[Barcelona] El amianto se extiende en el Metro: dos trabajadoras más afectadas

Publicidad

El drama del amianto, por ahora, solo había mostrado la punta del iceberg. O eso parece. Hace unos días el comité de empresa de metro denunció que un extrabajador de ese servicio había muerto a causa de un cáncer relacionado con el amianto. Este sábado, en pleno debate sobre la huelga durante el Mobile World Congress (MWC), sale a la luz la noticia de que dos trabajadoras del suburbano –una conductora y otra encargada de la atención a los usuarios en las estaciones– sufren afectaciones en su pleura por el amianto.

Se suman así a la veintena de trabajadores del Metro de Barcelona que padecen alteraciones pleurales por haber estado expuestos al amianto. «Son la demostración de que no solo son los trabajadores que han estado directamente expuestos al amianto los afectados, sino que también los hay indirectos, ambientales», ha detallado el portavoz del Col·lectiu Independent del Metro (CIM), David Vázquez, en declaraciones a Efe.

¿AFECTA A LOS USUARIOS?

«¿Quién niega ahora que la exposición pueda afectar a los usuarios? Porque los nuevos informes dejan claro de forma irrefutable que la afectación por amianto puede ser directa e indirecta», ha lanzado de forma acusatoria. «La realidad nos da en la cara y, por desgracia, es una muestra palpable e irrefutable de que teníamos razón cuando alertábamos de que todos estamos expuestos al amianto», ha lamentado Vázquez.

En este sentido, el representante sindical ha criticado que la empresa Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB), competencia del Ayuntamiento, «no informe de estos hechos y los siga ocultando, porque han sido las compañeras quienes nos lo han hecho saber, después de unas pruebas médicas hechas por el personal del instituto que contrata la misma empresa».

TMB LO NIEGA TODO 

Tras la noticia, la dirección de TMB ha negado que haya agentes de atención al cliente o conductores del Metro afectados y ha denunciado la «campaña de desinformación» iniciada por los sindicatos sobre esta cuestión. Luego la dirección ha reiterado que las condiciones ambientales de la red de Metro son seguras para los usuarios y los trabajadores y que las mediciones ambientales que se han hecho en los últimos años «siempre han dado valores por debajo de los límites marcados por la normativa ambiental, que es más exigente que la laboral».

La tensión entre los trabajadores y TMB se puede cortar con un cuchillo. Este viernes, tras una última reunión de urgencia para ver si acercaban posturas, confirmaron la huelga durante el Mobile. Entre los días 25 y 28 de febrero habrá servicios mínimos: durante las horas punta funcionará al 50 %, mientras que en el resto de franjas horarias, los servicios mínimos serán del 30 %.

EL AYUNTAMINENTO REACCIONA TARDE

El Ayuntamiento de Barcelona, consciente del caos que comportará esta huelga durante la cita a la que asisten más de 100.000 congresistas, ha puesto el grito en el cielo. La teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad de Barcelona, Janet Sanz, ha llamado a la negociación con los sindicatos este lunes –in extremis– para que se desconvoque la huelga de Metro por la presencia de amianto.

Así, ha concretado que volverán a convocar a los sindicatos a través de la Conselleria de Trabajo de la Generalitat, y ha hecho hincapié en la proposición aprobada por unanimidad en el Pleno del Ayuntamiento este viernes para la retirada de infraestructuras con amianto. Sin embargo, con estos dos nuevos casos de afectaciones por el amianto, la convocatoria de huelga parece afianzarse.

enlace

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More