Barcelona: Ni mossos ni especuladores se atreven a desalojar la Rimaia

Se ha identificado a una de las personas del colectivo al azar y la dotación policial y los propietarios del local se han retirado de la zona, sin desalojar el edificio. Uno de los miembros del colectivo está ya en el juzgado, para iniciar los trámites legales que permitan al colectivo bloquear todo intento de desalojo, aunque ya sabemos por experiencia que ésto último es orientativo por no decir anecdótico para el cuerpo de lacayos del capital.

Los agentes de la fuerza capitalista continuan sin ir correctamente identificados, impidiendo así las posibles acciones legales de los ciudadanos ante la represión que ejercen de manera reiterada en actos de manifestación social. Ninguno de ellos, ni hoy ni ayer, tenían visible su número de placa.

En Catalunya la impunidad de la policía se convierte en tradición nacional a los ojos de todos y c on la clara voluntad de perjudicar al conseller d’interior a quien nunca han respetado por su supuesto caracter suave, a la hora de tratar las concentraciones ciudadanas. Menos mal que es "d’esquerres de debó"…


Una dotación de los mossos (el más valiente del pelotón contrasocial) ha entrado en los bajos de la Rimaia, el colectivo se dispone a resistir pacíficamente contra la brutalidad policial.

Según fuentes presenciales, el nuevo emplazamiento de la Rimaia, Universitat lliure, está nuevamente en peligro, después de la okupación que se hizo aprovechando la movilización de condena aldesalojo del edificio de la calle Casanova. Unos 35 activistas se encuentran en el interior del edificio dispuestos a resistir pacíficamente y evitar que la policía se haga con el edificio.

4 coches de la guàrdia urbana de Barcelona 2 motos y las presumibles dotaciones que se encuentran escondidas&nbsp vuelven a formar un dispositivo policial desproporcinado y destinado a amedrentar y criminalizar a un colectivo que ya ayer recibió porrazos por parte de las fuerzas de la la "ley y el orden".

Parece ser que los propietarios a través de una empresa de seguridad privada quieren tomar los bajos del edificio, en una maniobra insólita propia de una comedia de serie B, ante la atenta mirada de la fuerza pública. Se habla de aproximadamente 6 miembros de la seguridad privada que intentarán, supuestamente, entrar en los bajos abandonados del edificio.

Todavía no hay gente en el exterior dando apoyo a los resistente, pero ya se ha echo un llamamiento y se espera que en pocos minutos se pueda contar con 200 personas en el exteriror de Gran vía 550 (metro Urgell).

Seguiremos informando.

Kaos. Represión y criminalización.


Informació del col·lectiu:

[Ara mateix] Assetjament immobiliari i policial a la reocupada La Rimaia&nbsp [Gran Via, 550]

[15 agents dels mossos d’esquadra, 15 operaris de la immobiliària
i 5 representants de la finca es concentren davant la nova Rimaia des de fa 30 minuts]

Benvolguts, benvolgudes

Com sabreu, en el decurs de la manifestació de protesta pel desallotjament de la Universitat Lliure La Rimaia de Barcelona, ahir al vespre es va ocupar un nou edifici buit a la Gran Via de les Corts Catalanes, 550.

Des de fa 30 minuts, però, 15 agents dels Mossos d’Esquadra, 15 operaris de la immobiliària i cinc representants de la immobiliària es concentren davant les portes de l’edifici, per la qual cos es tem per una intervenció policial immediata.


¡La Rimaia abre de nuevo sus puertas en Gran Via 550!. Un desalojo otra okupación! Un golpe a la okupación significa otro golpe a la especulación. La represión no podrá con nosotros!&nbsp

Tras el desalojo de la Universidad libre en la calle Casanova, el movimiento autogestionario vuelve a sacudirle en las narices al sistema filofascista del tocho, la pasta facil y la corrupción a golpe de especulación. Otro espacio vacio que se llenará de vida y nuevos proyectos.

Según fuentes presenciales existe un dispositivo todavía mas amplio de policía del que había en la manifestación en solidaridad con el desalojo. Hay al rededor de unas 250 personas en el interior del edificio dando apoyo a la okupación en un ambiente festivo aunque tenso por la presencia policial.

Kaos. Represión y criminalización


Ciudadanos se concentraron este martes en Barcelona para protestar contra el desalojo del espacio social "La Rimaia". La protesta se realizó a las 20h en el Mercat de Sant Antoni y reunió alrededor de un centenar de personas. A la zona acudieron dos coches de la Guardia Urbana, que se situaron a unos metros de los manifestantes.

El acto se clausuró con la lectura de un manifiesto en el que se defendió la función social del centro desalojado y se denunciaron los procedimientos . En el escrito se advirtió que según la legislación vigente, "La Rimaia" no constaba jurídicamente como Casa Okupada. Además, también se acusó al Ayuntamiento y a la policía de posicionarse a favor de los más poderosos, de los intereses privados, haciendo referencia a entidades bancarias y empresas que tienen intereses económicos en la ciudad.

El desalojo de "La Rimaia" se produjo el mismo martes a las ocho de la mañana, cuando efectivos de los mossos d’esquadra irrumpieron en el local, situado en calle Casanova número 17 y obligaron a los miembros del colectivo autogestionario a abandonar el centro social. Los mismos miembros denunciaron que los efectivos policiales no les dejaron terminar de recoger todos los libros de la biblioteca.

El espacio social se había constituido como un proyecto de cultura popular de barrio. Contaba con una biblioteca popular con más de 2.500 libros, se realizaban cursos de electricidad, clases de catalán, actividades infantiles y talleres de bellas artes entre otros.

"La Rimaia" era un punto de reunión de numerosos grupos sociales y organizaciones que luchan para cambiar el orden establecido.

Oriol Sabata / LibreRed.net


Avui a les 8.30 de la tarda ha començat una marxa pel barri de Sant Antoni per denunciar la situació esperpèntica que s’ha donat aquesta tarda, en dessallotjar la Rimaia amb una política de fets consumats que no respecta ni les seves propies normes.

Mal acompanyades per un conjunt de 4 dotacions motoritzades, 3 cotxes de la guàrdia urbana de Barcelona i 4 lleteres dels mercenaris de la conselleria d’interior, la manifestació ha transcorregut pels carrers del barri de manera pacifica però sense dexar de mostrar a les veïnes la ràbia d’un jovent que proposava amb fets un canvi en l’educació al nostre pais. Moltes d’aquestes veines han mostrat la seva solidaritat aplaudint al pas de la manifestació que ha anat desde l’antic mercat de Sant Antoni fins a la niversitat lliure la Rimaia donant un tomb pel barri.&nbsp

A la porta de l’edifici dessallotjat s’ha llegit el manifest i s’han penjat cartells que recorden a les persones que allà es preparaven per a un futur millor, estudiant català, electricitat o simplement gaudien d’una biblioteca oberta a tothom.

Crits com: "la Rimaia es queda al barri" o&nbsp "qui sembra desgràcia recull la ràbia" han estat una constant davant l’atenta mirada de diferents agents disfressats de civils.

Això no acaba aquí… ens veiem molt aviat en un altre edifici que ens permeti continuar amb els nostres somnis.

Kaos. Criminalització i repressió

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS