Basta de agresión contra el pueblo venezolano

Alberto Fernández que apunta a una política exterior continuista del gobierno de Mauricio Macri

Desde la Secretaria de Trabajadores Migrantes y Refugiados – UTEP queremos hacer público nuestro rechazo a la posición del gobierno argentino que encabeza el presidente Alberto Fernández que apunta a una política exterior continuista del gobierno de Mauricio Macri.

El pasado martes 6 de octubre en Ginebra, Suiza, se celebró la 45° sesión del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU). La delegación argentina encabezada por el embajador en la ONU, Federico Villegas Beltrán, y por instrucciones de su canciller Felipe Solá, votó la resolución que insta a Venezuela a atender las denuncias sobre las violaciones de derechos humanos que se equiparan a delitos de lesa humanidad. La declaración alerta sobre la grave situación de violación a los derechos humanos en Venezuela y propone que la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, continúe por dos años más en su misión de revisión de la crisis venezolana. También exige elecciones libres e independientes en Venezuela, cuando el propio gobierno venezolano ha pedido a países y organismos internacionales que acudan a acompañar nuevamente las próximas elecciones legislativas.

El gobierno argentino pudo abstenerse en la votación o votar negativamente ante un informe sesgado y alejado en ciertos puntos del contexto de bloqueo y saqueo contra Venezuela por parte del imperio estadounidense. Michelle Bachelet en ese informe no da cuenta de la guerra interna que han creado sectores de oposición y que ha cobrado la vida de cientos de venezolanos por pensar diferente. No da cuenta del bloqueo criminal que ejerce el gobierno de los Estados Unidos que en consecuencia deja desarmada a Venezuela en cuanto a importación de medicinas y alimentos. No da cuenta del saqueo contra la empresa venezolana de petróleo PDVSA y su filial en Estado Unidos, CITGO, ni el robo del oro venezolano en Inglaterra, empresas y recursos para la inversión en salud, educación y vivienda entre otros. No da cuenta de los niños y niñas que han fallecido o están en condiciones críticas de salud por las medidas coercitivas impuestas por los Estados Unidos y sus aliados opositores en Venezuela como Juan Guaido, que usurparon la Fundación Simón Bolívar y han dejado sin efectos los convenios para financiar tratamientos médicos de alta complejidad en otros países como la propia Argentina.

Argentina ha votado en bloque con el Grupo de Lima, el cual fue creado para boicotear en la región al gobierno venezolano. Cancillería argentina votó, en bloque también, junto al Grupo de Contacto Internacional para Venezuela en el cual están incluidos países que saquean a Venezuela y que han participado del bloqueo. Argentina votó al lado de la estrategia diplomática de Donald Trump. México por lo menos fue más digno y coherente en su política exterior al abstenerse de votar la resolución. La resolución es la punta de lanza para que sigan los ataques contra Venezuela en medio de un proceso electoral para renovar el poder legislativo. Hay que recordar que tanto el Grupo de Lima como los Estados Unidos y la Unión Europea han usado el tema de los derechos humanos para intervenir en la soberanía de Venezuela, lo que se discutía en la ONU no era solamente avalar o no un informe sino la intromisión extranjera en asuntos venezolanos. Sobre la actuación del Estado venezolano en ciertos casos de violaciones de derechos humanos ya se ha venido trabajando en conjunto gobierno de Venezuela con la Alta Comisionada y su equipo.

Parece ser que Argentina, el Grupo de Lima, la Unión Europea, la ONU, la OEA y los Estados Unidos sólo ven lo que les conviene pues no son nada coherentes cuando se trata del tema de los derechos humanos y de procesos electorales, veamos: en Bolivia hay una dictadura actualmente producto de un golpe de Estado frente a las narices de todos estos países y organismos internacionales en el cual se han violado los derechos humanos de las y los hermanos bolivianos y donde peligran las próximas elecciones, con exiliados y presos políticos, además de prohibición de voto a sus ciudadanos en el exterior; en Colombia se asesinan todos los días dirigentes sociales, defensores de los derechos humanos, campesinos y comuneros, además de mantener zonas bajo el dominio del paramilitarismo lo que ha ocasionado una de las mayores migraciones de América y el mundo y de peticionantes de refugio por ser perseguidos políticos; Chile ejerce desde el Estado una política represiva a través de sus fuerzas de seguridad contra el pueblo que protesta las medidas neoliberales del gobierno de Piñera; en Paraguay el Estado asesina niñas que luego las presenta como guerrilleras; en Estados Unidos el racismo y la xenofobia forma parte de una política del Estado y sus fuerzas represivas actúan contra los migrantes y el pueblo afrodescendiente; en estos casos, entre otros tantos, los países aliados del imperio norteamericano y los organismos internacionales son hipócritas e inoperantes.

Nosotros siempre estaremos en la acera al lado del pueblo, somos antiimperialistas y defendemos en todo momento la autodeterminación de los pueblos. No hay paz en la región hasta tanto no se acabe el bloqueo contra países hermanos como Cuba y Venezuela.

¡La patria grande se defiende!

¡Venezuela se respeta!

¡Somos migrantes y refugiados/as construyendo Patria Grande!

#VenezuelaSeRespeta

Secretaría de Trabajadores Migrantes y Refugiados – UTEP
Pedro Echague 1265, Constitución, CABA, Argentina.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS