Black Ops, ¿Algo más que un juego?

Como todo videojuego hecho en Estados Unidos, no deja de ser en muchos aspectos una americanada. En el caso de los GTA que también generan mucha controversia ponen en evidencia la sociedad norteamericana y las miserias del capitalismo, sobre todo en el GTA IV. En el caso de los Call of Duty, el 2 y el 5 fueron bastante buenos con los comunistas a pesar de ser una americanada, de hecho por fin se nos mostró vencedores de la II Guerra Mundial y sonó el himno soviético mientras izábamos la bandera en la misión final sobre el Reichstag, hasta ahora los americanos siempre se habían mostrado como los grandes vencedores, no contaban con la verdadera victoria, la victoria soviética, de la que los comunistas con todas nuestras diferencias nos sentimos tremendamente orgullosos.

En los Modern Warfare se mostraba un conflicto en una visión futurista donde aparecían unos antagonistas que bien podrían asemejarse a Al-Qaeda y a los nacionalbolcheviques, esa nueva tendencia extraña que mezcla el ideal socialista con el ideal fascista y con una pizca de locura extraña, característico por ejemplo del antagonista de Modern Warfare 3: Vladimir Makarov.

En este caso, el Black Ops trata de la Guerra Fría (Gracias a Dios los americanos siguen perdiendo la Guerra de Vietnam) y nos sitúa en el contexto ficticio sobre la base histórica de la misma. En esta historia irreal, Mason es un agente de la CIA que participó en la Invasión de Playa Girón, en el asesinato de Kennedy y en la Guerra de Vietnam, también nos muestra al protagonista de Call of Duty: World at War. El resumen de la historia es que todo se centra en descubrir de donde salen unos números en forma de señales para unas supuestas células durmientes del antagonista del juego Nikita Dragovich que bien podría ser Jruschev que tenían como objetivo destruir el bloque occidental con un gas letal ficticio llamado Nova 6 creado por un científico nazi. De hecho en esa misión, el Sargento Soviético al mando del Ejército Rojo en la caída del Reichstag es traicionado por este tal Dragovich y su pelotón es utilizado como conejillo de indias para probar los efectos del gas. ¿Un comunista aliado con un científico nazi y traicionando a sus leales camaradas? un poco raro ese comunista, valdría también de antagonista para un videojuego hecho en la URSS, pero lógicamente los americanos crean una historia ficticia ambientada en una real para quedar ellos como los salvadores y el resto como los que atentan contra ellos, en un videojuego hecho por nosotros pasaría igual solo que en nuestro caso se ajustaría más a la realidad seguramente.&nbsp

Cubadebate ha criticado la primera misión en la que se asesina a Fidel. Tras la misión vemos que el asesinado era un doble y que Fidel está vivo, y tras derrotar a los invasores, nos entrega al tal Dragovich que nos lleva a un gulag. Quitando esas controversias, el juego la verdad que por lo que he visto mezcla un poco de todo, de hecho luego puedes ver en un mod a Fidel combatiendo junto a Kennedy. Por otra parte hay que analizarlo partiendo de la premisa que es una historia ficitica, que al final aunque en el global del juego salen bien parados, en las misiones que perdieron siguen perdiendo y siguen mal parados, con lo cuál creo que debemos agradecer por ese punto que no cambien la historia real por mucha ficción que metan. Por otra parte comprendo las críticas de Cubadebate debido a la guerra que mantiene aún Estados Unidos contra el pueblo de Cuba, como por todos es sabido y los cientos de intentos de asesinato que se han perpetrado contra el camarada Fidel, pero no deja de ser un juego, si bien es cierto, que no es lo mismo que lo juegue un niño cubano a que lo juegue un niño americano. Seguramente el cubano lejos de criticar o no criticar disfrutaría del juego mientras jugase y cuando le apagase seguiría haciendo su vida normal y seguiría siendo socialista, en cambio el americano disfrutaría del juego mientras jugase pero luego seguramente acabaría alistándose en los marines para recrear las misiones trepidantes de las que es muy facil salir bien parado en una videoconsola pero bastante jodido en la vida real, y sino que se lo digan a los camaradas soviéticos caídos en guerra.

En fin, los juegos juegos son, Fidel de hecho ni se ha pronunciado y por otra parte creo que hay cosas más importantes que una historia ficticia como Black Ops, como por ejemplo las historias reales, la realidad mundial, las advertencias de Fidel sobre el tema de las sanciones a Irán, el hundimiento del Cheonan por parte de los americanos para provocar tensiones entre las dos Coreas. Ese si que es un tema para preocuparse y para alarmarse y tomar cartas en el asunto, un tema real y que podría traernos consecuencias más fatales que ese gas ficticio Nova 6. Cada uno que tenga su punto de vista, yo juego a los juegos pero son juegos, en la vida real no hay juego alguno, hay que tener los pies en la tierra. Yo no voy a dejar de ser socialista por jugar a un determinado juego, en cambio puedo dejar de estar vivo si los americanos siguen jugando con nuestros destinos. Eso si que me preocupa.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS