Bahía de Cádiz: La retirada militar de EEUU de Alemania podría favorecer la ampliación de la base de Rota

La medida se enmarca dentro de la decisión de Donald Trump de hacer que “los europeos paguen por su seguridad”

Publicidad

La medida se enmarca dentro de la decisión de Donald Trump de hacer que “los europeos paguen por su seguridad”. Una máxima que ha repetido en cada cumbre de la OTAN desde que llegó al poder. Desde el cambio de juego geopolítico de Europa a Asia, la pretensión estadounidense ha pasado por hacer ver a los socios europeos que deberían comenzar a pensar en su propia defensa. Un argumento reforzado por la evidencia de que siempre es Washington el que corre con la gran factura de la protección europea.

En términos presupuestarios, la retirada de casi un tercio de las tropas americanas supondrá una reducción significativa de los 480 millones anuales que cuesta su presencia en Alemania. Una cifra que, casi en su totalidad, sufraga la Administración estadounidense. Desde el punto de vista táctico, como era de esperar, la alarma se ha encendido en gran parte de las capitales de Europa oriental. Este movimiento no ha pasado desapercibido para el International Centre for Defence and Security con sede en Estonia.

Estados Unidos tendrá ahora que reconfigurar su presencia militar en Europa. Si arriesga en confiar parte de la defensa oriental en efectivos propios europeos, tendrá opciones para reforzar el flanco sur y es precisamente aquí donde entra en juego Andalucía y, concretamente, Rota. Ya en febrero el general Tod Daniel Wolters -mando de las fuerzas militares norteamericanas en Europa ante el Comité de Servicios Militares del Senado- indicó que añadiendo 2 destructores a los que ya están en la base gaditana se “fortalecería” su compromiso con los aliados y socios europeos y africanos.

La situación de la base es una de las más estratégicas para Estados Unidos. Es el elemento que permite apoyar las misiones imperialistas en el Sahel y el centro de África. Además, hace posible poder mantener los compromisos estadounienses adquiridos con el Estado español, la UE y la OTAN y es el escudo de lanza para gran parte de las misiones internacionales en Oriente Medio. Su impacto local pasa por sus gigantescas dimensiones que ocupan ya una cuarta parte del término municipal.

Al margen de la OTAN, el tratado bilateral entre el Estado español y EEUU está sujeto a una posible y nunca debatida ampliación. El actual marco regulatorio expira en mayo de 2021 y, en cualquier caso, necesitaría de una revisión para al menos contemplar la sustitución de los actuales destructores que prestan el servicio por otros más modernos y la flota de helicópteros que lleva acompañada. Debido a la situación política y legislativa este trámite parlamentario se obvió, pero la llegada de nuevos efectivos a España procedentes de Alemania necesitaría del paso inexcusable por el Congreso.

La retirada estadounidense es una clara señal de advertencia a los socios europeos: o a partir de ahora se implican presupuestariamente o la mayor potencia militar mundial comenzará a replantearse sus prioridades sobre el continente. Europa no parece ser, precisamente, una de ellas, pero África, y de rebote Andalucía y Rota, sí.

Con toda probabilidad y de hacerse efectiva la intención americana, asistiremos a una competición abierta entre los gobiernos lacayos del Estado español e italiano para hacerse con las capacidades militares estadounidenses. Nápoles, sede de la VI flota, también puede aspirar a la candidatura, aunque el acercamiento del Gobierno de Conte a Rusia y el creciente euroescepticismo italiano jugarían en contra de esta opción.

Fuente: www.lainformacion.com

Bahía de Cádiz: La retirada militar de EEUU de Alemania podría favorecer la ampliación de la base de Rota

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More