Báñez obvia el déficit de más de 15.000 millones y asegura que las «cuentas» de la Seguridad Social son «buenas»

Publicidad

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha mandado un mensaje de tranquilidad al asegurar que las pensiones “están garantizadas a medio y largo plazo” y haciendo hincapié en que “tenemos un sistema público de pensiones fuerte, sostenible y más preparado para los retos del futuro que la gran mayoría de los países de nuestro entorno”.

Báñez se ha pronunciado así durante su comparecencia esta mañana en la Comisión de Seguimiento y Evaluación de los Acuerdos del Pacto de Toledo, donde ha explicado que el deterioro de las cuentas de la Seguridad Social en los últimos años ha venido provocado principalmente por la destrucción “masiva” de empleo. Tanto es así, según la ministra, que “casi el 70% del deterioro neto de la salud financiera del sistema entre 2008 y 2013 se debe exclusivamente a la reducción de ingresos por la destrucción de empleo, ha sido por la destrucción masiva de más de tres millones de empleos».

Asimismo, -continúa Báñez- ha aumentado el compromiso de gasto y el número de pensionistas gracias a la prolongación de la esperanza de vida, factores que también influyen en el saldo negativo del sistema. No obstante, la ministra incidió en que la situación ha mejorado: mientras en 2011, por cada nueva pensión que se sumaba al sistema se destruían tres empleos; ahora, por cada nueva pensión se crean siete empleos. “Se han recuperado 1,6 millones de afiliados, la mitad de los destruidos” durante la crisis, destacó Báñez.

Al margen de esta sensible recuperación, la ministra advirtió de los retos a los que se enfrenta el sistema en los próximos años debido principalmente al progresivo envejecimiento de la población. Así, ha recordado que, según el INE, el número de personas mayores de 65 años aumentara de 8,5 millones de ahora a 16 millones en 2050. Este incremento, según Báñez, se debe a que la generación del ‘baby boom’llegará a la edad de jubilación. En este sentido, apuntó que una vez superado ese año, la incidencia de esta generación desaparecerá y la proporción de jubilados irá a menos: “Es un periodo largo, pero limitado”.

Por ello, hay que preparar el sistema para afrontar el desafío, con medidas que permitan garantizar el sistema, según Báñez. Entre ellas, citó la compatibilidad voluntaria del empleo y el 100% de la pensión, porque “reforzaría las oportunidad de las personas y de nuestro país para competir en el futuro”. “Limitar la vida activa de millones de personas no tiene sentido, es ir contra la libertad individual y el progreso social”, sentenció.

Agencias

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More