa

Bodybell ha ofrecido a los 445 trabajadores afectados por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) una indemnización aplazada de 20 días por año trabajado con un máximo de doce mensualidades por las dificultades de tesorería que tiene el grupo.

«La empresa ha manifestado que dada la situación económica de la misma, su ofrecimiento se concretaba en los límites legales, pero que teniendo en cuenta las dificultades de tesorería tendrían que abonar la indemnización a plazos», han explicado desde los sindicatos, que han rechazado esta propuesta tanto por la cuantía como por la forma de abonarla.

Caída de las ventas

La compañía ha justificado el despido de los 445 trabajadores, el 21% de la plantilla, y el cierre de 54 tiendas por la caída de sus ventas entre el 4% y el 6% durante los últimos tres años, según los datos de la compañía.

Bodybell tiene abiertas 14 tiendas en Castilla-La Mancha y se encuentran, en mayor o menor medida, incluidas en este proceso de reestructuración de la cadena de perfumería.

Así, además de la reducción de las ventas, la empresa sustenta el ERE en otras causas productivas, como el descenso de en torno al 3% anual del sector de la distribución minorista de productos de belleza, con una caída más significativa, que ronda el 6%, en el canal especialista.

Sindicatos

CCOO ha rechazado el elevado número de despidos y el alto porcentaje de tiendas a las que se pretende echar el cierre, al tiempo que ha avisado de que no será posible alcanzar un acuerdo si se incluye «tan abultado» recorte y si se modifican las condiciones laborales de los trabajadores.

«Cuando CC.OO. preguntó a Bodybell por las indemnizaciones, la empresa reconoció que no sólo pretendía sacar tajada de la reforma laboral abonando la indemnización mínima que marca la ley, sino que también era su intención pagarla en varios plazos», ha señalado el sindicato.

Desde UGT, por su parte, han señalado que se ha solicitado a la compañía conocer las posibilidades de recolocación del empleo afectado por el cierre en las tiendas que permanecen abiertas, sin que la empresa nos haya concretado nada al respecto.

El sindicato también ha rechazado la propuesta de la empresa de ofrecer 20 días por año trabajado al considerarla «insuficiente». «Y desde luego no estamos en disposición de abordar un proceso que suponga el aplazamiento de su cobro», ha señalado UGT.

No descartan más medidas

Bodybell ha planteado el despido de 445 trabajadores, lo que supone el 21% de la plantilla, integrada por 2.077 empleados, aunque las medidas aplicadas por la compañía, incluidas las rescisiones de contratos, afectarán a un total de 1.000 trabajadores.

De los 445 despidos, la mayor parte, 302, se harán efectivos previsiblemente por el cierre de 54 tiendas, mientras que los 143 restantes serán consecuencia de la reorganización de otras 78 tiendas e incluirán además 52 despidos en oficinas centrales y otros 13 en el almacén de Leganés (Madrid).

La compañía, que cuenta con unas 320 perfumerías bajo las enseñas Bodybell y Juteco, ha presentado ya a los representantes de los trabajadores la documentación del procedimiento de despido colectivo por causas económicas, organizativas y productivas.

Además de los despidos, la empresa no descarta adoptar otras medidas como la reducción de costes salariales en personal de la central en una proporción del 10% para aquellos que estén por encima de convenio, así como medidas relacionadas con la movilidad funcional, geográfica, suspensión de contrato o reducción de jornada e inaplicación de convenio colectivo.

MAS NOTICIAS SOBRE LUCHAS OBRERAS — PULSA AQUÍ ->

http://www.lapirenaicadigital.es/SITIO/BOLETINLUCHAS.html

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS