Boletín de Luchas Obreras (10 de Agosto de 2016)

Publicidad

ÍNDICE:

  • LOS JÓVENES COBRAN UN 48% MENOS QUE LA MEDIA
  • ESPAÑA, ENTRE LOS PAÍSES DE LA OCDE CON MÁS PARO DE LARGA DURACIÓN
  • MÁS DE 700 EMPLEADOS DE ABENGOA, EN HUELGA POR EL ERTE Y EL IMPAGO DE LA EXTRA
  • POR LA READMISIÓN DE LA TRABAJADORA DESPEDIDA EN LOS SUPERMERCADOS CONSUM
  • LOS ÚLTIMOS CAMISAS ROJAS DE SANTA BÁRBARA: LA MUERTE DE LA MINERÍA LEONESA
  • CCOO CIFRA EN EL 100 POR 100 EL SEGUIMIENTO DE LA HUELGA EN EL MUSEO DEL EJÉRCITO
  • CAIXABANK PACTA CON LOS SINDICATOS MEDIDAS VOLUNTARIAS PARA AFRONTAR UN EXCEDENTE DE PLANTILLA
  • SOMOS, IU Y GANEMOS EXIGEN PARALIZAR LOS DESPIDOS EN LAS ESCUELAS INFANTILES
  • EL PRINCIPADO «MEDIA» PARA MANTENER LAS LÍNEAS DEL INSTITUTO TECNOLÓGICO DE LOS MATERIALES (ITMA) QUE SEAN «INTERESANTES»
  • SUPERMERCADOS DIA LE OBLIGA A TRABAJAR CON 20 PUNTOS EN LA PIERNA TRAS SER OPERADO DE VARICES

———————————————————————————

LOS JÓVENES COBRAN UN 48% MENOS QUE LA MEDIA

Antoni Fuentes – elperiodico.com

Encuesta del INE: El sueldo de los menores de 25 años es de 11.835 euros brutos al año

Los Salarios en España ->

http://estaticos.elperiodico.com/resources/jpg/0/9/salarios-1467137509690.jpg

El mercado laboral español está lleno de contrastes que se han agravado con la crisis.

Los colectivos más perjudicados son los jóvenes, las mujeres y los empleados con contratos temporales, según los datos de la Encuesta de Estructura Salarial publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los sueldos más bajos corresponden a los jóvenes menores de 25 años, con una media de 11.835,07 euros brutos al año y 982 euros al mes, lo que supone un 48,2% menos que el salario medio del país.

En cambio, los trabajadores más veteranos, de 55 a 59 años, percibieron una media de 27.360 euros, un 19,7% más que el promedio de retribución registrado por el sondeo del INE, que se refiere al 2014.

El referente para las retribuciones en el mercado laboral español son:

– por un lado, el salario medio, que ascendió a 22.858 euros

– por otro lado, el sueldo más frecuente, que fue de 16.490 euros al no tener en cuenta el efecto estadístico del colectivo reducido que tiene nóminas más altas.

LOS TEMPORALES COBRAN UN 36% MENOS QUE LOS FIJOS

Más contrastes.

El sueldo medio anual de los que tienen contrato temporal fue un 36,6% inferior al de los empleados fijos. Las retribuciones medias van de los 15.680 euros de los eventuales a los 24.746 euros de los que tienen contrato indefinido. El consuelo es que la brecha salarial entre temporales y fijos se mantiene estable en relación con el año anterior, según el INE.

La diferencia entre los ingresos de los hombres y de las mujeres persisten ya que las trabajadoras perciben una media del 76,7% de lo que cobran sus colegas masculinos, aunque el INE advierte de hay algunas variables como el tipo de contrato, de jornada, la antigüedad y el tipo de empleo que inciden en la retribución. Una vez depurados esos factores estadísticos, la diferencia a favor de los hombres en la ganancia ordinaria por hora trabajada fue del 13,3%.

VASCOS, MADRILEÑOS Y NAVARROS, LOS QUE MÁS COBRAN

Las desigualdades también son elevadas en la comparación por comunidades autónomas. Los trabajadores que, de media, cobran más son los de:

– el País Vasco (27.786 €)

– Madrid (26.570 €)

– Navarra (24.700 €)

– Catalunya (23.927 €)

En el extremo contrario se encuentran los empleados de:

– Extremadura (19.180 €)

– Canarias (19.436 €)

– Galicia (20.195 €)

Los que están muy por encima de la media salarial son los que ocupan puestos de dirección y gerencia, que cobraron casi un 130% más que el promedio del mercado laboral.

Los licenciados universitarios también salen mejor parados con un 55% más de ingresos.

ESPAÑA, ENTRE LOS PAÍSES DE LA OCDE CON MÁS PARO DE LARGA DURACIÓN

Europa Press

Más de la mitad de los desempleados en España (51,6%) lleva más de un año en el paro, porcentaje que le sitúa como el octavo país de la OCDE con más paro de larga duración, según un informe del Instituto de Estudios Económicos (IEE) a partir de datos de la OCDE cerrados a 2015.

En relación con 2007, el paro de larga duración en España se ha incrementado más de 30 puntos. Así, mientras que en 2007 uno de cada cinco desempleados lo era de larga duración, en 2015 esta proporción alcanzaba a más de la mitad.

Con datos de 2015 los países de la OCDE con más paro de larga duración son:

– Grecia: (73,1% sobre el total de desempleados)

– Eslovaquia (62,3%)

– Italia (58,9%)

– Irlanda (57,6%)

– Portugal (57,4%)

– Eslovenia (52,3%)

– Bélgica (51,7%), todos ellos por encima del porcentaje español.

Más de la mitad de los desempleados en España (51,6%) lleva más de un año en el paro

Con tasas de entre el 43% y el 48% se situaban República Checa, Hungría, Letonia, Francia, Alemania y Países Bajos, mientras que en la franja del 30% figuraban Polonia, Suiza, Estonia, Japón y Reino Unido.

En la banda del 20% al 30% aparecen Turquía, Australia, Finlandia, Dinamarca y Austria, mientras que los países que presentan los porcentajes más bajos de paro de larga duración dentro de la OCDE son:

– Israel (11,5%)

– Canadá (11,6%)

– Nueva Zelanda (13,2%)

– Suecia (17,6%)

– Estados Unidos (18,7%)

En el conjunto de países de la OCDE, la media de parados de larga duración sobre el total de desempleados se situó en 2015 en el 33,8%, cifra que se eleva hasta el 42,6% en el caso de los parados de más de 55 años.

MÁS DE 700 EMPLEADOS DE ABENGOA, EN HUELGA POR EL ERTE Y EL IMPAGO DE LA EXTRA

Europa Press –  Sevilla

Los trabajadores reivindicarán su situación de «incertidumbre» el jueves y viernes de 10:30 hasta el fin de la jornada laboral.

Los trabajadores de Abeinsa EPC, Abeinsa BD y Abengoa Research, empresas del grupo Abengoa, han convocado una huelga de dos días para protestar contra los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) planteados y por el impago de la paga extra de julio. Según el escrito remitido por los comités de empresa a la Delegación de Empleo de Sevilla, la huelga se iniciará los dos días desde las 10:30 hasta el fin de la jornada laboral.

Los paros afectarán a más de 700 empleados, en concreto a una plantilla de 387 trabajadores en el caso de Abeinsa EPC, 300 de Abeinsa BD y unos 100 de Abengoa Research, según han indicado fuentes sindicales.

Se ha vuelto a convocar una parada de 15 minutos, en señal de protesta por la falta de pago de la paga extra de julio y por el ERTE promovido por la empresa y por la «incertidumbre» de la situación. En el escrito remitido a la Delegación, el comité y los sindicatos insisten en su predisposición al diálogo de negociación sobre los aspectos reseñados en la consideración precedente. Asimismo ha quedado constituido un comité de huelga.

Abengoa ha planteado Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) en seis de sus empresas filiales, de 15 meses de duración en cada una de ellas, según han indicado fuentes sindicales, quienes han anunciado que acudirán al Sistema Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales (Sercla) para solventar el impago de las pagas extra al conjunto de la plantilla.

POR LA READMISIÓN DE LA TRABAJADORA DESPEDIDA EN LOS SUPERMERCADOS CONSUM

La empresa de supermercados CONSUM ha despedido recientemente a una de sus empleadas.

Desde CNT están luchando por la vulneración de derechos fundamentales de los trabajadores de Consum, una compañera con 16 años de antigüedad en la empresa al afiliarse al sindicato ha sido despedida por según ellos robar un paquete de galletas, sea empezado la lucha con piquetes, los cuales van a continuar hasta que Consum respete los derechos de los trabajadores.

La falsa propaganda de buen trato a sus trabajadores a los que obliga en algunos casos a ser cooperativistas forzadamente, enseñan que el cooperativismo en el capitalismo, es otra arma de sometimiento contra la clase trabajadora.

Por todo ello, hacemos un llamamiento a todas las organizaciones sindicales, a todos los y las sindicalistas y a apoyar a la compañera despedida, empezando por estar a su lado en las concentraciones de protesta que convoca su sindicato en las entradas de los supermercados Consum.

No podemos consentir que se despida impunemente a quienes pelean por los derechos de los trabajadores y trabajadoras. Hoy le ha tocado a ella, mañana puede ser cualquier otra persona que no comulgue con las ruedas de molino que nos imponen cada día quienes manejan la política y la economía de este país. Necesitamos muchas más personas sindicalistas honradas y luchadoras si queremos parar los pies a quienes nos explotan.

LOS ÚLTIMOS CAMISAS ROJAS DE SANTA BÁRBARA: LA MUERTE DE LA MINERÍA LEONESA

Hijos de Baldomero García S.A. era la única empresa sin ERE de León, en un sector que agoniza desde hace años.

“Dice un compadre mío una frase que es muy cierta: los mineros no ahorran para las vacaciones. Los mineros ahorran para estar preparados cuando llega la huelga”. Sergio Díaz Álvarez tiene 36 años, una hernia cervical, dos hernias lumbares, las dos muñecas operadas y principios de artrosis en las rodillas y en las caderas. “El médico me dice que me tengo que cuidar, que como siga así, a los cuarenta voy a tener la espalda como un viejo de ochenta años”.

Desde que entró en la minería, Sergio trabajó en tres empresas diferentes en la comarca de Villablino, localidad minera de pro, 60 kilómetros al norte de Ponferrada. Su padre y su abuelo lucharon toda su vida con picos, palas, detonadores y barrenos contra la piedra buscando ese oro negro que dinamizaba la zona. Como el resto de jóvenes en el valle, Sergio da continuidad a la estirpe. Es carbón, y no sangre, lo que corre por sus venas.

“Te crías desde la cuna con la minería”. Sergio se levantaba a las cuatro de la mañana, desayunaba fuerte le daba un beso a su chica y a sus hijos y se iba rápido para la mina. Era un trabajo duro, pero a él le gustaba. La luna aun no había desaparecido del cielo cuando cogía sus herramientas y se sumergía en una oscuridad todavía más profunda. No salía de allí hasta 9 o 10 horas después.

El esfuerzo tenía su contrapartida: un buen sueldo, más de 2.000 euros al mes, y la capacidad para mantener a su mujer y sus dos hijos, (“los guajes”, como él dice). Eran otros tiempos en el valle. Entonces, no solo el interior de las montañas era el que hacía temblar Villablino. También vibraba su gente, henchida de ganas de vida.

Esa época se advierte ya lejana, como un sueño que ya no se recuerda. El pueblo de Sergio lleva tiempo muriendo poco a poco. La puntilla llegó esta semana. Hijos de Baldomero García S. A., la última empresa minera de la zona que no había entrado en ERE, echaba el cierre y suspendía el contrato de los 40 trabajadores temporales y de los 20 fijos que le quedaban. Vilo, buen amigo de Sergio, es uno de ellos. Su mirada resignada es la de quien sabe y lamenta que la debacle del sector es irreversible.

El 17 de octubre de 1979 una explosión de gas grisú en la mina de Caboalles de Abajo provocó la tragedia. “Fueron once mineros los que se mataron. Y ese día nací yo”, murmura Omar García Álvarez, de Comisiones Obreras en Laciana. Su familia es arquetipo en la zona: “Mi padre fue minero antes que yo, y mi abuelo antes que él; y antes, mi bisabuelo”, expone con orgullo.

Esa herencia familiar tan arraigada es lo que ha hecho de la comarca de Villablino lo que es: un lugar en el que el carbón se convierte en único pan que llevarse a la boca. Sin él, nada les quedaba a sus habitantes. Y eso es precisamente lo que está ocurriendo. “Da mucha pena ver cómo está la comarca. Esto no es ni la sombra de lo que fue”.

Sergio, Omar y Vilo pasaron la mañana encabezando una protesta minera en el puerto de Avilés. Un cargamento de carbón importado iba a comenzar a distribuirse desde allí. Con ellos, 350 obreros de la empresa Astur Leonesa, que se encuentra en expediente de regulación de empleo desde el pasado mes de julio. No es la única protesta. El día 13 de junio, cuatro mineros de la empresa Hullera Vasco Leonesa se encerraron en el Pozo Aurelio, a 250 metros de profundidad, para protestar por el acuerdo de cierre de la zona explotada. Elías, Sócrates, Álvaro y Daniel permanecieron 19 días bajo tierra, dos de ellos en huelga de hambre.

A las tres y media de la tarde, los tres reposan sentados en la terraza de un bar en delante del ayuntamiento de Villablino. Acaban de llegar de Asturias. Tras la comida, apuran el licor café y el cigarro bajo un cielo gris metálico. Delante de ellos, tres gigantes de bronce negro, alzados sobre un podio de roca, elevan al cielo las piquetas por encima de sus cascos. La escultura, erguida en el corazón del pueblo, es el paradigma de sus habitantes, un emblema sacramental que habla de la región. La minería no se entiende sin Villablino y viceversa.

Por eso, el estado de decadencia de las minas les preocupa. Es una metáfora perfecta, no solo de las gentes del pueblo, sino también de un sector abandonado a su suerte. “La cuestión aquí es que tenemos la materia, tenemos la gente, pero no nos dejan sacarla”, subraya Sergio. “Si todas las toneladas de carbón que se queman en España fueran de carbón nacional, no daban abasto”, critica Omar. Esa tarde volverán a los rincones en los que empezaron su aventura bajo tierra hace años. Antaño humeantes y recias, las instalaciones mineras envejecen mal y sin cuidados paliativos, como una enorme bestia caduca de hierros y raíles comidos por el óxido.

MUERTE POR CARBÓN EXTRANJERO

El río Sil se abre paso entre los montes de Ponferrada justo antes de llegar a Villablino. En las pendientes que corta, los residuos del carbón sustituyen a la roca y a la arena. Un paisaje de montañas negras y verdes dan la bienvenida a una de las localidades más importantes de la minería española en los últimos treinta años. Hoy la región languidece.

La minería del carbón ha entrado en una espiral de abandono que se ha traducido en el declive de la mayoría de las empresas mineras del país. Tiempo atrás, la comarca de Laciana, casi en la frontera con Asturias, rebosaba vida por los cuatro costados. “Tenían que venir gallegos, caboverdianos, portugueses, asturianos…”. Hace 20 años había unas quince minas en la zona. Muchas de ellas se marchitan ahora a un lado y otro del valle.

Las localidades con yacimientos mineros han perdido 52.000 habitantes en las dos últimas décadas. Según los datos del INE, en la comarca de la Laciana vivían 15.628 personas en el año 1991. Allí, la Minero Siderúrgica de Ponferrada (MSP) no solo era la empresa más importante del valle. Se trataba de la principal empresa del sector a nivel europeo.

Con los cierres vino la inmigración. Ahora quedan 9509 personas viviendo en la comarca. “Desde la marcha negra de 2012 todo ha sido caída, caída, caída… Hasta que nos hemos quedado en el olvido”, lamenta el alcalde de Villablino, Mario Rivas López. Los bares, los comercios, todos los negocios de la región dependían, de una forma o de otra, del buen hacer de los mineros y de la buena marcha de sus actividades.

El corregidor lo sabe: la solución al problema es complicada, por no decir imposible. Según los datos de la Encuesta de Población Activa del año 2015, quedan 2.900 mineros en toda España. En 1987, 45.000 mineros trabajaban repartidos por toda la orografía española. La destrucción de puestos de trabajo ha castigado al sector de un modo fulminante. Tanto que ya solo son unos 500 los que resisten todavía en la comarca de la Laciana.

“El carbón que se quema en España se va a seguir quemando. Y los planes que se han hecho no han servido para revitalizar nada”, explica Rivas. Hace tres años el sector parecía ver la luz con el llamado “Plan del Carbón”. En un intento de revitalización, se garantizaba que un 7,5 % de la energía producida en España tendría que proceder del carbón nacional. Sin embargo, los datos de Comisiones Obreras lo sitúan ahora en menos del 3 %. Según el sindicato, las compañías producen cada vez menos, venden cada vez menos, y tienen a menos personas en plantilla que cuando se pretendió relanzar el sector con ese plan. Omar critica eso con dureza. “Desde aquí, a las grandes empresas se ofrece el carbón al mismo precio que el que compran de fuera. Y tampoco lo quieren”.

La jaula, como la llama Omar, es una plataforma de hierros, raíles, tornillos y cadenas situada en el centro de la hoy abandonada mina Calderón, antes explotada por la Minero Siderúrgica de Ponferrada y después por Astur Leonesa. Los trabajadores, subidos en la plataforma ascensor, se perdían en el descenso hasta las profundidades del yacimiento. Omar recuerda cuando su padre le llevó allí para que conociera por primera vez la mina. Años después Omar asistía a las asambleas obreras junto a sus compañeros de trabajo en esa misma sala. Un agua negra ocupa ahora el lugar por el que antes descendían los trabajadores. “Aquí trabajaba mi abuelo y mi padre, y después yo”, recuerda Omar mientras recorre los escombros con la mirada. “Yo aquí era feliz. Había mucho compañerismo, no había problemas… La gente venía a gusto a trabajar…”. A su lado, Sergio calla. Juntos caminan en silencio y observan.

Un manto de hojas secas, cristales rotos, y taquillas abiertas se apodera de los vestuarios. Muchos de los cascos y los monos de trabajo todavía siguen colgados de sus perchas, como esperando a que sus dueños vuelvan a por ellos. Pero hace años que no hay nadie. Solo los raíles oxidados, que recorren solitarios la mina hasta llegar a la entrada de la gruta, donde se pierden por encima del riachuelo que surge de la montaña. “Da una pena de la ostia ver todo así”, lamenta Sergio.

Pese al peligro que supone trabajar en una mina, los dos siempre han amado su trabajo. El esfuerzo físico y psicológico es enorme. Por ello, los obreros cuentan con un régimen especial: empiezan a jubilares a los 42 años. Las afecciones se producen en muchas partes distintas del cuerpo: los pulmones, afectados por los vapores; las articulaciones y la espalda, por el esfuerzo; las muñecas, por la taladradora…“A quienes nos critican en ese aspecto, les invito a que entren en la mina, a que pasen un día ahí dentro, con el peligro que conlleva”, desafía Sergio. Y una vez más el y Omar, amigos de la infancia, se pierden en el interior del túnel, ahora abandonado.

LA LUZ AL FINAL DEL TÚNEL

“¿Te imaginas que España entera dependiera de una empresa? ¿Y que esa empresa fuera a cierre? En proporción, es lo que ocurre aquí”, explica Omar. Un cierre “paulatino” es algo a lo que Sergio no se aparta. Pero lo que sí lamenta es que exista un doble discurso. “Los políticos nos venden que hay que cerrar las minas por la transición energética. Pero las grandes empresas se están trayendo ese mismo carbón desde fuera: colombiano, surafricano, chino, ruso… Nos venden cinco motos”.

Vilo se va a marchar del pueblo. Después de perder su trabajo, allí ya no le queda nada. “Intentaré buscarme algo de lo que sea. En el carbón ya se ve que es imposible”. También la familia de Sergio depende de su trabajo en un sector cuya llama se está extinguiendo. “Mi mujer y mis hijos dependen absolutamente de esto. Si no sigo en la mina, quizás también me tenga que ir de aquí”.

En Villablino las camisas rojas de los mineros solo esperan un milagro de Santa Bárbara, su patrona. Así las cosas, ya solo ella podría conseguir que el carbón volviera a brotar de la montaña. Ya solo ella podría recuperar la riqueza del valle. Ya solo ella obraría el milagro de que los mineros volviesen a entrar de madrugada en las minas para salir, horas después, cansados y contentos de regresar a casa con el rostro teñido de negro.

CCOO CIFRA EN EL 100 POR 100 EL SEGUIMIENTO DE LA HUELGA EN EL MUSEO DEL EJÉRCITO

EFE

http://www.encastillalamancha.es/archive/images/20160806174943_TNOEYU.jpg

El sindicato CCOO ha informado de que todos los conserjes del Museo del Ejército de Toledo han secundado la huelga indefinida que han comenzado para exigir a la empresa adjudicataria, Proman Servicios Generales S.L, que les pague las tres nóminas que les debe.

Asimismo, demandan que cumpla con el compromiso que adquirió ante la Inspección de Trabajo el pasado mes de abril de regularizar el abono de los salarios.

Con una pancarta en la que se podía leer «Conserjes del Museo del Ejército en huelga. ¡No cobramos! Proman, fuera de Defensa ¡ya!», los trabajadores han realizado un paro de dos horas de duración desde las 12 a las 14 horas, cuando hay mayor afluencia de visitantes en el Museo.

La huelga se mantendrá los fines de semana sucesivos y cada sábado y domingo los trabajadores realizarán paros de dos horas ante la puerta del Museo.

Comisiones Obreras y los conserjes piden al Ministerio de Defensa la rescisión con carácter urgente del contrato a la empresa Proman, pues desde que esta se hizo con la adjudicación del servicio de conserjería del Museo del Ejército han sido numerosos los conflictos laborales que se han ido sucediendo y reiterados los impagos de salario.

CAIXABANK PACTA CON LOS SINDICATOS MEDIDAS VOLUNTARIAS PARA AFRONTAR UN EXCEDENTE DE PLANTILLA

Barcelona (Europa Press)

CaixaBank ha acordado con los sindicatos CC.OO. y SECPB un plan laboral, con fecha de 29 de julio, que contempla diferentes medidas voluntarias para afrontar un excedente de personal tras las adquisiciones de otras entidades en los últimos años, han explicado a Europa Press fuentes de la entidad.

La compañía ha subrayado que se trata de medidas voluntarias y exclusivas para \»algunas zonas puntuales\», e incluyen recolocaciones en empresas del grupo, excedencias por un periodo de tres años, extinciones de contrato de empleados a partir de 55 años con pago mensual hasta los 63 años y salidas incentivadas.

Asimismo, podrán acogerse a las mismas medidas la plantilla desplazada de su zona de origen tras los diversos procesos de integración de entidades.

Según fuentes sindicales, el número de trabajadores excedentarios asciende a 1.119 personas, de las que la mitad son de Madrid (361) y Sevilla (244) por las integraciones de Barclays y Banca Cívica, y les siguen de Valencia (87) y Navarra (74), un extremo que la entidad no confirma, ya que asegura que el número dependerá de los voluntarios que se acojan a las diferentes medidas.

Entre las medidas voluntarias figura la recolocación a otras empresas del grupo y, según cifras sindicales, CaixaBank ofrece hasta 305 puestos en total, de los que 250 son en la empresa GDS Cusa (150 en Madrid y 100 en Sevilla), 50 en Consumer Finance en Madrid y cinco en la Fundación Bancaria La Caixa en Sevilla.

Los trabajadores que opten por esta opción recibirán, además del nuevo puesto de trabajo, 35 días por año trabajado con un máximo de 24 mensualidades más una prima por antigüedad en función de los años trabajadores (entre 10.000 y 20.000 euros).

La segunda medida son bajas voluntarias –para trabajadores con un mínimo de seis años de antigüedad– con una indemnización de 45 días con un máximo de 36 mensualidades, además de una prima por antigüedad de entre 25.000 y 60.000 euros en función de los años trabajados.

También se ofrecen excedencias incentivadas de tres o cinco años, con una compensación del 30% del salario, y salidas voluntarias con una renta mensual hasta los 63 años para los trabajadores nacidos entre 1959 y 1962, con un porcentaje del salario entre el 70% y el 66% dependiendo de la edad, más una prima de antigüedad entre 5.000 y 9.000 euros.

SALIDA EL 31 DE OCTUBRE.

Los trabajadores que quieran adherirse a cualquiera de estas medidas voluntarias deberán solicitarlo durante la primera quincena de septiembre y la fecha de salida será el 31 de octubre.

La entidad también ha alcanzado un acuerdo con los representantes sindicales para ampliar el número de oficinas A, que están diseñadas para mejorar la experiencia personal del asesoramiento financiero y cuentan con un horario más amplio –con apertura por la tarde–, pasando de las 15 actuales a 33.

SOMOS, IU Y GANEMOS EXIGEN PARALIZAR LOS DESPIDOS EN LAS ESCUELAS INFANTILES

Avilés (EFE)

Los grupos municipales de Somos Avilés, IU y Ganemos han hecho una apuesta «clara» para defender la educación pública y los puestos de trabajo y por ello, exigen a la alcaldesa de la ciudad, Mariví Monteserín «que paralice de forma inmediata los despidos y se comprometa con la educación de 0 a 3».

Somos, IU y Ganemos advierten de que «si la alcaldesa no hace nada, los despidos serán efectivos a mediados de semana».

Denuncian que, a pesar de las declaraciones del consejero de Educación, Genaro Alonso, el Gobierno Local de Avilés sigue adelante con los recortes inicialmente propuestos por la Consejería.

Aseguran que si la voluntad política del Gobierno Local, del PSOE, no cambia, a finales de la semana tres trabajadoras de Avilés estarán despedidas y será el primer Ayuntamiento en formalizar los despidos.

Somos, IU y Ganemos creen que desde el Ayuntamiento se han hecho las alegaciones a las propuestas presentadas por la Consejería pero, sin embargo, no se está trabajando en la paralización de los despidos de las trabajadoras.

Denuncian, además, que desde el equipo de gobierno se les pone «muchos impedimentos» para trasladarles la información y poder acceder a la misma, «demostrando, una vez más, la tónica de este gobierno de hacer caso omiso a la oposición e impedir realizar su trabajo».

EL PRINCIPADO «MEDIA» PARA MANTENER LAS LÍNEAS DEL INSTITUTO TECNOLÓGICO DE LOS MATERIALES (ITMA) QUE SEAN «INTERESANTES»

Avilés

El Gobierno del Principado asegura que ejerce de mediador entre el Instituto Tecnológico de los Materiales (ITMA), el Centro de Investigación en Nanomateriales (CINN) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) «para tratar de alcanzar una solución que permita mantener en Asturias la líneas de trabajo que demuestren interés para la región».

Así lo afirma el consejero de Empleo, Industria Turismo, Francisco Blanco, en respuesta a una pregunta planteada en la Junta General del Principado por Gaspar Llamazares, portavoz de Izquierda Unida.

En ella, formula que «las sentencias judiciales dan de nuevo la razón a los trabajadores frente a la dirección de la Fundación ITMA. Esta vez ha sido la Sala de lo Social del Tribunal superior de Justicia de Asturias, que ha declarado nulo el despido del investigador del centro Luis José Andrés».

A partir de ahí, IU pregunta «qué gestiones está desarrollando o piensa desarrollar el gobierno para garantizar el futuro de la línea de investigación y la estabilidad laboral de los investigadores de la Fundación ITMA» y «qué resultado ha obtenido el gobierno de su gestión para la constitución de una unidad mixta ITMA/CINN para el mantenimiento del área de Fotónica, sus líneas de investigación y su personal».

El juzgado de lo Social Número 1 de Avilés declaró el pasado febrero «improcedente» el despido de Luis Andrés, uno de los tres investigadores del Centro de la Acero que a lo largo del pasado año fueron despedidos por la Fundación ITMA aduciendo razones económicas y organizativas.

La sentencia, ratificada en segunda instancia, señala que no existen esas razones y cita diferentes argumentos, como un patrimonio de cuatro millones de euros en diferentes cuentas. Otros dos despidos están pendientes de resolución judicial.

Apenas unos días después la Fundación ITMA aseguraba que los despidos respondían a «medidas laborales necesarias para garantizar a medio y largo plazo la vialidad del Instituto Tecnológico de Materiales», por lo que se reafirmó «en las decisiones adoptadas en el ámbito privado de sus competencias».

Con anterioridad, la Junta General del Principado había aprobado una declaración que reclama la readmisión de los investigadores despedidos en la Fundación ITMA, que aludió a su condición de «entidad privada». La resolución salió adelante con los votos de todos los partidos, salvo el rechazo de Ciudadanos y la abstención de Foro Asturias.

En su respuesta a IU, Blanco afirma que el Gobierno del Principado, «en calidad de patrono del ITMA (ostenta un tercio) y en su papel de velar por la investigación en la región y el buen funcionamiento de los centros, se ha reunido en tres ocasiones en los últimos meses con los integrantes del grupo de fotónica y ha pedido a la dirección del ITMA que redoble los esfuerzos para lograr acuerdos».

SUPERMERCADOS DIA LE OBLIGA A TRABAJAR CON 20 PUNTOS EN LA PIERNA TRAS SER OPERADO DE VARICES

José Manuel y Aurora, trabajador y ex empleada, cuentan su versión sobre el acoso laboral que han sufrido por parte de los responsables de varios establecimientos de la cadena.

José Manuel estudillo y Aurora Van Echelpoel, trabajador y ex empleada de supermercados DIA, cuentan el acoso laboral al que han sido sometidos por los responsables de sus respectivos establecimientos.

Le obligaron a trabajar como reponedor con 20 puntos en la pierna y un vendaje compresivo, le modifican el horario “para castigarle” por haberse operado de varices bajo prescripción médica, recibe presiones para que sustituya la imagen de sus perfiles en las redes sociales por el de la marca de la cadena… Como consecuencia de todo esto, José Manuel Estudillo, portuense de 30 años, desde 2006 trabajador del Maxi DIA, ubicado en El Puerto —frente a El Paseo— se encuentra de baja laboral desde el 7 de junio. Diagnóstico del psiquiatra: trastorno adaptativo por acoso laboral. Este medio se ha puesto en contacto con la cadena para conocer su versión de los hechos, pero no ha obtenido respuesta.

El caso de este joven no es el único que supuestamente tiene lugar en la famosa cadena de supermercados. Según el sindicato CNT, hay detectados otros cuatro casos más correspondientes a diferentes establecimientos de la provincia, aunque los afectados temen dar la cara por miedo. “Es una situación cotidiana, cualquier trabajador del DIA puede decir que es lo habitual», asegura Francisco José Cuevas Noa, secretario local de CNT. Por ello desde el sindicato han iniciado el lunes 8 de julio una campaña de denuncia de casos de acoso laboral por los responsables de los supermercados DIA.

En 2007 José Manuel ya era un empleado fijo de la plantilla. Todo marchaba bien hasta 2011. “Me salieron unas varices y tenía que operarme, entonces me dicen que no debo operarme, que lo debería hacer en vacaciones”, cuenta. Lo que no se imaginaba es que le acarrearía consecuencias tan graves. Recibió el alta de la mutua a las tres semanas de ser operado. “Me dicen que le van a poner en caja o en otro puesto que no me afecte”.

Pero no fue así. Aún con 20 puntos en la pierna izquierda, le asignan las tareas de reponedor, «me dijeron que me buscara la vida», y además le redujeron las horas de contrato de 40 a 30, pero le exigían el mismo trabajo. “Les dije que si hacía el trabajo de 40, que me pagaran las horas de 40 horas, y vino el jefe de Sevilla y para decirme que estaba muy mal asesorado por el sindicato, que si quería que dejara el trabajo y respondí que no, que yo quería continuar”.

Le amonestaron porque había disminuido su trabajo voluntariamente. “Respondí que era por mi enfermedad, no podía rendir como antes, ni como el resto”. Según el portuense, quisieron bajarle el cargo, le enviaron a una supuesta compañera que en realidad le investigaba, trabajaba más horas de las estipuladas y también le hicieron responsable de la frutería. “Evidentemente, si tienes más tareas, no rindes igual; Me decían el horario la noche antes. Si me tenía que dar patadas en el culo, me las daba. Te tiene que dar tiempo, me decían”.

Lo peor vino después cuando debió operarse de la pierna derecha en enero de 2016 y le vuelven a insistir en que la intervención debería ser durante sus vacaciones. Le llaman por teléfono incluso de camino al quirófano y cada miércoles durante las seis semanas que estuvo de baja. Ante la presión, llegó a enviarle la foto de la pierna. A su vuelta, le modificaban el horario para que no pudiera descansar, le presionaron para que cambiara de aspecto, y la imagen de los perfiles en redes sociales. “Me llaman cuando estoy dormido, me dicen que cambie la foto y que después siga durmiendo”. Hasta que ya no pudo más. Le dio un ataque de ansiedad y desde entonces se encuentra de baja. “El psiquiatra dice que los cambios de turnos, de compañeros, el no tener un horario fijo… es una bomba de relojería; sufro insomnio crónico, a nivel personal me afectaba porque todo eran discusiones con mi pareja”. Hoy sigue con medicación.

El suyo es uno de los casos que trabaja la CNT. El sindicato comprueba la información de los especialistas y los trabajadores afectados, y el abogado prepara un informe y se interponen denuncias por acoso si procede. Pero no es el único caso de acoso laboral denunciado por trabajadores de esta cadena de supermercados. Aurora Van Echelpoel, afincada en Jerez, se formó en el DIA de la Asunción en 2007 y luego la pasaron al establecimiento ubicado en la avenida de Puertas del Sur. Ella tuvo que trabajar cuando aún no se había recuperado de una fractura en el pie producida por una caída mientras trabajaba. “Me hicieron firmar un papel: que yo pedía bajar a 24, me dijeron que si no ya sabía. Viendo que mi situación familiar era mala y lo firmé. Me incorporé colocando el pie sobre la caja fuerte —ubicada debajo de la caja registradora—, decían que estaba apta para trabajar”.

Aurora deja claro que es imposible hacer lo que te piden en el tiempo establecido y que ordenaban a los empleados tareas para humillarles. Me presionaban con la niña porque me decían que me tendrían que cambiar de turno. Y se lo cambiaron. “¿Quién iba a cuidar a mi hija de seis años, sola?. Tuve que enseñar a mi hija abrir la puerta, a cerrarla, a utilizar el microondas y calentarse la comida…”. Y por supuesto, tenía miedo de que Asuntos Sociales la apartaran de su lado por no poder cuidarla. Llegó a trabajar con tendinitis en la mano.

Finalmente, en 2014, se dio de baja por una fractura en el pie. Mes y medio después le enviaron la notificación de despido por baja productividad. “Ese es el motivo estrella de despido en DIA”, apostilla José Manuel. Cuando el sindicato contactó con el supermercado y mencionaron el despido de Aurora, la empresa respondió directamente con una sola palabra: «improcedente». “Sentí que me quitaba un gran peso de los hombros. No he podido cuidar en condiciones a mi hija durante varios años, aunque ella me dice que soy una súper mamá”.

NOTICIAS SOBRE LUCHAS OBRERAS — PULSA AQUÍ ->

http://www.lapirenaicadigital.es/SITIO/BOLETINLUCHAS.html

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More