Balas de goma y gases lacrimógenos contra los sanitarios franceses en París

Publicidad

El martes 16 de junio del 2020 desfilaban en las calles de Paris (Francia) los enfermeros, médicos y todos los que trabajan en los hospitales públicos para reclamar más medios, más puestos y un aumento de salario.

Hace un par de semanas, el presidente Emmanuel Macron aseguró que les daría una medalla a todos por el riesgo y el trabajo durante la crisis del covid-19. Pero, como se pudo leer en las pancartas de la manifestación, “no queremos medallas, queremos dinero” dicen los trabajadores de la salud publica.

En Francia, muchos sanitarios se enfermaron de covid-19. Las condiciones de trabajo en el momento del pico de la epidemia eran fatales: faltaban mascarillas y equipos de protección individual. Los trabajadores de la salud tuvieron que vestirse hasta con bolsas de basura para poder atender a los enfermos.

Ayer, 16 de junio, los manifestantes se concentraron a la una de la tarde en frente del Ministerio de Salud. Estaban presentes los sindicatos pero gran también cantidad de gente no afiliada y simpatizantes. Las autoridades dicen que habían 18.000 personas.

El trayecto de la marcha era muy corto. Tras 20 minutos caminando, la masa de manifestantes llegó al descampado de l’Esplanade des Invalides. La policía bloqueó todos los accesos a la esplanada. En ese momento, algunos de los manifestantes quisieron llegar hasta la Asamblea Nacional, pero la policía les cerró el acceso. Comenzaron a tirar gases a los manifestantes. En ese contexto, empezaron los enfrentamientos. Los Street Medics, voluntarios que asisten con primeros auxilios a los manifestantes y eventualmente a la policía, tuvieron que intervenir ante el lanzamiento de balas de goma por parte de la policía.

En l’Esplanade des Invalides, las autoridades detuvieron a 32 personas. Una de ellas es una enfermera de 55 años aquejada de asma. Ese arresto fue filmado y difundido masivamente por las redes sociales cuestionando una vez más los métodos violentos de la policía francesa.

Los medios de comunicación masivos han hablado de “anarquistas infiltrados” pero la realidad es diferente. En este momento en Francia, hay una rabia generalizada en contra de la institución policial debido a su violencia, aceptada por el gobierno e impune por parte de la justicia. Varias marchas en contra de las violencias policiales han tenido lugar en varias ciudades de Francia en los días anteriores.

 

El Salto

 

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More