Batalla por la educación: gobierno y sus aliados yerran el palo al gato

UNA VICTORIA&nbsp a lo Pirro (*) fue la que obtuvo el duopolio en esta larga medición de fuerzas por el tema “educación pública”. Ganó la batalla legislativa, pero quedó sin aire para la guerra política-económica-gremial que se avecina el año 2012, pues al defender con dientes y muelas su amor mesiánico por el dinero, el gobierno –con el indesmentible apoyo de gran parte de la Concertación- decidió tirar toda la carne a la parrilla en su desmedido afán de no concederle razón a los movimientos sociales.

Si el análisis de lo acaecido en la discusión del presupuesto –y en especial en la partida correspondiente a Educación- se realiza sin apasionamientos ni sectarismos, necesariamente se llegará a la conclusión de que el gobierno y la oposición concertacionista forman parte del mismo negocio, pues son compadres en el boliche politiquero y socios en la componenda financiera y económica con la que expolian a las mayorías ciudadanas. De ello no hay ya duda alguna.

Sobre este punto algunos articulistas llevan más de una década denunciando la existencia de una especie de sociedad económica-política-financiera entre dirigentes de la Alianza y de la Concertación, asunto que les significó vivir duros años en los que fueron ninguneados por la cáfila de periodistas dependientes del mundo político-parlamentario con epítetos tan manidos como ‘locos’, ‘comunistas’, ‘resentidos’, ‘ignorantes’ y otros de similar calibre.

Sin embargo, transcurrido un lapso prudencial –en este caso más de una década- esos articulistas ven hoy que sus análisis y opiniones han cobrado forma haciendo corteza en la delgada piel de la sociedad civil. &nbsp Fueron verdaderos ‘adelantados’ que preconizaron con éxito el desarrollo de los acontecimientos políticos en lo que es principal, pues nadie duda ya respecto a la existencia de una sociedad de intereses económicos-financieros conformada por destacados miembros de los dos bloques partidistas más importantes del país, quienes han estructurado un&nbsp duopolio gobernante de sólida estructura neoliberal.

Y es precisamente esa sociedad la que se satisfizo&nbsp a primera hora cuando el Congreso aprobó el proyecto educacional enviado por el gobierno; pero, días más tarde, las dos principales federaciones estudiantiles universitarias –FEUC y FECH- derrotaron sin apelación a los contingentes de la derecha y la Concertación, incluyendo al ultrista grupúsculo del gremialismo que esperaba reverdecer viejos laureles en la Pontificia Universidad Católica. Contrariamente a lo que deseaban los mandamases de los dos bloques del duopolio, las federaciones estudiantiles se inclinaron más hacia la izquierda abandonando el centro (UC) y el oficialismo binominal (Universidad de Chile), sumándose a las dirigencias ya existentes en la USACH, Valparaíso y&nbsp Concepción.

En este panorama (nada halagüeño para sus intereses), el gobierno está a la espera del comportamiento político que deberá desarrollar próximamente Gabriel Boric, presidente de la FECH, pues no resulta desconocida la intención de La Moneda en cuanto a tirar redes para atrapar a un representante estudiantil que pareciera inexperto pero que, a juzgar por sus primeras declaraciones, bien podría resultar indigesto a los ‘coroneles y carcamales’ que revolotean por el palacio gubernamental… tanto como a los aun mayordomiles dirigentes concertacionistas que siguen ostracisados en sus propios errores y titubeos.

En definitiva, el gobierno no ha ganado esta guerra, ni tampoco se encuentra próximo a una victoria definitiva. El 2012 es un año electoral, por lo que movilizaciones, protestas y paros adquirirán relevancia mayor en el escenario político. En La Moneda subyacen delicados líos inter pares, y si ellos se mantienen durante el ‘segundo tiempo’ anunciado por Piñera, es un hecho de la causa que el naciente Movimiento Ciudadano irá creciendo y estableciendo en la agenda del gobierno sus propias exigencias y propuestas.

Para el gobierno y la derecha lo fundamental de aquí en más será evitar que la nueva CONFECH junto a la FEUC, la USACH y la CONADES, logren atraer la participación activa de otros actores sociales como sindicatos, gremios y confederaciones varias…asunto que por cierto tiene serios visos de concreción.

Por ello, hasta este momento, la ‘petite victoire’ gubernamental en materias educacionales podría transformarse el año 2012 realmente en un triunfo a lo Pirro.

(*) PIRRO: rey y general griego de la zona de Epiro, que en el siglo III A.C. luchó contra Roma defendiendo la ciudad de Tarento. Derrotó a los romanos en las batallas de Heraclea y Asculum, pero quedó casi sin soldados y sin naves, lo que permitió a Roma recuperar muy pronto el sur de Italia y expulsar a Pirro de la península. De ahí nació el dicho “victoria a lo Pirro, o Pírrica”.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS