Berlusconi tiene respuestas «humanistas» frente a la tragedia del terremoto en Italia

De recorrida en uno de los campos de refugiados, organizados ante el terremoto que dejó hasta el momento casi 270 muertos, más de mil heridos (cien de ellos muy graves) &nbsp y 28 mil evacuados,&nbsp Berlusconi subrayó que la situación es «provisional» pero consideró que los afectados deberían «tomarse esto como un camping de fin de semana».

Esyo ha generado indignación entre las personas afectadas, muchas de las cuales han perdido familiares y han quedado sin nada, quines declararon » sería bueno&nbsp que el primer ministro italiano&nbsp experimente él mismo lo que es no tener un techo sobre su cabeza»

Ayer, Berlusconi también les había propuesto a&nbsp los damnificados del terremoto que se han quedado sin casa a ir a pasar unos días al mar, donde numerosos hoteles se han mostrado dispuestos a acoger a los desalojados.

«Id hacia la costa, es Pascua, tomaos unos días, que pagamos nosotros», dijo&nbsp mientras visitaba uno de los campamentos que han sido levantados por la Protección Civil en la zona de la tragedia.

El primer ministro estrechó la mano de los numerosos damnificados que se han quedado sin casa y están esperando a que el Estado solucione su situación. «Tranquilizaos, nosotros nos encargamos del inventario de las casas dañadas y vosotros vais a reposar a la costa. El Estado está cerca de vosotros», insistió.

Uno de los temas que dijo preocuparlo fundamentalmente, acorde a su estilo, es la posibilidad de saqueos&nbsp que puedan producirse entre el caos en el que ha quedado sumida la región de Los Abruzos tras los seísmos, que aún la sacuden, y prometió la introducción en el código italiano de un «nuevo tipo de delito penal» contra quienes lleven a cabo este tipo de acciones.

&nbsp «Registramos en estos días una fuerte preocupación por parte de la población por operaciones de saqueo en las casas que han quedado abandonadas. Por eso, ayer por la tarde, con el ministro (de Justicia, Angelino) Alfano, hemos decidido crear este nuevo delito, que no sabemos aún qué nombre tendrá», dijo el primer ministro.

«De todos modos -añadió-, puedo anunciar ya desde ahora que las penas serán muy duras».

Las réplicas mantienen en vilo a las cerca de 28.000 personas que, según Berlusconi, se han quedado sin casa por los movimientos telúricos y a las que las autoridades italianas han ido recolocando en hoteles cercanos.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS