Barcelona: Un ‘hostel’ acaba con el Centro Social Okupado La Gordíssima de San Andrés de Palomar

La mañana del jueves día 25, los Mossos culminaron el desalojo de este CSO, tras tres intentos previos. Por la noche, un centenar de vecinas se concentraron para protestar contra el cierre de un espacio que ha acogido numerosas actividades en el barrio.

Con las primeras luces del 25 de junio, cuando no había ninguna de las residentes de la vivienda, un dispositivo de los Mossos hizo efectivo el desalojo del Centro Social Okupado La Gordíssima. Era el cuarto y definitivo intento de desalojo de este emblemático espacio liberado de San Andrés de Palomar, en Barcelona. Nacida hace más de seis años, La Gordi (nombre con el que era conocido popularmente en el barrio y entre el movimiento okupa de la capital catalana el centro social) ha sido la sede de numerosos proyectos autogestionados y, a la vez, ha acogido las actividades de diversos colectivos que utilizaban el espacio para difundir y financiar o, simplemente, como lugar de reunión, para hacer pases de documentales, charlas, presentaciones, talleres, etc. Entre las diferentes iniciativas que encontraron cobijo en el CSO La Gordíssima, hay que contar muchas de las actividades que han impulsado colectivos como el Punto de Encuentro de Afectados y Afectadas por la Crisis (PTAC), el Ateneo Libertario del Palomar, la bastonera de San Andrés, Salud entre todas, varios grupos de teatro, el taller de ajedrez y, incluso, una pequeña fábrica de cerveza artesana. El proceso de gentrificación que hace décadas que sufre la ciudad de Barcelona ha acabado pasando por encima de La Gordi. Una gentrificación que, en el caso del pueblo de San Andrés, se ha personificado en el hostel para turistas que se proyecta construir en el inmueble donde, hasta ahora, había este centro social.

Los numerosos intentos de desalojo que ha sufrido La Gordíssima han acabado dejando huella en las activistas que dinamizaban este espacio. Sólo este año, han sufrido hasta tres intentos de desalojo. Unas tentativas que han sido confrontadas y paradas, pero que también han generado un desgaste que, finalmente, no pudo contrarrestar la última amenaza, tal como reconocen fuentes de la asamblea que dinamizaba este espacio liberado. El mismo 25 de junio por la noche, un centenar largo de vecinas y personas solidarias con La Gordi se concentraron en la puerta de la sede del distrito de la plaza Orfila y cubrieron el trayecto que hay hasta la calle Gordi, donde se ubicaba el CSO. Entre las asistentes, había mucha gente joven, pero también muchas activistas veteranos de los movimientos sociales del barrio, que gritaban consignas contra la especulación y el turismo. Después de un parlamento donde se ha reivindicado «una ciudad para los habitantes y no para los turistas» y de una acción que ha consistido en pintar el símbolo de la okupación en el suelo, delante de la puerta del CSO, se ha desconvocado la protesta.

IMAGEN DE PORTADA:  Ahir al vespre, un centenar llarg de veïnes es van concentrar a la porta de la seu del districte de la plaça Orfila i van cobrir el trajecte que hi ha fins al carrer Gordi, on s’ubicava el CSO – Sergi Pujolar

https://directa.cat/actualitat/un-hostel-acaba-amb-centre-social-okupat-gordissima-de-sant-andreu-de-palomar

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS